Presión arterial alta en el embarazo

Qué es la presión (tensión)  arterial alta durante el embarazo?

La presión arterial es la cantidad de fuerza ejercida por la sangre contra las paredes de las arterias.

La presión arterial de una persona se considera alta cuando las lecturas son mayores que 140 mm Hg (milímetros de mercurio) la sistólica - el número superior en la lectura de la presión arterial - o 90 mm Hg diastólica - el número inferior -.

En general, la presión arterial alta, o hipertensión, contribuye (es factor de riesgo) al desarrollo de la enfermedad coronaria del corazón, accidente cerebrovascular insuficiencia cardíaca, y la enfermedad renal.

Leer Hipertensión Arterial
 

Cuáles son los efectos de la presión arterial alta en el embarazo?

Aunque muchas mujeres embarazadas con presión arterial alta tienen bebés sanos sin problemas graves, la presión arterial alta puede ser peligrosa tanto para la madre como para el feto.

Las mujeres con hipertensión pre-existente, o crónica son más propensas a tener ciertas complicaciones durante el embarazo que aquellas con presión arterial normal.

Sin embargo, algunas mujeres desarrollan hipertensión arterial durante el embarazo (a menudo llamada hipertensión gestacional).

Los efectos de la presión arterial alta van de leves a graves. La presión arterial alta puede dañar los riñones de la madre y otros órganos, y puede causar en el bebé bajo peso al nacer y la posibilidad de un parto prematuro.

En los casos más graves, la madre desarrollará preeclampsia - o "toxemia del embarazo" - que puede poner en peligro la vida tanto de la madre como del feto.
 

Qué es la preeclampsia?

La preeclampsia es una enfermedad que suele comenzar después de la semana 20 del embarazo y se relaciona con presión arterial alta y la presencia de proteínas en la orina de la madre (como resultado de problemas en los riñones).

La preeclampsia afecta a la placenta, y puede afectar a los riñones de la madre, el hígado y el cerebro.

Cuando la preeclampsia provoca convulsiones, la afección se conoce como eclampsia.

No existe una forma comprobada de prevenir la preeclampsia.

La mayoría de las mujeres que desarrollan signos de preeclampsia, sin embargo, son monitoreadas de cerca para disminuir o evitar los problemas relacionados a este pademiento. La única manera de "curar" la preeclampsia es dar a luz al bebé.
 

Cuán comunes son la presión arterial alta y preeclampsia en el embarazo?

Los problemas relacionados a presión arterial alta o hipertensión arterial se producen en un 6 a 8 por ciento de todos los embarazos en los EE.UU., cerca del 70 por ciento de los cuales son primeros embarazos. 

Quién esta en riesgo de desarrollar preeclampsia?

  • Las mujeres con hipertensión crónica (presión arterial alta antes de quedar embarazada).
  • Las mujeres que desarrollaron hipertensión o preeclampsia en un embarazo anterior, sobre todo si estas condiciones se produjeron temprano en el embarazo.
  • Las mujeres que son obesas antes del embarazo.
  • Las mujeres embarazadas menores de 20 o mayores de 40.
  • Las mujeres embarazadas con más de un bebé.
  • Las mujeres con diabetes, enfermedad renal, artritis reumatoide, lupus, o la esclerodermia.


Diagnóstico de la preeclampsia

Desafortunadamente, no existe una prueba única para diagnosticar o predecir la preeclampsia.

Algunos síntomas y signos importantes son: aumento de la presión arterial y la presencia de proteínas en la orina (proteinuria).

Otros síntomas que pueden ocurrir con la preeclampsia incluyen: dolores de cabeza persistentes, visión borrosa o sensibilidad a la luz, y dolor abdominal.

Todas estas sensaciones pueden ser causadas ​​por otros trastornos, también pueden ocurrir en embarazos sanos.

Los chequeos regulares con su médico la ayudarán a realizar un seguimiento de su presión arterial y el nivel de proteína en la orina, para ordenar y analizar los análisis de sangre que detectan signos de preeclampsia, y para monitorizar el desarrollo fetal más de cerca.

Cómo pueden las mujeres con presión arterial alta prevenir problemas durante el embarazo?

Si usted está pensando en tener un bebé y tiene/padece de presión arterial alta/elevada, la prevención es importante, hable primero con su médico.

La adopción de medidas para controlar su presión arterial antes y durante el embarazo -  mantener un buen control prenatal – son medidas importantes a la hora de asegurar su bienestar y la salud de su bebé.
 

Antes de quedar embarazada:

  • Asegúrese de que su presión arterial esté bajo control. Algunos cambios de estilo de vida, como limitar el consumo de sal, la participación en la actividad física regular, y la pérdida de peso (si tiene sobrepeso) pueden ser útiles.
  • Hable con su médico acerca de cómo la hipertensión puede afectarla a usted y a su bebé durante el embarazo, y lo que puede hacer para prevenir o disminuir los problemas.
  • Si usted toma medicamentos para la presión arterial, pregunte a su médico si debe cambiar la cantidad que toma o suspenderlos durante el embarazo. Los expertos recomiendan en la actualidad evitar medicamentos antihipertensivos como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA´s - ejemplo enalapril -) y los antagonistas del receptor de la angiotensina II (ARAII - ejemplo irbesartán -) durante el embarazo, otros medicamentos para la presión arterial pueden ser adecuados para su uso durante el embarazo. Sin embargo, no deje de tomar y no cambie sus medicamentos a menos que su médico le indique que lo haga.


Durante el embarazo

  • Mantenga un buen control prenatal
  • Evite el alcohol y el tabaco.
  • Hable con su médico acerca de cualquier medicamento de venta libre que está tomando o piensa tomar.


Puede la hipertensión o preeclampsia durante el embarazo provocar a largo plazo problemas del corazón y de los vasos sanguíneos?

La preeclampsia en general no aumenta el riesgo de una mujer de desarrollar hipertensión crónica u otros problemas relacionados con el corazón.

En  las mujeres con presión arterial normal que desarrollan preeclampsia después de la semana 20 de su primer embarazo, las complicaciones a corto plazo - incluyendo el aumento de la presión arterial - por lo general desaparecen al cabo de unas 6 semanas después del parto.

Algunas mujeres, sin embargo, pueden ser más propensas a desarrollar presión arterial alta o enfermedad cardíaca más adelante en la vida.

Se necesita más investigación para determinar los efectos en la salud a largo plazo de los trastornos hipertensivos en el embarazo y el desarrollo de mejores métodos para identificar, diagnosticar y tratar a las mujeres en situación de riesgo para estas enfermedades.

A pesar de que la presión arterial alta y los trastornos relacionados con el embarazo pueden ser graves, la mayoría de las mujeres con presión arterial alta y las que desarrollan preeclampsia durante el embarazo tienen embarazos exitosos. Obtener atención prenatal temprana (control prenatal) y regular es la medida más importante que usted puede tomar por su bienestar y por el de su bebé.


Fuente

High Blood Pressure in Pregnancy
National Heart, Lung and Blood Institute


Artículos relacionados

Suscripción al boletín