Cáncer de Páncreas

El cáncer del páncreas es una afección en la cual células malignas (cancerosas) se forman en los tejidos del páncreas.

El páncreas es una glándula de aproximadamente seis pulgadas de longitud en forma de una pera delgada de costado. El extremo más ancho del páncreas se denomina la cabeza, la sección media se denomina el cuerpo y el extremo delgado se denomina la cola. El páncreas se ubica detrás del estómago y en frente de la columna vertebral.

El páncreas cumple dos funciones principales en el cuerpo:

  • Produce jugos que ayudan a la digestión (descomposición) de alimentos.
  • Produce hormonas, como la insulina y el glucagón, que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre. Ambas hormonas ayudan al cuerpo a utilizar y almacenar la energía obtenida de los alimentos.


Los jugos digestivos son producidos por células exocrinas del páncreas y las hormonas son producidas por células endocrinas del páncreas. Aproximadamente 95% de los cánceres del páncreas comienzan en células exocrinas.

El tabaquismo y antecedentes de salud pueden repercutir en el riesgo de padecer cáncer del páncreas.

Factores de riesgo para el cáncer de páncreas

  • Tabaquismo.
  • Diabetes de larga data.
  • Pancreatitis crónica.
  • Ciertas afecciones hereditarias como la pancreatitis hereditaria, el síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo 1, el cáncer de colon sin poliposis hereditario (HNPCC; síndrome de Lynch), el síndrome de von Hippel-Lindau, la ataxia-telangiectasia, y el síndrome del melanoma de nevo múltiple atípico familiar (FAMMM, por sus siglas en inglés).

Signos y síntomas del cáncer de páncreas

Los presuntos signos de cáncer del páncreas incluyen ictericia, dolores y pérdida de peso. Estos y otros síntomas pueden ser ocasionados por el cáncer del páncreas. Existe la posibilidad de que otras afecciones ocasionen los mismos síntomas.

Debe consultarse a un médico ante la presencia de alguno de los siguientes problemas:

  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos).
  • Dolor en la sección superior o media del abdomen y la espalda.
  • Pérdida de peso injustificada.
  • Pérdida del apetito.
  • Fatiga.

Diagnóstico del cáncer de páncreas

El cáncer del páncreas es difícil de detectar y diagnosticar por las siguientes razones:

  • No hay signos o síntomas perceptibles en los estadios (etapas) tempranos del cáncer del páncreas.
  • Los signos de cáncer del páncreas, cuando están presentes, son similares a los signos de muchas otras enfermedades.
  • El páncreas está oculto detrás de otros órganos como el estómago, el intestino delgado, el hígado, la vesícula, el bazo y los conductos biliares.

Las pruebas que examinan el páncreas se utilizan para detectar, diagnosticar y clasificar en estadios el cáncer del páncreas.

El diagnóstico del cáncer del páncreas generalmente se realiza con pruebas y procedimientos que generan fotografías del páncreas y el área circundante. El proceso utilizado para determinar si células cancerosas se han diseminado dentro y en torno al páncreas se denomina clasificación en estadios. Las pruebas y los procedimientos para detectar, diagnosticar y clasificar en estadios el cáncer del páncreas se realizan generalmente al mismo tiempo. Es importante conocer el estadio de la enfermedad y determinar si el cáncer del páncreas puede extirparse por medio de cirugía a fin de planear el tratamiento.

Pruebas para detectar el cáncer de páncreas

Pueden utilizarse las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Radiografía de tórax: Una radiografía de los órganos y los huesos dentro del tórax. Una radiografía es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película, con lo cual se crean imágenes del interior del cuerpo.
  • Examen físico y antecedentes: Examen del cuerpo para verificar si existen signos generales de salud, incluido el control de signos de enfermedad, como tumores o neoplasias. Se toma el historial médico del paciente así como sus hábitos sobre la salud, y enfermedades anteriores del paciente.
  • Exploración por TC (Exploración por TAC): Procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta una tinción en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento se denomina también tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Procedimiento que utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear fotografías detalladas de áreas internas del cuerpo. Se inyecta al paciente en la vena con una sustancia llamada gadolinio la cual se acumula alrededor de las células cancerosas y las hace aparecer más brillantes en la fotografía. Este procedimiento se denomina también imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Exploración con TEP (exploración con tomografía por emisión de positrones): Procedimiento para detectar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radionucleica. El explorador de la TEP rota alrededor del cuerpo y toma una fotografía de los lugares que utilizan glucosa en el cuerpo. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la fotografía porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.
  • Ecografía endoscópica: Procedimiento durante el cual se introduce un endoscopio (una sonda delgada, con iluminación) en el cuerpo. El endoscopio se utiliza para rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en los tejidos o los órganos internos y crear ecos. Los ecos forman una fotografía de los tejidos corporales denominada ecografía. Este procedimiento se denomina también endoecografía.
  • Laparoscopía: Procedimiento quirúrgico para estudiar los órganos dentro del abdomen a fin de determinar la presencia de una enfermedad. Se realiza una incisión (corte) en la pared abdominal y se introduce un laparoscopio (una sonda delgada, con iluminación) en el abdomen. Pueden extirparse muestras de tejido y ganglios linfáticos para una biopsia.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE): Procedimiento utilizado para tomar radiografías de los conductos que transportan bilis desde el hígado a la vesícula biliar y desde la vesícula biliar al intestino delgado. En algunas ocasiones el cáncer de la vesícula biliar reduce la apertura de estos conductos y obstruye o reduce el flujo de bilis, con lo cual se produce ictericia. Durante una CPRE se introduce un endoscopio (una soda delgada, con iluminación) por la boca, el esófago y el estómago hasta la primera parte del intestino delgado. Luego se inserta un catéter (una sonda más pequeña) a través del endoscopio en los conductos biliares. Se introduce una tinción a través del catéter hacia los conductos y se toma una radiografía. Si los conductos están obstruidos por un tumor, puede insertarse una sonda delgada en el conducto para el desbloqueo. Se puede dejar colocada esta sonda (o implante) a fin de conservar la apertura del conducto. También se toman muestras de tejidos.
  • Colangiografía transhepática percutánea (CTP): Procedimiento utilizado para tomar una radiografía del hígado y de los conductos biliares. Se inserta una aguja fina a través de la piel por debajo de las costillas, en el hígado. Se inyecta tinción en el hígado o los conductos biliares y se toma una radiografía. Si se determina que existe obstrucción, suele dejarse una sonda delgada, flexible, llamada implante, en el hígado para drenar la bilis al intestino delgado o una bolsa de recolección fuera del cuerpo.
  • Biopsia: La extirpación de células o tejidos con el fin de que un patólogo los observe en el microscopio y determine si hay presencia de signos de cáncer.Hay diferentes maneras de realizar una biopsia para el cáncer del páncreas. Puede insertarse una aguja delgada en el páncreas durante una radiografía o ecografía para extirpar células. También puede extirparse tejido durante una laparoscopía (una incisión quirúrgica realizada en la pared abdominal).

Pronóstico de la enfermedad

Ciertos factores repercuten en el pronóstico (posibilidad de recuperación) y la elección de tratamiento.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) y la elección de tratamiento dependen de lo siguiente:

  • Si el tumor se puede extirpar mediante una operación o no.
  • El estadio del cáncer (el tamaño del tumor y si el cáncer se ha diseminado fuera del páncreas a tejidos circundantes o ganglios linfáticos o a otras partes en el cuerpo).
  • La salud general del paciente.
  • Si el cáncer se acaba de diagnosticar o ha reaparecido (regresado).

El cáncer del páncreas puede controlarse solo si se detecta antes de su diseminación, cuando puede extirparse por medio de cirugía. Si el cáncer se ha diseminado, el tratamiento paliativo puede mejorar la calidad de vida del paciente al controlar los síntomas y las complicaciones de la enfermedad.

Fuente
National Cancer Institute
http://www.cancer.gov

 

Artículos relacionados:

 
Más información sobre Cáncer…

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico