El síndrome del colon irritable

El síndrome del colon irritable (SCI), también llamado síndrome del intestino irritable,  se produce cuando los músculos en el intestino grueso se contraen más rápido o más lento de lo normal.

Síntomas

Los síntomas del colon irritable incluyen:

  • Dolor
  • Calambres
  • Flatulencia
  • Ataques repentinos de diarrea y/o estreñimiento.

Las personas pueden tener ataques alternos de estreñimiento y diarrea, o diarrea predominante, o estreñimiento predominante.

Aunque los síntomas pueden ser difíciles de sobrellevar, el colon irritable no causa daños permanentes en el intestino.

Quién se ve afectado?

Entre el 5 y el 10% de la población sufre de este síndrome.

El colon irritable puede ocurrir a cualquier edad, aunque  es mas común entre las edades de 20 a 39. Con frecuencia se asocia con el estrés. Afecta más a mujeres que a hombres en una relación 2:1

Causas

La causa exacta del síndrome del colon irritable es desconocida, pero la mayoría de los expertos cree que está relacionado con problemas con la digestión y a una mayor sensibilidad del intestino.

Muchas causas se han sugerido – incluyendo inflamación, infecciones y ciertas dietas - pero no se han demostrado causas concretas.

Los problemas con la digestión

Su cuerpo por lo general lleva el alimento a través de su sistema digestivo apretando y relajando los músculos de los intestinos de una manera rítmica.

Sin embargo, en el colon irritable se cree que este proceso se altera, lo que resulta en que el alimento se mueve a través de su sistema digestivo demasiado rápido o demasiado lento.

Si el alimento se mueve a través de su sistema digestivo demasiado rápido causa diarrea, debido a que su sistema digestivo no tiene suficiente tiempo para absorber agua de los alimentos.

Si el alimento se mueve a través de su sistema digestivo con demasiada lentitud causa el estreñimiento, ya que demasiada agua es absorbida, por lo que las heces son duras y difíciles de pasar.

Puede ser que la comida no pasa por el sistema digestivo de las personas con el síndrome de colon irritable correctamente porque las señales que viajan de ida y vuelta desde el cerebro hasta el intestino se interrumpen de alguna manera.

También se ha sugerido que los problemas tales como la mala absorción de ácidos biliares (la bilis producida por el hígado se acumula en el sistema digestivo) pueden ser responsables de algunos casos de colon irritable.

Aumento de la sensibilidad intestinal

Muchas sensaciones en el cuerpo provienen de su sistema digestivo. Por ejemplo, nervios dan señales del sistema digestivo al cerebro para hacerle saber si tiene hambre o si necesita ir al baño.

Algunos expertos piensan que las personas con síndrome del colon irritable pueden ser muy sensibles a las señales nerviosas del sistema digestivo.

Esto significa que la indigestión leve que apenas se aprecia en la mayoría de las personas se vuelve un angustiante dolor abdominal en los pacientes con este síndrome.

Factores psicológicos

También hay alguna evidencia que sugiere que los factores psicológicos desempeñan un papel importante en el SCI. Sin embargo, esto no quiere decir que el síndrome de colon irritable esta "todo en la mente", ya que los síntomas son muy reales.

Intensos estados emocionales como el estrés y la ansiedad pueden desencadenar cambios químicos que interfieren con el funcionamiento normal del sistema digestivo.

Esto no sólo sucede en personas con colon irritable. Muchas personas que no sufren este padecimiento pueden tener un cambio repentino en los hábitos intestinales cuando se enfrentan a una situación estresante, como un examen importante o una entrevista de trabajo.

Algunas personas con colon irritable han experimentado un evento traumático, por lo general durante su infancia, tales como abuso, negligencia, una enfermedad infantil grave o luto por un ser querido.

Es posible que este tipo de experiencias difíciles en su pasado puedan aumentar su sensibilidad al estrés y los síntomas de dolor y malestar.

Eventos disparadores 

Alimentos y bebidas

Ciertos alimentos y bebidas pueden desencadenar los síntomas del este síndrome.

Los desencadenantes varían de persona a persona, pero los más comunes incluyen:

  • Alcohol
  • Bebidas gaseosas
  • Chocolate
  • Bebidas que contienen cafeína - como el té, café o refrescos de cola
  • Bocadillos procesados ​​como las patatas fritas y las galletas
  • Alimentos fritos o con mucha grasa

Mantener una lista de los alimentos consumidos durante el día puede ser una forma útil de identificar posibles desencadenantes en su dieta.

Estrés

El estrés es otro factor desencadenante de esta enfermedad. Por lo tanto, la búsqueda de maneras de manejar situaciones de estrés es una parte importante del tratamiento de la enfermedad.

Tratamiento

Debido a que no está claro lo que causa el síndrome del colon irritable, el tratamiento se centra en el alivio de los síntomas, para  que se puede vivir lo más normalmente posible.

En la mayoría de los casos, se puede controlar con éxito los signos y síntomas del síndrome del intestino irritable leves al aprender a controlar el estrés y hacer cambios en su dieta y estilo de vida.

Trate de evitar los alimentos que desencadenan los síntomas.

También trate de conseguir suficiente ejercicio, beber mucho líquido y dormir lo suficiente.

Si sus problemas son moderados o graves, es posible que necesite más de los cambios de estilo de vida. Su médico puede sugerir medicamentos.

Cambios en la dieta

Eliminación de alimentos que agravan los síntomas.

Estos alimentos deben ser prohibidos en su dieta:

  • La leche y sus derivados
  • La col, cebolla, chicharos, frijoles
  • Alimentos fritos
  • Pizzas
  • Condimentos, chile picante y otras especies similares
  • Bebidas con alcohol
  • Café

La eliminación de alimentos productores  de gas.

Si usted tiene hinchazón o está pasando cantidades considerables de gas, su médico puede sugerir que evite alimentos tales como bebidas carbonatadas, verduras - especialmente la col, brócoli y coliflor - y frutas crudas.

La eliminación del gluten

Algunas personas con SCI reportan mejoría en los síntomas de la diarrea si dejan de comer gluten (presente en trigo, cebada y centeno). Esta recomendación sigue siendo controvertida, y la evidencia no es clara.

La eliminación de alimentos ricos en azúcares fermentable o FODMAPs.

FODMAPs son un gran grupo de azúcares fermentables de la dieta que se encuentran en muchos alimentos comunes, tales como productos lácteos (lactosa) , el trigo, cebada y centeno, frutas(fructuosa y fructanos)  y algunas verduras.

Su nombre proviene de las siglas en inglés: Fermentable Oligosaccharides, Disaccharides, Monosaccharides and Polyols que en español se traduce como: Oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables.

Los FODMAPs se absorben mal en todas las personas, pero aquellas con  trastornos intestinales específicos, tales como SCI pueden experimentar síntomas más molestos debido a la mayor sensibilidad del intestino.

Usted puede ser capaz de obtener alivio de los síntomas del síndrome del colon irritable con una dieta estricta baja en FODMAPs y luego reintroducir los alimentos uno a uno.

En el siguiente enlace puede ver una lista detallada de FODMAPs y los alimentos que lo contienen: Qué es la dieta baja en FODMAPs?

Probióticos

Los probióticos son unos microorganismos vivos (como los lactobacilos y las  bifidobacterias que se encuentran en los yogures) que si se consumen regularmente en cantidades suficientes, modifican el equilibrio bacteriano en el intestino y tienen efectos beneficiosos para la salud.

Estan recomendados para los casos en los cuales el SCI transcurre con un desequilibrio en la flora intestinal del paciente.

Se recomienda la lectura: Qué son los probióticos y por qué son beneficiosos para la salud?

 

Medicamentos

Los suplementos de fibra

Tomar suplementos de fibra, tales como psyllium o metilcelulosa , con los líquidos pueden ayudar a controlar el estreñimiento.La fibra obtenida de los alimentos pueden causar mucha más hinchazón en comparación con un suplemento de fibra.

Si la fibra no ayuda a los síntomas, el médico puede recetar un laxante, como la leche de magnesia o el polietilenglicol.

Medicamentos antidiarreicos

Medicamentos de venta libre, como la loperamida pueden ayudar a controlar la diarrea.

Algunas personas se beneficiarán de medicamentos llamados aglutinante de ácidos biliares, como la colestiramina , colestipol o colesevelam. Estos medicamentos se unen a los ácidos biliares evitando su reabsorción y permitiendo su eliminación por las heces.

Anticolinérgicos y medicamentos antiespasmódicos

Estos medicamentos, como la hiosciamina y diciclomina, pueden ayudar a aliviar los espasmos intestinales dolorosos.

A veces se utilizan para las personas que tienen ataques de diarrea, pero pueden empeorar el estreñimiento y puede conducir a otros síntomas, como dificultad para orinar. También se deben utilizar con precaución en personas con glaucoma.

Medicamentos antidepresivos

Si sus síntomas incluyen dolor o la depresión, el médico puede recomendar un antidepresivo tricíclico o un inhibidor de la recaptación de serotonina.

Estos medicamentos ayudan a aliviar la depresión, así como inhibir la actividad de las neuronas que controlan los intestinos.

Si tiene diarrea y dolor abdominal sin depresión, el médico puede sugerir una dosis más baja de lo normal de los antidepresivos tricíclicos, como la imipramina o nortriptilina.

Los efectos secundarios de estos fármacos incluyen somnolencia y estreñimiento.

Antidepresivos como fluoxetina o paroxetina puede ser útil si está deprimido y tiene dolor y estreñimiento.

Antibióticos

Personas cuyos síntomas se deben a un crecimiento excesivo de bacterias en sus intestinos pueden beneficiarse del tratamiento antibiótico.

El antibiótico recomendado en este caso es la  rifaximina.

Asesoramiento psicológico

Puede beneficiarse del asesoramiento psicológico si tiene depresión o si el estrés tiende a empeorar sus síntomas.

Medicamentos 

Dos medicamentos son actualmente usados para casos específicos del síndrome de colon irritable.

Alosetrón

Este medicamentos está diseñado para relajar el colon y ralentizar el movimiento de los residuos a través de la parte inferior del intestino.

Sin embargo, alosetrón puede ser prescrito solo por médicos inscritos en un programa especial y está destinado para los casos graves de diarrea con predominio en mujeres que no han respondido a otros tratamientos.

Alosetrón NO está aprobado para su uso en hombres. Se ha relacionado con efectos secundarios poco comunes pero importantes, por lo que sólo debe considerarse cuando otros tratamientos no tienen éxito.

Lubiprostona

Lubiprostona funciona mediante el aumento de la secreción de fluidos en el intestino delgado para ayudar con el paso de las heces.

Está aprobado para las mujeres mayores de 18 años que tienen este síndrome  con estreñimiento.

Su eficacia en el hombre no se ha probado, ni su seguridad a largo plazo.

Los efectos secundarios comunes incluyen náuseas, diarrea y dolor abdominal.

Lubiprostona se prescribe generalmente sólo para las mujeres con el síndrome y estreñimiento severo en los que otros tratamientos no han tenido éxito.

pregunte al medico

Fuente

  • Irritable bowel syndrome (IBS) – Causes. NHS.
  • Irritable bowel syndrome. UMM
  • Eating, Diet, and Nutrition for Irritable Bowel Syndrome. NIH
  • Irritable bowel syndrome. Mayo Clinic.
  • Diagnosis and management of IBS in adults. Wilkins T. et al. Pub Med
  • DIETS - Low FODMAP Diet. 
  • Nuestro segundo cerebro. Francisca Joly Gomez. Paidos. Marzo del 2016