Déficit de la Atención con Hiperactividad:
Una Perspectiva de Salud Pública

El Trastorno de Déficit de la Atención con Hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés) es uno de los problemas más comunes de aprendizaje en la infancia. Afecta a unos dos millones de niños y adolescentes tan sólo en Estados Unidos.

  • Según el DSM-IV, entre el 3 y el 5 por ciento de los niños en edad escolar sufren de ADHD. Las causas de este trastorno aún se desconocen.

  • El ADHD está asociado con un funcionamiento alterado del cerebro y se caracteriza por la incapacidad de concentrarse en una labor específica y por un comportamiento hiperactivo y/o una falta pasiva de atención. A los afectados con ADHD se les dificulta aprender e interrelacionarse con otras personas, incluyendo los miembros de su familia.

  • Entre un 20 y un 40 por ciento de los adolescentes y adultos con ADHD usan drogas, hacen cosas muy peligrosas, actúan en forma impulsiva y en algunos casos se convierten en criminales. Los resultados de recientes investigaciones demuestran que más del 50 por ciento de los jóvenes con ADHD tienen problemas de conducta o de rebeldía.

  • Con un tratamiento adecuado y a tiempo, el ADHD puede ser controlado. Ciertas medicinas y la atención de especialistas en el comportamiento han logrado mejorar las condiciones de vida del 80 por ciento de la gente con ese trastorno, aunque la eficacia de estos tratamientos aún no ha sido evaluada en detalle.

Todavía hay muchas preguntas sin una respuesta definitiva sobre el ADHD. Por ejemplo:

  • ¿Qué factores ambientales y biológicos determinan el impacto y la severidad del ADHD?
  • ¿Cuáles son los costos social, económico y de salud asociados con el ADHD?
  • ¿Cuál es el efecto a largo plazo de los tratamientos medicinales?
  • ¿Qué impacto tiene el ADHD en la fuerza laboral, el sistema judicial, las escuelas y las familias?
  • ¿Cuáles son los efectos que tienen estos tratamientos a largo plazo? 

Los CDC están analizando las diferentes opciones para poder responder a éstas y otras preguntas. Algunas de estas opciones son:

  • Estudiar la preponderancia del ADHD.
  • Estudiar las causas del ADHD.
  • Identificar los factores de riesgo para el ADHD.
  • Identificar las condiciones secundarias asociadas con el ADHD.

Septiembre de 1999 
NCEH pub No. 99-0387SP

Fuente
CDC Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades.
http://www.cdc.gov/netinfo.htm

Si usted desea hacer un comentario sobre este artículo, por favor envíe un correo a la siguiente dirección: geosalud@gmail.com


Aviso

La información que usted encontrará en este artículo no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico.