Qué es la alergia al sol ?

La alergia al sol o fotosensibilidad se refiere a diversos síntomas, enfermedades y afecciones causadas o agravadas por la exposición a la luz solar.

Los lugares más comunes donde se da este tipo de alergia incluye:  

  • La "V" del cuello
  • Dorso de las manos
  • Cara externa de los brazos y las piernas.

En raros casos la reacción puede ser más severa y puede producir urticaria o ampollas pequeñas que pueden incluso extenderse a la piel en las zonas revestidas.

No está claro por qué el cuerpo desarrolla esta reacción. El sistema inmunitario reconoce algunos componentes de la piel alterada por el sol como "extraños", y el cuerpo activa sus defensas inmunitarias contra ellos.

Esto produce una reacción alérgica que toma la forma de una erupción, ampollas pequeñas o, en raras ocasiones algún otro tipo de erupción en la piel.

Las personas de todas las razas y edades pueden desarrollar alergias. Diferentes tipos de fotosensibilidad pueden ser frecuentes en diferentes momentos de la vida.

Algunas personas tienen un tipo hereditario de alergia al sol.

Otras desarrollan signos y síntomas sólo cuando  estos son activados por otro factor, como un medicamento o la exposición de la piel a una planta o factores ambientales.

Tipos

La exposición al sol produce una serie de enfermedades claramente definidas, se incluyen:

  • Erupción solar polimorfa
  • Erupción juvenil primaveral
  • Foliculitis actínica
  • Prurigo actínico
  • Urticaria solar
  • Dermatitis Actínica crónica / fotosensibilidad
  • Hydroa vacciniforme (asociado con el virus de Epstein Barr);

Con la excepción de erupción solar polimorfa estos otros  trastornos son raros.

Síntomas

La apariencia de la piel afectada por una alergia al sol puede variar dependiendo del trastorno que está causando el problema. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Piel enrojecida
  • Picor o dolor en la zona afectada
  • Protuberancias diminutas que pueden agruparse en parches
  • Formación de costras o sangrado
  • Ampollas o ronchas

Generalmente se presentan sólo en la piel que ha estado expuesta al sol y se desarrollan dentro de un periodo de minutos a horas después de la exposición.

Cuándo consultar a un médico

Consulte a un médico si tiene molestias o reacciones en la piel  inusuales después de la exposición solar.

Para síntomas severos o persistentes es posible que necesite ver a un médico que se especialice en el diagnóstico y tratamiento de trastornos de la piel (dermatólogo).

Síntomas

Los síntomas dependen del tipo específico de alergia al sol:

  • Erupción polimórfica lumínica (EPL) normalmente produce una erupción en la piel con picazón o ardor en las primeras dos horas después de la exposición al sol. La erupción generalmente aparece en las partes expuestas al sol del cuello, parte superior del pecho, brazos y piernas. Además, puede haber una o dos horas de escalofríos, dolor de cabeza, náuseas y malestar general. En casos raros puede darse una erupción en forma de placas de color rojo, pequeñas ampollas llenas de líquido o pequeñas áreas de sangrado bajo la piel. Los síntomas generalmente se resuelven en 2-3 días si se evita la exposición solar.
     
  • Prúrigo actínico: Los síntomas son similares a los de la EPL pero por lo general se concentran en la cara, especialmente alrededor de los labios. Además los pacientes con este tipo de alergia por lo general comienzan a experimentar síntomas durante la infancia o la adolescencia temprana.
     
  • Erupción fotoalérgica: Los síntomas varían dependiendo de la condición médica subyacente del paciente y la medicación específica de la persona. Generalmente produce una erupción roja que pica o pequeñas ampollas. En algunos casos, la erupción se extiende a la piel cubierta por ropa. Debido a que la erupción fotoalérgica es una forma de reacción de hipersensibilidad retardada, los síntomas de la piel no comienzan hasta uno o dos días después de la exposición solar.
     
  •  Urticaria solar: la urticaria generalmente se desarrolla en las áreas expuestas de la piel en cuestión de minutos. Es de color rojo, produce escozor de diferentes tamaños en la superficie de la piel.

Causas

Ciertos medicamentos, productos químicos y condiciones médicas pueden hacer que la piel sea más sensible al sol. Los rasgos hereditarios también pueden desempeñar un papel.

Las causas de una alergia al sol varían, y pueden variar de una reacción de hipersensibilidad retardada a una enfermedad sistémica subyacente. Las siguientes son las causas más comunes de fotosensibilidad:

  • Erupción polimórfica  lumínica  (EPL): es la causa más común de fotosensibilidad, a menudo se presenta como una erupción repentina dentro de los 30 minutos a las 24 horas después de la exposición al sol. La causa de la ELP es desconocida, sin embargo, se cree que es una reacción de hipersensibilidad de tipo 4 retardada.
     
  • Urticaria solar: también se piensa que es una reacción de sensibilidad mediada inmunológicamente donde la radiación ultravioleta (UV) puede conducir a la formación de antígenos en las personas afectadas. Al igual que en las reacciones alérgicas típicas, el cuerpo reconoce el antígeno como un "invasor" y monta un ataque. La urticaria solar es una enfermedad benigna, pero crónica que provoca urticaria (ronchas) poco después de la exposición a rayos ultravioleta.
     
  • Fototoxicidad: puede resultar de la ingestión o la aplicación de una sustancia irritante para la piel. Más de 100 sustancias, incluyendo varios medicamentos, perfumes, e incluso algunas plantas pueden provocar enrojecimiento e inflamación en las zonas expuestas al sol. Estas reacciones tienden a ocurrir cuando la piel ha sido expuesta sólo por un corto período de tiempo.
     
  • Fotoalergia: es una reacción alérgica a una sustancia utilizada vía oral o por aplicación externa. Los síntomas por lo general aparecen de 24 a 72 horas más tarde.
     
  • Enfermedad sistémica: Algunas enfermedades subyacentes, a saber, el lupus eritematoso sistémico (LES) y porfiria, pueden desarrollar  fotosensibilidad. La exposición al sol también puede exacerbar los síntomas asociados con estas enfermedades.

Tratamiento

Las precauciones específicas necesarias y tratamientos disponibles dependerán de la condición de la persona diagnosticada o el estímulo de la fotosensibilidad. Muchas personas con una reacción de fotosensibilidad necesitan evitar la exposición excesiva al sol, aunque el grado varía.

El tratamiento depende del tipo particular de alergia al sol. Para los casos leves, sólo el evitar el sol durante unos días puede ser suficiente para resolver los signos y síntomas.

Medicamentos

Las cremas que contienen corticosteroides son de venta libre y existen también en forma de receta más fuerte.

Para una reacción alérgica grave en la piel el médico puede prescribir pastillas de corticosteroides, como la prednisona.

El medicamento contra la malaria hidroxicloroquina (Plaquenil) puede aliviar los síntomas de algunos tipos de alergias solares.

Si usted tiene una alergia al sol su tratamiento debe comenzar con estrategias de prevención. Éstas reducirán su exposición al sol y evitarán que los síntomas empeoren.

Otros tratamientos dependen del tipo específico de alergia al sol:

Erupción polimórfica lumínica (EPL): Para síntomas leves aplique compresas frías (como una toallita húmeda y fresca) en las áreas de erupción en la piel  con picazón.

También puede probar un medicamento antihistamínico de uso oral como la difenhidramina o clorfeniramina (ambos se venden bajo varias marcas) para aliviar el picor, o una crema que contiene cortisona.

Para síntomas más severos, el médico puede preescribir un antihistamínico oral o crema con corticosteroides.

Si estos remedios no son efectivos se puede prescribir la fototerapia. En muchos casos se realizan cinco exposiciones a la luz ultravioleta por semana durante un período de tres semanas.

Si la fototerapia estándar falla, su médico puede tratar de una combinación de psoraleno y luz ultravioleta llamado PUVA, medicamentos contra la malaria o tabletas de betacaroteno.

Prurigo actínico: Las opciones de tratamiento incluyen corticosteroides, talidomida, PUVA, medicamentos contra la malaria y  betacaroteno.

Erupción fotoalérgica: El primer objetivo del tratamiento es identificar y eliminar el producto, medicamento o cuidado de la piel que está desencadenando la reacción alérgica. Los síntomas de la piel pueden ser tratados con una crema con corticoides.

Urticaria solar: en caso de la urticaria leve puede probar un antihistamínico oral sin receta para aliviar el picor, o una crema para la piel contra la picazón que contenga cortisona.

Para casos más graves, el médico puede sugerir un medicamento antihistamínico  o crema con corticosteroides. En casos extremos, el médico puede recetar fototerapia, PUVA o medicamentos contra la malaria.

Los pacientes también pueden necesitar:

  • Tomar suplementos de vitamina D;
  • Programar las excursiones de verano al aire libre a primera hora de la mañana o tarde en la noche;
  • Cubrir las zonas expuestas al sol, vestir camisas con cuello alto y mangas largas, pantalones o falda larga, calcetines y zapatos, un sombrero de ala ancha, y si es posible guantes.
  • Use ropa protectora del sol. Tela de color oscuro y densamente tejida
  • Algunas prendas están etiquetados con la UPF, el factor de protección solar para los tejidos. Elija los que tienen un UPF de 40+
  •  Protejer su piel  cuando esta en un vehículo
  • Aplicar una capa de absorción de la radiación UV a ventanas en la casa o en el coche
  • Use una máscara de plástico transparente para proteger la cara
  • Antioxidantes orales tales como polifenoles y carotenoides se han reportado que proporcionan protección adicional limitada.  La  nicotinamida también puede proporcionar beneficio.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de cabecera o dermatólogo si usted tiene:

  • Una erupción pruriginosa que no responde a los tratamientos de venta libre;
  • Una erupción que abarca grandes áreas de su cuerpo, incluyendo partes que están cubiertas por la ropa;
  • Una erupción cutánea persistente que cubre zonas expuestas al sol de la cara, especialmente si usted es una mujer o una persona de herencia india americana;
  • Sangrado anormal debajo de la piel en las zonas expuestas al sol;
  • Pedir ayuda de emergencia si presenta urticaria junto con hinchazón alrededor de los ojos o los labios, sensación de desmayo o dificultad para respirar o tragar. Estos pueden ser signos de una reacción alérgica potencialmente mortal.

Si una crema, pomada, perfumes, etc. está causando alergia al sol, los pacientes deben dejar de utilizar el producto y los síntomas desaparecen.

Si un medicamento está causando síntomas, el médico podría recomendar suspender la medicación o alterar la dosis. Si el medicamento no puede ser interrumpido o alterado, un profesional de salud puede recomendar evitar la exposición al sol hasta que se complete el tratamiento.

Fuentes

Suscripción al boletín