Anuncios

¿Qué es el Virus del Nilo Occidental?

mosquito transmisor del virus del nilo occidental

El Virus del Nilo Occidental es un virus transmitido por mosquitos que puede afectar a caballos, aves y a humanos, generalmente no es una enfermedad grave pero en algunas personas puede causar enfermedades muy serias como la encefalitis (inflamación del cerebro), la meningitis (inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal), o la meningoencefalitis cuando afecta el cerebro y las meninges.

Anuncios

El riesgo de contraer el Virus del Nilo Occidental varía de un año a otro en función de las lluvias, la temperatura, las poblaciones de mosquitos y otros factores.

El virus del Nilo Occidental tiene una amplia distribución en toda África, Oriente Medio, el sur de Europa, el oeste de Rusia, el sudeste asiático y Australia.

En el continente americano el virus del Nilo Occidental se propagó inicialmente desde la ciudad de Nueva York en 1999 hasta la costa del pacífico de Estados Unidos en 2003 y en Argentina en 2005.

Recientemente (agosto 2020) se ha informado de un brote en Andalucía, España provocado por este virus con al menos 12 casos confirmados de meningoencefalitis, que es la forma más grave de presentación de esta enfermedad.

Para el año 2020, el virus del Nilo Occidental ya circula en muchos países del hemisferio occidental, y por razones aún desconocidas sólo los Estados Unidos y Canadá han experimentado una incidencia sustancial de infecciones en humanos.

¿Cómo se transmite el Virus del Nilo Occidental?

La picadura de un mosquito infectado puede transmitir el virus del Nilo Occidental.

Anuncios

No hay evidencia de que el virus del Nilo Occidental se propague de un animal a otro o de una persona a otra, excepto en casos raros a través de una transfusión sanguínea, en trasplantes de órganos o más raramente, durante el embarazo, de una madre a su bebé.

Síntomas del Virus del Nilo Occidental

La mayoría de las personas infectadas no presentan síntomas.

Fiebre y otros síntomas comunes.

El 20% de las personas infectadas desarrollan fiebre junto con otros síntomas como:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de cuerpo
  • Dolores en las articulaciones
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Erupción cutánea
  • Fatiga y cansancio.

La mayoría de las personas con este tipo de síntomas se recuperan por completo, pero la fatiga y la debilidad pueden durar semanas o meses.

Síntomas de enfermedad grave

Aproximadamente 1 de cada 150 personas infectadas desarrollan una enfermedad grave que afecta al sistema nervioso central, como la encefalitis (inflamación del cerebro) o la meningitis (inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal), la meningoencefalitis cuando afecta tanto el cerebro como las meninges.

Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre alta
  • Dolor de cabeza
  • Rigidez del cuello
  • Estupor
  • Desorientación
  • Coma
  • Temblores
  • Convulsiones
  • Debilidad muscular
  • Pérdida de la visión
  • Entumecimiento
  • Parálisis

La mortalidad entre las personas que desarrollan enfermedad grave es del 10% y los que se recuperan pueden quedar con secuelas debido a daños permanentes al sistema nervioso central.

Anuncios

Personas con mayor riesgo de hacer enfermedad grave por el virus del Nilo Occidental

La enfermedad grave por el virus del Nilo Occidental puede ocurrir en personas de cualquier edad; sin embargo, las personas mayores de 60 años están en mayor riesgo.

Las personas con ciertas enfermedades preexistentes, como cáncer, diabetes, hipertensión, enfermedad renal y las personas que han recibido trasplantes de órganos, también están en mayor riesgo.

Anuncios

Tratamiento del Virus del Nilo Occidental

Aunque existe una vacuna efectiva contra el virus en caballos, para los humanos no se dispone de vacunas ni de tratamientos antivirales específicos contra la infección por el virus del Nilo Occidental.

Los analgésicos de venta libre se pueden utilizar para reducir la fiebre y aliviar algunos síntomas.

En casos graves, los pacientes necesitan ser hospitalizados para recibir tratamiento de soporte, incluyendo líquidos intravenosos, analgésicos y cuidados de enfermería.

Prevención del Virus del Nilo Occidental

¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de infección con el Virus del Nilo Occidental?

La prevención de las picaduras de mosquitos es la mejor manera de evitar el virus del Nilo Occidental.

Medidas preventivas que usted y su familia pueden tomar:

  • Rocíe la ropa con repelentes contra mosquitos que contengan picaridin (icaridin), permetrina o DEET (N,N-dietil-meta-toluamida) , ya que los mosquitos pueden picar a través de la tela delgada. No aplique repelentes que contengan permetrina directamente a la piel. Si usted rocía su ropa, no es necesario aplicar repelente con DEET a la piel bajo su ropa.

  • Aplique una cantidad moderada de repelente contra insectos a la piel no cubierta por ropa. Mientras mayor sea la cantidad de DEET que contiene un repelente, mayor será el tiempo que le protegerá contra picaduras de mosquito. Un porcentaje más alto de DEET en un repelente no significa que su protección sea mejor, solamente que es más duradera.
     
  • La duración de la protección no aumenta con una concentración de DEET mayor de 50%. Escoja un repelente que proporcione protección de acuerdo a la cantidad de tiempo que usted estará al aire libre.
     
  • Los repelentes pueden irritar los ojos y la boca, así que evite aplicar repelente a las manos de niños y cerca de los ojos y boca de los niños.

  • No aplique los repelentes sobre piel irritada o con heridas.

  • Cuando regrese al interior de su casa lave la ropa y la piel donde se aplicó el repelente con agua y jabón.

  • Siempre que usted use un insecticida o repelente contra insectos, lea y siga las INSTRUCCIONES PARA EL USO del fabricante, impresas en el producto.
     
  •  Siempre que sea posible, use camisas de manga larga y pantalones largos cuando esté al aire libre.
     
  • Coloque un mosquitero sobre los cargadores o coches para infantes al salir al aire libre.
     
  • Considere permanecer en interiores al amanecer, al anochecer y temprano en la noche, pues durante estos períodos los mosquito pican más.
     
  • Instale o repare la tela metálica (malla o cedazo) de ventanas y puertas para que no puedan entrar mosquitos.
     
  • Ayude a reducir la cantidad de mosquitos en exteriores donde usted trabaja o juega drenando el agua estancada. De esta manera usted reduce los lugares donde los mosquitos pueden depositar sus huevos y reproducirse.
     
  • Para evitar que los mosquitos se reproduzcan cerca de donde usted vive, elimine el agua estancada. Vacíe el agua de macetas, bebederos para mascotas, canales del techo, cubiertas de piscina, neumáticos desechados, cubos, barriles, latas, y otros artículos que recogen el agua, pues ahí los mosquitos pueden poner huevos y reproducirse.
     
  • Inspeccione en busca de recipientes o basura en lugares que pueden ser difíciles de ver, como bajo arbustos o bajo su casa.
     
  • La tiamina (vitamina B1) y los dispositivos de ultrasonido NO son efectivos para prevenir picaduras de mosquitos.

Cuidados que debo tener con los niños al usar el repelente contra mosquitos

  • Repelentes que contienen picaridina (icaridina) no deben utilizarse en niños menores de dos meses de edad.

Anuncios

  • El aceite de eucalipto limón no debe utilizarse en niños menores de 3 años.

  • Cuando use repelente en un niño, aplíquelo en sus propias manos y no en las del niño, luego frote a su hijo.

  • Evite aplicar el repelente en los ojos y la boca de su hijo, y úselo con moderación alrededor de los oídos.

  • No permita que los niños manipulen el repelente.

Recuerde mantener los repelentes fuera del alcance de los niños.
 

Cuidados con el uso de repelentes en mujeres embarazadas y lactantes

No hay evidencias de que el uso del DEET en mujeres embarazadas o lactantes tenga consecuencias negativas para el niño al nacer o que este tomando leche materna.

 

Fuentes
 

ATSDR. RESUMEN DE SALUD PÚBLICA N,N-dietil-meta-toluamida (DEET). Consultado en: https://www.atsdr.cdc.gov/es/phs/es_phs185.pdf

Cambridge Public Health Department. West Nile Virus. Prevention Tips.

https://www.cambridgepublichealth.org/services/environmental-health/mosquito-borne-diseases/prevention_tips.php

CDC. West Nile Virus. Symtoms, diagnosis and treatment. https://www.cdc.gov/westnile/symptoms/index.html

CDC. West Nile Virus.

https://www.cdc.gov/westnile/index.html

European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC). Factsheet about West Nile virus infection.

https://www.ecdc.europa.eu/en/west-nile-fever/facts/factsheet-about-west-nile-fever

Koren, G et al. DEET-based insect repellents: safety implications for children and pregnant and lactating women. CMAJ. 2003 Aug 5; 169(3): 209–212.

Manitoba. Protect Yourself from West Nile Virus.

https://www.gov.mb.ca/health/wnv/index.html

Ontario. West Nile virus. Consultado en:

https://www.ontario.ca/page/west-nile-virus

Petersen, L. et al. West Nile Virus: Review of the Literature. JAMA. 2013 Jul 17; 310(3): 308–315. doi: 10.1001/jama.2013.8042. Consultado en:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4563989/

Texas Health and Human Services. West Nile Virus in Texas.

https://dshs.texas.gov/idcu/disease/arboviral/westnile/

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 18 de Agosto, 2020

Anuncios