Anuncios

Qué es la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison (también conocida como insuficiencia suprarrenal primaria o hipoadrenalismo) es un trastorno poco frecuente de las glándulas suprarrenales. Este trastorno hormonal afecta a aproximadamente 1 de cada 100.000 personas

Las glándulas suprarrenales son dos glándulas pequeñas que se sientan en la parte superior de los riñones. Producen las hormonas esenciales cortisol y aldosterona.

Anuncios

En la enfermedad de Addison, la glándula suprarrenal está dañada, y no produce suficiente cortisol y aldosterona. Por esta razón, la enfermedad se denomina a veces insuficiencia suprarrenal crónica, o hipocortisolismo.

Los primeros síntomas son similares a otros trastornos de salud comunes como la depresión o la gripe.

Causas de la enfermedad de Addison

Una de las causas puede ser un trastorno de las propias glándulas suprarrenales o una secreción inadecuada de la hormona adrenocorticotropa también llamada corticotropina o corticotrofina  (ACTH) por la glándula pituitaria (insuficiencia suprarrenal secundaria).

La tuberculosis representa aproximadamente el 20 por ciento de los casos de insuficiencia suprarrenal primaria.

Las causas menos comunes de insuficiencia suprarrenal primaria son:

  • Las infecciones crónicas, principalmente las infecciones por hongos
  • Las células cancerosas que se extienden de otras partes del cuerpo a las glándulas suprarrenales;
  • Amilosis
  • La extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenales (adrenalectomía)
  • Problemas con el sistema inmunológico
  • Genética
  • Cancer
  • Hemorragias
  • Acumulación de depósitos amiloides en las glándulas suprarrenales 
  • Adrenoleucodistrofia

Síntomas de la enfermedad de Addison

La enfermedad de Addison puede ser difícil de detectar al principio, porque los síntomas tempranos son similares a los de otras condiciones.

Los síntomas iniciales pueden incluir:

  • Fatiga (falta de energía o motivación)
  • Letargo (somnolencia o cansancio anormal)
  • Debilidad muscular
  • Estado de ánimo bajo (depresión leve) o irritabilidad
  • Pérdida del apetito y pérdida involuntaria de peso
  • La necesidad de orinar frecuentemente
  • Aumento de la sed
  • Ansia de alimentos salados
  • Deshidratación

Síntomas posteriores

Otros síntomas tienden a desarrollarse gradualmente durante meses o años.

Estrés adicional causado por otra enfermedad o un accidente pueden causar que los síntomas empeoren repentinamente.

Síntomas que se pueden desarrollar:

Anuncios

  • Presión arterial baja
  • Náuseas, vómito, diarrea
  • Dolor abdominal, articular o de espalda
  • Calambres musculares
  • Agotamiento crónico
  • Decoloración pardusca de la piel, labios y encías (hiperpigmentación)
  • Libido reducido especialmente en las mujeres
  • Períodos irregulares o perdida de períodos por completo
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Crisis suprarrenal

Si la enfermedad de Addison no se trata, los niveles de hormonas producidas por la glándula suprarrenal disminuyen gradualmente, lo que provoca que los síntomas empeoren progresivamente y lleve a una situación potencialmente mortal llamada crisis suprarrenal.

Durante una crisis suprarrenal los síntomas de la enfermedad aparecen rápida y severamente.

Puede suceder cuando ya experimenta síntomas iniciales o sin ningún síntoma.

Los signos de una crisis suprarrenal incluyen:

Anuncios

  • Deshidratación severa
  • Piel pálida, fría y húmeda
  • Sudoración
  • Respiración rápida y superficial
  • Mareos
  • Vómitos severos y diarrea
  • Debilidad muscular severa
  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia severa o pérdida del conocimiento

Si una crisis suprarrenal no es tratada, puede conducir a un coma y a la muerte.

También existe el riesgo de que su cerebro no reciba suficiente oxígeno si el tratamiento se retrasa, lo que puede causar discapacidad permanente.

Diagnóstico de la enfermedad de Addison

Un historial médico de los síntomas mencionados anteriormente, especialmente la hiperpigmentación de la piel o las encías, a menudo es suficiente para levantar una fuerte sospecha. 

La primera pista se observa en los resultados anormales de las pruebas de rutina.

Estos pueden incluir un nivel sanguíneo elevado de potasio, un nivel sanguíneo bajo de sodio, cambio en la proporción de ciertos glóbulos blancos o cambios en un EKG o una radiografía de tórax que son causados ​​por un alto nivel de potasio o un bajo volumen sanguíneo. 

Su médico de cabecera examinará su piel para detectar cualquier evidencia de decoloración pardusca (hiperpigmentación), particularmente en ciertas áreas, tales como:

Anuncios

  • Donde la piel se arruga en la palma de la mano
  • En el pliegue del codo
  • En cualquier cicatriz
  • Labios y encías

Sin embargo, la hiperpigmentación no ocurre en todos los casos.

Se realizará una prueba de presión arterial baja (hipotensión) mientras está acostado y nuevamente poco después de levantarse. Esto es para observar si hay presencia de  hipotensión postural o ortostática (presión arterial baja cuando cambia de posición).

Prueba de estimulación de Synacthen: Si el cortisol en su sangre es bajo, o sus síntomas sugieren fuertemente la enfermedad de Addison, usted necesitará tener una prueba de la estimulación de synacthen para confirmar el diagnóstico.

Prueba de la función tiroidea: Además de una prueba de estimulación de sintácenos, la glándula tiroides también puede ser examinada para ver si funciona correctamente.

Tratamiento de la enfermedad de Addison

Dado que todas las manifestaciones de la enfermedad de Addison son causadas por la falta de cortisol y aldosterona, el tratamiento es reemplazarlos con esteroides similares.

En algunos casos, las causas subyacentes de la enfermedad de Addison pueden ser tratadas.  Sin embargo, la mayoría de los casos son causados ​​por un problema con el sistema inmune que no se puede curar.

Debido a que la enfermedad de Addison es una condición crónica, la medicación de reemplazo diaria nunca puede ser suspendida.

El tratamiento de mantenimiento adecuado requiere visitas regulares a un médico para exámenes, pruebas de laboratorio y discusiones sobre los síntomas.

Ciertos análisis de sangre, incluyendo el sodio, el potasio, los recuentos sanguíneos y la renina plasmática son muy útiles para controlar la respuesta a los ajustes de la dosis.

Las dosis de cada uno de estos medicamentos se ajustan para el tamaño del individuo y cualquier condición médica coexistente.

Medicamentos 

La medicación corticosteroide se utiliza para reemplazar las hormonas cortisol y aldosterona que su cuerpo no produce. Por lo general se toma en forma de tableta dos o tres veces al día.

En la mayoría de los casos, un medicamento llamado hidrocortisona se utiliza para reemplazar el cortisol. Otros posibles medicamentos son prednisolona o dexametasona, aunque éstos son menos utilizados.

La aldosterona se sustituye por un medicamento llamado fludrocortisona.

Su médico de cabecera también le puede pedir que añada más sal a su dieta diaria, aunque si está tomando suficiente fludrocortisone esto puede no ser necesario. 

En general, los medicamentos utilizados para la enfermedad de Addison no tienen efectos secundarios, a menos que su dosis sea demasiado alta.

Anuncios

Si usted toma una dosis más alta que la necesaria durante mucho tiempo, existe el riesgo de problemas tales como huesos debilitados (osteoporosis), cambios de humor y dificultad para dormir (insomnio).

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 12 de Septiembre, 2018

Anuncios