Anuncios

Diagnóstico de un Infarto al Miocardio

Página 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9

Anuncios

Otros términos: ataque al corazón, ataque cardiaco

¿Cuáles son las pruebas que se utilizan para diagnosticar un infarto de miocardio?

Electrocardiograma

El electrocardiograma (ECG) mide y registra la actividad eléctrica del corazón. Es el primer paso diagnóstico a realizar y ante la sospecha de un infarto, el paciente se monitoriza de forma continua con un ECG.

Es útil tanto para determinar la gravedad del problema como para el tratamiento óptimo inmediato. También es muy importante el papel que desempeña en otras situaciones graves. El patrón electrocardiográfico más importante y que determina el tratamiento en un infarto es el denominado "elevación del ST y onda Q".

La elevación del segmento ST indica que la arteria de una zona del miocardio está obstruida y el músculo cardíaco está sufriendo. En muchos pacientes, esto evoluciona a un infarto completo, lo que se denomina médicamente "infarto de miocardio con onda Q".

La elevación del segmento ST es un buen indicador para la realización de tratamientos agresivos (fármacos trombolíticos o angioplastia) para reabrir los vasos sanguíneos. En algunos casos, sin embargo, los pacientes con un ST elevado presentarán solo un "infarto de miocardio sin onda Q o infarto no Q", lo cual, generalmente, reviste menores consecuencias [ver abajo].

El segmento ST no elevado indica una obstrucción parcial de la arteria y ocurre en alrededor de la mitad de los pacientes con otros signos de enfermedad cardíaca. En estos casos, las pruebas de laboratorio son necesarias para determinar la extensión, si existe, de lesión cardíaca. En general, se pueden dar una de las tres situaciones siguientes:

  • Angina (los resultados de los análisis de sangre u otras pruebas no muestran graves alteraciones y el dolor en el pecho ser resuelve). La mayoría de los pacientes con angina pueden volver a casa.
  • Angina inestable (los análisis de sangre no muestran marcadores positivos de infarto pero el dolor en el pecho persiste). La angina inestable es potencialmente grave.
  • Infarto no Q (los análisis de sangre sugieren que se ha producido un infarto pero, en muchos casos, la lesión en las arterias es menos grave que en un infarto completo).

Anuncios

La angina inestable y el infarto no Q son dos formas de lo que se denomina conjuntamente Síndrome coronario agudo, porque se tratan de manera diferente que un infarto establecido. La depresión del segmento ST representa un problema potencial muy grave.

Marcadores en sangre y orina

Anuncios

Cuando las células cardíacas se dañan, liberan diferentes enzimas y otras moléculas en el torrente sanguíneo. Los niveles elevados de estos marcadores de lesión cardíaca en sangre y orina puede ayudar a predecir el infarto en pacientes con dolor torácico importante. Algunos de estos factores incluyen a los siguientes:

  • Troponinas. Las enzimas llamadas Troponina I y troponina T se libertan cuando se lesiona el músculo cardíaco. Ambas son la mejor prueba diagnóstica que indica un infarto de miocardio.
  • Creatin quinasa (CK-MB). Las CK-MB han sido el marcador standard pero no el más preciso ya que sus niveles elevados pueden aparecer en personas sin daño cardíaco. Ciertas formas de CK-MB puede mejorar la especificidad de esta prueba en la lesión cardíaca.
  • Mioglobina. La mioglobina es una proteína que se encuentra en el músculo cardíaco. Se libera precozmente en el corazón dañado y puede ser útil en combinación con las CK-MB y las troponinas.
  • Fibrinógeno. El fibrinógeno es una proteína involucrada en la coagulación sanguínea.
  • Proteína C reactiva. La proteína C reactiva es un producto del proceso inflamatorio. Los marcadores que muestran una respuesta inflamatoria intensa en pacientes con angina inestable pueden ser importantes indicadores para realizar un tratamiento agresivo.

Angiografía

La angiografía es una prueba invasiva que pueden realizarse en los pacientes que tienen una angina muy incapacitante y que no responde a tratamiento médico.

  • Se inserta un tubo muy estrecho en una arteria, normalmente en la pierna o el brazo, y el tubo se desliza hasta las arterias coronarias.
  • Se inyecta una sustancia de contraste en un tubo y una radiografía registra su recorrido por las arterias.
  • Este proceso ofrece un mapa de la circulación coronaria, lo que revela cualquier área obstruida.

De gran importancia es un estudio que indicó que las mujeres con dolor torácico pueden tener angiogramas normales pero continuar teniendo evidencia de enfermedad coronaria si se realizaban otras pruebas. Las principales complicaciones incluyen la embolia, ataques cardiacos, y daños en el riñón.. Estos riesgos son muy bajos (cerca de un 0-1%), sin embargo, si se hace el procedimiento en un centro médico con experiencia (uno que realice al menos 300 de estas operaciones cada año). También pueden darse reacciones alérgicas. El procedimiento es costoso y entre un 10% y un 30% de los pacientes que se sometieron a este procedimiento tuvieron resultados normales. Por tanto, algunos expertos creen que este procedimiento se pueda utilizar en exceso.

Técnicas de imagen

Anuncios

Ecocardiograma. Los ecocardiogramas son útiles en los pacientes con sospecha de infarto de miocardio; es particularmente importante en el diagnóstico de la lesión del músculo cardíaco y la insuficiencia cardíaca congestiva.

Resonancia magnética. Las mejoras de software informático de técnicas de resonancia magnética, que no es radiactiva, hacen que esta prueba actualmente nos facilite información muy fiable sobre el flujo de sangre arterial, incluyendo aquellos vasos sanguíneos que tan pequeños que no se pueden detectar mediante la angiografía.

Descartar otras causas de síntomas

Otras patologías que causan dolor torácico. Muchas enfermedades pueden causar dolor en el pecho. Las principales son las siguientes:

  • Entre las enfermedades graves que deben descartarse se incluyen la ruptura de aorta, neumotórax, inflamación aguda del corazón (miocarditis), o un coágulo en el pulmón (tromboembolismo pulmonar).
  • Ataques de ansiedad
  • Problemas gastrointestinales (cálculos biliares, úlceras pépticas, hernia de hiato, pirosis)
  • Asma
  • Problemas que afectan las costillas y los músculos del pecho (lesiones musculares, fracturas, artritis, espasmos, infecciones)
  • Espasmos de la arteria coronaria
  • Anormalidades del mismo músculo cardiaco
  • Hipertiroidismo
  • Anemia
  • Vasculitis (un grupo de trastornos que causan inflamación de los vasos sanguíneos)
  • Exposición a altitudes elevadas (infrecuente).

Elección del tratamiento y gravedad

Los pacientes con dolor torácico y un ECG con segmentos ST elevados y otros signos obvios de obstrucción grave sufren episodios de angina y posibilidad de infartos por lo cual deben ser tratados inmediatamente. Sin embargo, los pacientes con dolor torácico y un ECG que muestra segmentos ST no elevados sufren una posible angina, angina inestable, o un inminente infarto de miocardio [Ver Electrocardiograma más arriba]. La angina inestable y el infarto sin onda Q pertenecen a lo que se denomina colectivamente Síndrome coronario agudo.

Para poder predecir que pacientes con el segmento ST no elevado tienen mayor riesgo de desarrollar una enfermedad más grave a las dos semanas de ingreso, algunos expertos han desarrollado un prometedor sistema de puntuación basado en los siguientes criterios:

  • Edad de 65 años o mayores
  • Tres o más factores de riesgo de enfermedad cardíaca (historia familiar, hipertensión, diabetes, fumador actual, o niveles elevados de colesterol)
  • Obstrucción previa de una arteria de al menos un 50%
  • Desviación del segmento ST
  • Síntomas de angina grave
  • Toma de aspirina durante la semana previa
  • Creatin quinasa elevada o su fracción MB. [Ver Análisis en sangre y orina más arriba].

En un estudio del año 2000, la puntuación más baja en la escala (tener uno o ninguno de estos factores de riesgo) sugería un riesgo del 5 % para el llamado punto final triple de mortalidad por cualquier causa, infarto de miocardio no mortal, y oclusión arterial tributaria de una intervención quirúrgica urgente para solucionarla en un plazo de dos semanas. La puntuación más alta (6 ó 7) sugería un riesgo del 40%.

Continuar leyendo aquí ¿Cuáles son los procedimientos generales en urgencias y las guías de tratamiento de un infarto de miocardio?

<< Anterior

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9

Anuncios
Siguiente >>

Artículos relacionados:

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 3 de Septiembre, 2018

Anuncios