Señales de Alerta de Bullying o Acoso


Contenido del artículo

Hay muchas señales de alerta que pueden indicar que una persona está siendo afectada o es víctima de acoso o bullying, ya sea siendo intimidado o intimidando a otros. Reconocer los signos de alarma es el primer paso importante en la adopción de medidas contra el acoso escolar. No todos los niños que son intimidados o que están intimidando a otros piden ayuda.

Es importante hablar con los niños que muestran signos de haber sido intimidados o con signos de intimidar a otros. Estas señales de advertencia también pueden apuntar a otros temas o problemas, como depresión o abuso de sustancias. Hablar con el niño puede ayudar a identificar la raíz del problema.

Signos que indican cuando un niño está siendo intimidado

Debe buscar cambios en el niño. Sin embargo, tenga en cuenta que no todos los niños que son intimidados exhiben señales de advertencia.

Algunos de los signos que pueden indicar un problema de acoso escolar son:

  • Lesiones inexplicables
  • Ropa perdida o destruida, libros, electrónica, o joyas
  • Frecuentes dolores de cabeza o dolores de estómago, sensación de mareo o fingir una enfermedad
  • Los cambios en los hábitos alimenticios, como de repente saltarse comidas o comer de forma compulsiva. Los niños pueden regresar a casa de la escuela con hambre porque no comían el almuerzo.
  • Dificultad para dormir o pesadillas frecuentes
  • Pérdida  de interés en las tareas escolares, o que no quieren ir a la escuela
  • Pérdida súbita de amigos o evitar situaciones sociales
  • Sentimientos de impotencia o disminución de la autoestima
  • Conductas autodestructivas como la fuga del hogar, perjudicándose a sí mismos, o hablar sobre el suicidio

Si conoces a alguien estresado o en peligro por este tipo de situaciones, no ignore el problema. Obtenga ayuda de inmediato.

Volver al inicio del artículo

Signos presentes cuando un hijo está intimidando a otros niños


Los niños pueden estar intimidando a otro si ellos:

  • Se involucra en peleas físicas o verbales
  • Tiene amigos que intimidan a otros
  • Es cada vez más agresivo
  • Lo envían a la oficina del director o de la detención con frecuencia
  • Tiene dinero o pertenencias nuevas sin explicación adicional
  • Culpa a otros por sus problemas
  • No acepta la responsabilidad por sus acciones
  • Es muy competitivo y se preocupa mucho por su reputación o popularidad

Volver al inicio del artículo

Por qué los niños no piden ayuda?

Las estadísticas del Suplemento “Delitos de Escuela” 2008-2009 demostraron que sólo se notificó a un adulto en un tercio de los casos de acoso escolar. Los niños no se lo dicen a los adultos por varias razones:

  • La intimidación o acoso puede hacer que un niño se sienta impotente. Los niños pueden desear manejar la situación por su cuenta para sentirse en control de nuevo. Pueden temer ser vistos como débiles o un chismoso.
  • Los niños pueden temer la reacción del chico que los ha estado intimidando.
  • La intimidación puede ser una experiencia humillante. Los niños no quieren que los adultos sepan lo que se dice acerca de ellos, ya sea verdadero o falso. También pueden temer que los adultos los juzguen o castiguen por ser débiles.
  • Los niños que son intimidados pueden sentirse socialmente aislados. Ellos pueden sentir que a nadie le importa o que nadie lo podría comprender.
  • Los niños pueden temer ser rechazados por sus compañeros. Los amigos pueden ayudar a proteger a los niños del acoso escolar, y los niños pueden temer perder este apoyo.

Volver al inicio del artículo

Geosalud 15 enero 2015

Fuente
Warning Signs
StopBullying.gov

Artículos relacionados:

Suscripción al boletín