Síndrome Metabólico (Sindrome X)

 

Síndrome Metabólico (SM) fue descrito inicialmente como Síndrome X por Gerald Reaven, del Departamento de Medicina, del Centro Médico de la Universidad de Stanford en 1988, aunque antes varios autores venían advirtiendo sobre el riesgo cardiovascular que implicaba tener dislipidemias (aumento de colesterol y/ o triglicéridos en la sangre), obesidad, hipertensión arterial e intolerancia a la glucosa por lo cual se los llamaba el cuarteto de la muerte entre otros. Sin embargo fue el grupo de Reaven el que confirmó la asociación de estas alteraciones metabólicas con la resistencia a la insulina, inclusive en personas aparentemente sanas y delgadas.


¿Qué es el Síndrome Metabólico?


El síndrome metabólico es una serie de signos (factores de riesgo metabólico) que nos hablan del aumento de posibilidades de presentar una enfermedad cardiaca, un derrame o diabetes (azúcar alta).El síndrome metabólico lo presenta una de cada cinco personas en los Estados Unidos. Y este síndrome se presenta en familias con antecedentes y es más común entre las personas afroamericanas, hispanas, asiáticas e indígenas americanas. En todos los grupos, la posibilidad de que ocurra el síndrome aumenta a medida que la gente envejece.


Causas del Síndrome Metabólico


La causa exacta del síndrome metabólico no se conoce, pero entre los factores que contribuyen a que se presente esa condición la genética, el exceso de grasa (especialmente alrededor de la cintura) y la falta de ejercicio.

Tabla 1. Parámetros propuestos por la OMS para el diagnóstico del Síndrome Metabólico. Se considera el diagnóstico si existe al menos uno de los principales y al menos dos de los demás.

 

Parámetros principales

Definición

Alteración de la regulación de la glucosa Glucemia ayunas ≥110 mg/dl y/o 2hr post-carga ≥140 mg/dl
Resistencia insulina Captación de glucosa por debajo del percentil 25 en clamp euglicémico-hiperinsulinémico
Otros parámetros 
Hipertensión arterial TA ≥140/90 mmHg
Dislipidemia Triglicéridos ≥150 mg/dl y/o colesterol HDL <40
Obesidad índice cintura/cadera >0.9/0.85 en H/M y/o IMC > 30 kg/m2
Microalbuminuria Excreción en la primera orina  ≥ 20 mg/g

 

Tabla 2. Algoritmo para el diagnóstico del síndrome metabólico. Se requiere la suma de tres o más puntos que se basan en la presencia de los siguientes factores:

Factor

Definición

Puntaje
Alteración de la glucemia Glucemia ayunas ≥ 110 mg/dl ó 2 horas post-carga de glucosa ≥ 140 mg/dl)

2

Hipertensión arterial Tensión arterial > 130/85 mmHg

1

Hipertrigliceridemia Triglicéridos > 150 mg/dl

1

Colesterol HDL bajo cHDL < 40 mg/dl

1

Obesidad de predominio abdominal Relación cintura/cadera > 0.9 en hombres y > 0.85 en mujeres ó índice de masa corporal > 30 kg/m2

1

Las personas con síndrome metabólico tienen una conjunción de los siguientes factores de riesgo:

  • Obesidad central, es decir, un exceso de grasa en la zona abdominal
  • Diabetes o dificultad para digerir un tipo de azúcar denominado "glucosa" (intolerancia a la glucosa)
  • Niveles elevados de triglicéridos y niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad (HDL o "colesterol bueno") en la sangre
  • Presión arterial alta (hipertensión arterial)

Los pacientes con síndrome metabólico tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco o una enfermedad arterial coronaria.

Los investigadores creen que el síndrome metabólico es una enfermedad genética, es decir, que se transmite en los genes de una familia, de una generación a la siguiente. Sin embargo, en general los médicos no entienden completamente por qué se produce el síndrome metabólico.

En las personas que padecen de enfermedades que se caracterizan por la resistencia a la insulina, tales como la diabetes y la hiperinsulinemia, son mayores las probabilidades de tener síndrome metabólico. La diabetes es una enfermedad en la que el organismo no puede producir ni responder bien a la hormona insulina. La hiperinsulinemia es una enfermedad en la que se bombean grandes cantidades de insulina a la corriente sanguínea.

Normalmente, el páncreas libera insulina cuando uno come ciertos alimentos. La insulina es una hormona que ayuda a las células del organismo a aceptar el azúcar (glucosa) que les da energía. Si las células se vuelven resistentes a la insulina, se necesita más insulina para que la glucosa penetre en las células. Por consiguiente, el organismo produce más insulina, la cual es bombeada a la corriente sanguínea.

Cuando hay mucha insulina en la corriente sanguínea se aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, porque la insulina:

  • Eleva los niveles de triglicéridos.
  • Reduce los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL o "colesterol bueno").
  • Eleva los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o "colesterol malo").
  • Hace más difícil que el organismo elimine las grasas de la sangre después de comer.
  • Eleva la presión arterial.
  • Aumenta la capacidad de coagulación de la sangre.

 

¿Cuáles son los signos del síndrome metabólico?


Los pacientes con síndrome metabólico no sienten ningún síntoma. Pero hay signos que pueden indicar a los médicos un diagnóstico de síndrome metabólico. Los médicos buscarán una conjunción de los siguientes factores:

  • Obesidad central, es decir, un exceso de grasa en la zona abdominal.
  • Dificultad para digerir un tipo de azúcar denominado "glucosa" (intolerancia a la glucosa). Los pacientes con síndrome metabólico generalmente tienen hiperinsulinemia o diabetes tipo 2.
  • Niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (LDL o "colesterol malo") y triglicéridos en la sangre.
  • Niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad (HDL o "colesterol bueno") en la sangre.
  • Presión arterial alta (hipertensión arterial).

¿Cómo se diagnostica el síndrome metabólico?


Los médicos pueden revisar los niveles de colesterol HDL y triglicéridos, la presión arterial y el peso corporal, que son signos de advertencia del síndrome metabólico. También pueden realizarse análisis de sangre para medir los niveles de glucosa e insulina en la sangre.


¿Cómo se trata el síndrome metabólico?


El tratamiento del síndrome metabólico consiste en tratar las otras enfermedades subyacentes. Por consiguiente, si el paciente tiene diabetes, hiperinsulinemia, niveles elevados de colesterol o presión arterial alta, debe estar bajo el cuidado de un médico y recibiendo el tratamiento adecuado. Hacer ejercicio y adelgazar también son medidas útiles para mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir la presión arterial y los niveles de colesterol.

En algunos casos pueden administrarse medicamentos para tratar el síndrome metabólico, pero el médico recomendará cambios en el estilo de vida, tal como seguir una alimentación sana, evitar los dulces y golosinas, dejar de fumar y reducir el consumo de bebidas alcohólicas.

Fuente

  1. Entorno Médico
    http://www.entornomedico.org/salud/saludyenfermedades/alfa-omega/sindromemetabolico.html
  2. Instituto del Corazón de Texas. http://www.texasheartinstitute.org/HIC/Topics_Esp/Cond/metabolic_sp.cfm
  3. Medicina Preventiva Santa Fé
    http://www.medicinapreventiva.com.ve/sindrome_metabolico.htm

 

Artículos relacionados:


Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico