Anuncios

Leucemia Linfoblástica Aguda Infantil

La leucemia linfoblástica aguda infantil (LLA) es un tipo de cáncer por el cual la médula ósea produce demasiados linfocitos (un tipo de glóbulo blanco).

La leucemia linfoblástica aguda infantil (llamada también leucemia linfocítica aguda o LLA) es un cáncer de la sangre y la médula ósea.

Anuncios

Este tipo de cáncer generalmente empeora rápidamente si no se trata.

Es el tipo de cáncer más común en los niños.

Normalmente, la médula ósea produce células madre (células inmaduras) que se convierten en células sanguíneas maduras.

Hay tres tipos de células sanguíneas maduras:

  • Glóbulos rojos que transportan oxígeno a todos los tejidos del cuerpo.
  • Glóbulos blancos que luchan contra las infecciones y las enfermedades.
  • Plaquetas que ayudan a prevenir hemorragias haciendo que se formen coágulos de sangre.

Normalmente, la médula ósea elabora células madre sanguíneas (células inmaduras) que se convierten, con el tiempo, en células sanguíneas maduras.

Una célula madre sanguínea se puede convertir en una célula madre mieloide o en una célula madre linfoide.

En la LLA, demasiadas células madre se convierte en un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos.

Estos linfocitos también se llaman linfoblastos o células leucémicas.

Hay tres tipos de linfocitos:

  • Linfocitos B que producen anticuerpos para ayudar a luchar contra las infecciones.
  • Linfocitos T que ayudan a los linfocitos B a generar los anticuerpos que ayudan a luchar contra las infecciones.
  • Células agresoras naturales que atacan las células cancerosas o los virus.

En el caso de la LLA, los linfocitos no pueden luchar muy bien contra las infecciones.

Además, a medida que aumenta la cantidad de linfocitos en la sangre y la médula ósea, hay menos lugar para los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas sanas.

Esto puede llevar a infecciones, anemia y sangrados fáciles.

Hay subgrupos de LLA infantil

Cuatro de los subgrupos de LLA infantil se basan en el tipo de célula sanguínea afectada, si se presentan ciertos cambios en los cromosomas y la edad en el momento del diagnóstico:

Anuncios

  • LLA de células T.
  • LLA positiva para el cromosoma Filadelfia.
  • LLA diagnosticada en un lactante.
  • LLA diagnosticada en niños de 10 años de edad o más, y en adolescentes.

La exposición a radiación y los antecedentes familiares pueden afectar el riesgo de padecer de LLA infantil

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de contraer de una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a contraer cáncer; no tener un factor de riesgo no significa que no se va a contraer cáncer. Las personas que piensan que pueden estar en riesgo, deben consultar este tema con su médico. Los factores de riesgo posibles para la LLA incluyen los siguientes aspectos:

  • Tener un hermano con leucemia.
  • Ser de raza blanca o de origen hispano.
  • Residir en los Estados Unidos de América.
  • Estar expuesto a los rayos X antes del nacimiento.
  • Estar expuesto a radiación.
  • Haber tenido un tratamiento anterior con quimioterapia u otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario.
  • Padecer de ciertos trastornos genéticos como síndrome de Down.

Los signos posibles de LLA infantil incluyen fiebre y hematomas.

Estos y otros síntomas pueden ser causados por la LLA infantil. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Debe consultarse con un médico si se presenta cualquiera de los siguientes problemas:

  • Fiebre.
  • Hematomas o sangrados fáciles.
  • Petequia (manchas planas, como puntitos debajo de la piel producidos por un sangrado).
  • Dolor de huesos o articulaciones.
  • Masas que no duelen en el cuello, las axilas, el estómago o la ingle.
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas.
  • Debilidad o sensación de cansancio.
  • Pérdida de apetito.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar la LLA infantil, se usan pruebas que examinan la sangre y la médula ósea.

Pueden utilizarse las siguientes pruebas y procedimientos:

Anuncios
Anuncios

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud, inclusive el chequeo de signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. Se toman también los antecedentes médicos de las enfermedades y los tratamientos previos del paciente.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC) con diferencial: procedimiento mediante el cual se toma una muestra de sangre y se analiza lo siguiente:
     

      • La cantidad de glóbulos rojos y plaquetas.
      • La cantidad y el tipo de glóbulos blancos.
      • La cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) en los glóbulos rojos.
      • La parte de la muestra compuesta por glóbulos rojos.


     

  • Aspiración de médula ósea y biopsia: extracción de una muestra de médula ósea, sangre, y un trozo pequeño de hueso mediante la inserción de una aguja en el hueso de la cadera o el esternón. Un patólogo observa las muestras de médula ósea, sangre y hueso bajo un microscopio para verificar si hay signos de cáncer.
  • Análisis citogenético: prueba en la que se observan bajo un microscopio las células de una muestra de sangre o de médula ósea para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas de los linfocitos. Por ejemplo, en la LLA, parte de un cromosoma se traslada a otro cromosoma. Esto se llama "cromosoma Filadelfia".
  • Inmunofenotipificación: prueba en la que se observan bajo un microscopio las células de una muestra de sangre o de médula ósea para verificar si los linfocitos malignos (cancerosos) empezaron siendo linfocitos B o linfocitos T.
  • Estudios de la química de la sangre: procedimiento en el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos y tejidos del cuerpo. Una cantidad poco común (mayor o menor que lo normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.
  • Radiografía de tórax: radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen del interior del cuerpo.

Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • La edad y recuento de glóbulos blancos en el momento del diagnóstico.
  • Cuán rápido y cuánto disminuye la concentración de células leucémicas después del tratamiento inicial.
  • El género y la raza.
  • Si las células leucémicas se originaron en linfocitos B o en linfocitos T.
  • Si se manifestaron ciertos cambios en los cromosomas de los linfocitos.
  • Si la leucemia se ha diseminado hasta el cerebro y la médula espinal.
  • Si el niño padece de síndrome de Down.

Estadios de la leucemia linfoblástica aguda infantil

Una vez que se diagnostica la LLA infantil, se realizan pruebas para determinar si el cáncer se ha diseminado hasta el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), los testículos u otras partes del cuerpo.

El alcance o la diseminación del cáncer generalmente se describe en estadios. Para la leucemia linfoblástica aguda infantil (LLA), se utilizan grupos de riesgo en lugar de estadios. Para determinar el grupo de riesgo, pueden utilizarse las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Punción lumbar: procedimiento para recoger líquido cefalorraquídeo de la columna vertebral. Se realiza introduciendo una aguja en la columna vertebral. Este procedimiento también se llama PL o punción espinal.
  • Radiografía de tórax: radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen del interior del cuerpo.
  • Biopsia testicular: extracción de células o tejidos de los testículos para que un patólogo los observe bajo un microscopio y verifique si hay signos de cáncer. Este procedimiento se realiza solamente si se observa algo poco común en los testículos durante el examen físico.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras

Cuando las células cancerosas se diseminan fuera de la sangre, se puede formar un tumor sólido. Este proceso se llama metástasis. Las tres maneras en que el cáncer se disemina en el cuerpo son las siguientes:

  • A través de la sangre. Las células cancerosas circulan por la sangre, invaden los tejidos sólidos en el cuerpo, como el cerebro o el corazón, y forma un tumor sólido.
  • A través del sistema linfático. Las células cancerosas invaden el sistema linfático, circulan por los vasos linfáticos y forman un tumor sólido en otras partes del cuerpo.
  • A través del tejido sólido. Las células cancerosas que han formado un tumor sólido se diseminan a los tejidos en un área cercana.

El tumor nuevo (metastásico) es el mismo tipo de cáncer que el cáncer primario. Por ejemplo, si las células leucémicas se diseminan hasta el cerebro, las células cancerosas en el cerebro son en realidad células leucémicas. La enfermedad es leucemia metastásica, no cáncer cerebral.

En el caso de la LLA infantil, se utilizan grupos de riesgo en lugar de estadios.

Los grupos de riesgo se describen como sigue:

  • Riesgo estándar (bajo): incluye a los niños de 1 a 9 años de edad con una cantidad de glóbulos blancos inferior a 50.000/µL en el momento del diagnóstico.
  • Riesgo alto: incluye a los niños menores de 1 año de edad o mayores de 9 años de edad, y a los niños con una cantidad de glóbulos blancos de 50.000/µL o más en el momento del diagnóstico.

Para planificar el tratamiento, es importante conocer el grupo de riesgo.

Anuncios

Si desea leer más artículos sobre el tema de La Leucemia le recomendamos visitar las siguientes direcciones:

Fuente
Instituto Nacional del Cáncer
http://www.cancer.gov/

Anuncios