Son seguros los juguetes sexuales?

El uso de  juguetes sexuales - consoladores, vibradores, tapones anales, y más, está muy extendido.

No obstante, estos juguetes necesitan cuidados especiales para no provocar infecciones.

A menos que se los mantenga limpios entre su uso, pueden acumular bacterias y/o virus y causar una infección.

Y si los juguetes se comparten puede ser la causa de transmisión de infecciones de transmisión sexual o infecciones transmitidas por sangre.

Infecciones de transmisión sexual

Los juguetes sexuales pueden transmitir enfermedades de transmisión sexual tales como:

Infecciones transmitidas por sangre

Los juguetes sexuales también pueden ser causa de infecciones transmitidas por la sangre.

No comparta cualquier juguete sexual que puede romper la piel provocando sangrado, porque este tipo de juguete sexual puede transmitir infecciones de transmisión por la sangre.  

Si hay cortes o llagas alrededor de la vagina, el ano o el pene, y hay sangre presente, hay un mayor riesgo de transmisión de infecciones como:

Higiene de los juguetes sexuales

La mejor manera de mantener los juguetes sexuales limpios y seguros es protegerlos con un condón.

El condón se debe cambiar cada vez que el juguete se comparte o se usa entre una abertura del cuerpo y otra  la boca, el ano o la vagina.

Lo recomendable es no compartir los juguetes sexuales.

Si los comparte lo conveniente es mantener un juego de juguetes para cada pareja o persona participante en el acto sexual.

Si usted no usa condones para mantener su juguete sexual limpio y seguro, es importante lavarlos antes y después de cada uso.

Lávelos con agua caliente y jabón después de cada uso.

Lea con cuidado las instrucciones del fabricante para la higiene del  juguete.

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 25 de Octubre, 2018