Trastornos Cognitivos y Delirio en Pacientes con Cáncer
Efectos sobre la Familia

Página 1 | 2 | 3 | 4 | 5

Los trastornos cognitivos y el delirio pueden ser perturbadores para la familia del paciente y las personas a cargo de la atención.

Los trastornos cognitivos y el delirio pueden ser perturbadores para la familia del paciente y las personas que lo atienden, y peligrosos para el paciente mismo si afectan su juicio. Estos trastornos pueden hacer que el paciente actúe de manera impredecible y, a veces, con violencia. Inclusive un paciente tranquilo o calmo puede experimentar repentinamente un cambio de ánimo o tornarse agitado, con lo cual necesita mayor atención. La seguridad del paciente, y de la familia y de quienes lo cuidan es muy importante.

Los trastornos cognitivos y el delirio pueden afectar la salud física y la comunicación.

Los pacientes con trastornos cognitivos o delirio tienen más probabilidades de sufrir caídas, padecer incontinencia (incapacidad de controlar la vejiga o los intestinos) y deshidratarse (consumo de agua en cantidades extremadamente bajas como para preservar la salud). Con frecuencia, necesitan hospitalizaciones más prolongadas que los pacientes sin trastornos cognitivos o delirio.

El estado de confusión mental de estos pacientes puede dificultar su comunicación con los miembros de la familia y los proveedores de atención de la salud. La evaluación de los síntomas del paciente y este puede no ser capaz de tomar decisiones sobre su atención. La agitación en estos pacientes puede confundirse con una expresión de dolor. Es posible que surja conflicto entre el paciente, la familia y el personal con respecto a la concentración necesaria de medicinas para el dolor.

<< Anterior

1 | 2 | 3 | 4 | 5

Siguiente >>

Para mayor información sobre los cuidados médicos de apoyo a pacientes con cáncer:

Fuente
Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos
Dirección Web: http://www.cancer.gov