Qué es el hígado graso no alcohólico?

La enfermedad del hígado graso no alcohólica es una enfermedad que afecta el hígado, de carácter progresivo y que se inicia con la acumulación de grasa en el hígado sin consumo excesivo de alcohol.

Se refiere a un amplio espectro de daño del hígado, que van desde una simple acumulación de grasa (esteatosis) a acumulación de grasa con inflamación del hígado (esteatohepatitis), fibrosis avanzada y cirrosis.

Está fuertemente asociada con el síndrome metabólico (obesidad + resistencia a la insulina + grasas aumentadas en sangre).

Síntomas

El hígado graso no alcohólico sin cirrosis  no produce síntomas.

Algunos pacientes reportan algunos síntomas abdominales generales que pueden o no estar relacionados con cambios en el hígado.

 

Factores de riesgo


Este tipo de hígado graso por lo general se asocia con:

  • Obesidad.
  • Niveles anormales de lípidos (colesterol alto).
  • Diabetes.
  • Presión arterial alta.
  • Prediabetes.
  • Síndrome metabólico.

Con qué frecuencia se presenta ?

El hígado graso no alcohólico se presenta en un 10 al 24% de la población general.

Entre los obesos la frecuencia de hígado graso se incrementa entre un 57 y 74% de los casos.

En los niños el hígado graso alcanza un 2.6% de la población infantil, elevándose entre un 22 y un 52% en los niños con obesidad.

Quién esta en riesgo de desarrollar hígado graso no alcohólico?

Usted esta en riesgo de desarrollar hígado graso si:

  • Tiene sobrepeso o obesidad, especialmente si tiene mucha grasa alrededor de la cadera.
  • Tiene elevadas  las  grasas en sangre (colesterol altotriglicéridos altos)
  • Tiene Diabetes tipo II.
  • Tiene Prediabetes.
  • Tiene hipertensión arterial
  • Fuma

Hígado graso en los niños y adolescentes

Hígado graso es la causa más común de enfermedad del  hígado en niños y adolescentes.

En los niños el hígado graso alcanza un 2.6% de la población infantil , elevándose entre un 22 y un 52% en los niños con obesidad.

La enfermedad del hígado graso se puede encontrar en niños de tan sólo cuatro años de edad.

Características del higado graso no alcohólico en niños y adolescentes

  • Las posibilidades de desarrollar hígado graso aumentan  con la edad, por lo tanto es más común en los adolescentes.
  • El  hígado graso es más común en niños que en niñas (2:1)
  • Es màs común en niños de la etnia latina.
  • El hígado graso en niños  es más frecuente cuando uno de los padres tiene esta enfermedad.

 

Diagnóstico

El diagnóstico del hígado graso no alcohólico generalmente se sospecha en personas con:

  • Exámenes de laboratorio que muestran elevación de los niveles de transaminasas sin la presencia de síntomas
  • Hallazgos radiológicos de hígado graso, o
  • Palpación por el médico de un hígado más grande de lo normal en forma persistente e inexplicable

Exámenes de laboratorio

La enfermedad del hígado graso generalmente  presenta  alteraciones leves o moderadas de las pruebas hepáticas:

  • Alanina transaminasa (ALT)
  • Aspartato aminotransferasa (AST)
  • Gamma-glutamil transpeptidasa (GGT)

Examen físico

Al examen físico el médico puede palpar  el hígado más grande de lo normal.

Pruebas de imágenes médicas

Un ultrasonido o  ecografía del hígado puede mostrar la presencia de un hígado graso.

Otros métodos de diagnóstico por imágenes del hígado graso son:

  • Tomografía computarizada
  • Resonancia magnética

Biopsia hepática

En algunos casos, el médico puede recomendar una biopsia hepática, un procedimiento donde el médico inserta una aguja en el hígado y extrae una muestra de tejido que luego se examina con un microscopio.

La biopsia hepática  es la  mejor herramienta de diagnóstico para confirmar la enfermedad de hígado graso no alcohólica, además,  proporciona importante información sobre el pronóstico  de la enfermedad.


La gravedad del hígado graso no alcohólico puede variar desde:

  • Hígado graso o el almacenamiento de grasa en el hígado
  • Esteatohepatitis no alcohólica o hígado graso con inflamación en el hígado
  • Cirrosis debido a enfermedad por hígado graso no alcohólico caracterizada por hígado graso con inflamación y gran cantidad de tejido cicatrizante en el hígado.

Evolución de la enfermedad

El hígado graso es una enfermedad de evolución crónica y progresiva. La mayoría de los pacientes con hígado graso no alcohólico  tienen una evolución benigna.

Sin embargo, si se deja sin tratamiento, la enfermedad por hígado graso no alcohólico  puede progresar a una enfermedad más avanzada, como la esteatohepatitis no alcohólica, que puede evolucionar a  fibrosis, cirrosis e, incluso,  cáncer de hígado en algunos casos.

La progresión de la enfermedad por lo general toma décadas, y depende de una combinación de factores genéticos y ambientales.

Cómo prevenir el hígado graso no alcohólico?

Para prevenir el hígado graso no alcohólico la clave para la mayoría de personas es el mantenimiento de un peso saludable mediante:

  • Una dieta saludable (baja en grasa, baja en colesterol )
  • Limitando los azúcares simples, y
  • Haciendo ejercicio regularmente.

El aumento de la duración y frecuencia de ejercicio para que coincida con la ingesta de calorías le ayudará a mantener el peso y un incremento de ejercicio le ayudará a perder peso.

Si usted tiene sobrepeso u obesidad las pruebas de detección de hígado graso puede incluir análisis de sangre para pruebas de funcionamiento del hígado y un ultrasonido o ecografía.

Si existe la preocupación de que usted tiene la forma inflamatoria del hígado graso o esteatosis hepática no alcohólica , será necesaria realizarse una biopsia del hígado.

Si usted tiene cirrosis como consecuencia de la esteatosis hepática no alcohólica su médico hablará con usted acerca de las pruebas adecuadas.

Lea también:

.

pregunte al medico

 

Fuente

  • Nonalcoholic Fatty Liver Disease
    Center for Liver Disease and Transplantation.
    Columbia University. Departament of Surgery

  • Fatty Liver Disease. Canadian Liver Foundation

  • Angulo, P. Nonalcoholic Fatty Liver Disease.
    New  England Journal of Medicine  2002; 346:1221-1231, April 18, 2002
    Jeffrey W. Molloy et al.

Geosalud, 21 de abril del 2015