Síntomas del herpes genital

La mayoría de las personas que tienen herpes genital no lo saben porque nunca tienen síntomas, o no reconocen los síntomas que puedan tener.

Los síntomas pueden no aparecer hasta meses o incluso años después de que haya estado expuesto al virus.

Si experimenta síntomas cuando se infecta por primera vez, por lo general aparecen entre cuatro y siete días después de haber estado expuesto al virus.

Estos primeros episodios de síntomas generalmente duran dos a tres semanas.

Los síntomas suelen ser más graves en el primer episodio que en los casos de infecciones recurrentes.

Cuándo hay síntomas, estos pueden ser diferentes en cada persona.

Infección primaria 

Los síntomas de herpes genital que se presentan en la infección de primera vez incluye: 

  • Pequeñas ampollas que se revientan dejando llagas  abiertas alrededor de los genitales, el recto muslos y nalgas
  • Picazón o ardor en el área genital o anal.
  • Ampollas y úlceras en el cuello uterino en las mujeres
  • Flujo vaginal
  • Dolor al orinar
  • Una sensación general de malestar, con dolores y síntomas similares a la gripe

Estos síntomas pueden durar hasta 20 días. Sin embargo, las llagas con el tiempo forman una costra y sanan sin dejar cicatriz.

Otros síntomas que pueden presentarse en el primer episodio de herpes genital son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Gánglios inflamados en el área inguinal.

Si bien los síntomas de herpes genital desaparecen, el virus permanece latente (inactivo). El virus se puede reactivar de vez en cuando, causando  infecciones  recurrentes.

​Infecciones recurrentes

Los síntomas de un brote recurrente pueden incluir:

  • Sensación de hormigueo, sensación de ardor o picor alrededor de los genitales, y algunas veces por la pierna, antes de que aparezcan ampollas rojas dolorosas llenas de un líquido seroso  que luego estallan dejando  llagas alrededor de los genitales, el recto, muslos y nalgas.
  • Ampollas y úlceras en el cuello uterino. 

Los brotes recurrentes son generalmente más cortos y menos graves debido a que su cuerpo desarrolla anticuerpos contra el virus del herpes. 

Con el tiempo, las infecciones por  el virus  herpes genital  se hacen menos frecuentes y menos graves.

Lea también: Tratamiento del herpes genital

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 3 de Septiembre, 2018