Pruebas para la detección del cáncer de próstata

 

Los antecedentes de salud y los síntomas actuales

Este primer paso permite al médico escuchar y entender la "historia" del paciente y sus preocupaciones sobre la próstata.

Su médico le preguntará si usted tiene síntomas, el tiempo que los ha tenido, y cuánto le afectan estos síntomas en su estilo de vida.

El historial médico personal también incluye cualquier factor de riesgo, dolor, fiebre o dificultad para orinar. Se le puede pedir dar una muestra de orina para realizarle pruebas en esta etapa.

Volver al inicio del artículo

Examen rectal digital

El examen rectal digital es una forma estándar para examinar la próstata. Con un dedo enguantado y lubricado, el médico palpa la próstata por el recto. La prueba dura solamente unos 10-15 segundos.
Este examen comprueba:

  • El tamaño, la firmeza, y la textura de la próstata
  • Cualquier área dura, bultos o crecimientos que se propaguen más allá de la próstata
  • Cualquier dolor causado por tocar o presionar la próstata

El tacto rectal permite que el médico sienta solamente en un lado de la próstata. La prueba del antígeno prostático específico (PSA) es otra manera de ayudar a que su médico revise la salud de su próstata. Pero es importante saber que estás pruebas son complementarias entre sí, es decir se deben realizar ambas.

Prueba de antígeno prostático específico (PSA)

La Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado el uso de la prueba de antígeno prostático específico junto con el examen rectal digital para ayudar a detectar el cáncer de próstata en hombres de 50 años o más.

El antígeno prostático específico es una proteína producida por las células de la próstata. Normalmente se secreta en los conductos de la próstata, donde ayuda a producir semen, pero en ocasiones pequeñas cantidades se escapan a la sangre. Cuando el antígeno prostático específico está en la sangre, se puede medir con el examen de sangre llamado “prueba de PSA”.

En el cáncer de próstata, una cantidad mayor de lo normal de antígeno prostático específico pasa a la sangre. Sin embargo, un nivel elevado en sangre de antígeno prostático específico no es una prueba que pueda decir con certeza si hay cáncer,  muchos otros factores pueden causar un resultado falsamente positivo.

Por ejemplo, los niveles de antígeno prostático específico en la sangre a menudo se incrementan en los hombres con prostatitis o hiperplasia prostática benigna. Incluso las cosas que interactúan con la próstata - como montar una bicicleta o motocicleta, o tener un tacto rectal, un orgasmo o eyaculación dentro de las últimas 24 horas, una biopsia de la próstata, o la cirugía de próstata - pueden aumentar los niveles de antígeno prostático específico.

Además, la próstata de algunos hombres produce naturalmente más antígeno prostático específico que otras. Los niveles de antígeno prostático específico aumentan con la edad. Los hombres afroamericanos tienden a tener mayores niveles de antígeno prostático específico en general que los hombres de otras razas. Y algunos medicamentos, como la finasterida y la dutasterida, pueden causar niveles de antígeno prostático específico de un hombre disminuyan.

Las “pruebas de PSA” se utilizan a menudo para dar seguimiento a los pacientes después del tratamiento del cáncer de próstata para verificar si hay signos de recurrencia del cáncer (o sea, para saber si el cáncer ha vuelto).

Todavía no se sabe con certeza si la prueba de antígeno prostático específico para detectar el cáncer de próstata pueda reducir realmente el riesgo de un hombre de morir a causa de la enfermedad.
Los investigadores están trabajando para aprender más acerca de:

  • La capacidad de la prueba del antígeno prostático específico para ayudar a los médicos a diferenciar entre el cáncer de próstata y los problemas de próstata benignos
  • Encontrar el mejor manejo cuando un hombre tiene un nivel elevado de antígeno prostático específico

Por ahora, los hombres y sus médicos utilizan las lecturas de antígeno prostático específico con el tiempo como una guía para ver si se necesita más de seguimiento.

Volver al inicio del artículo

Qué significan los resultados del antígeno prostático específico (PSA)?

Los niveles de PSA se miden en términos de la cantidad de antígeno prostático específico por volumen de fluido probado. Los médicos a menudo usan un valor de 4 nanogramos (ng) o más por mililitro de sangre como una señal de que otras pruebas, como una biopsia de próstata, son necesarias.

Su médico puede controlar su velocidad de PSA, lo que significa la tasa de cambio en sus niveles de PSA con el tiempo. El incremento rápido en las lecturas de antígeno prostático específico puede indicar cáncer.

Si usted tiene un nivel de antígeno prostático específico ligeramente elevado, usted y su médico pueden elegir hacer pruebas de antígeno prostático específico de forma programada y estar pendiente de cualquier cambio en la velocidad del PSA.

Prueba de PSA libre o antígeno prostático específico libre

Esta prueba se utiliza en los hombres que tienen niveles de antígeno prostático específico más altos. La prueba mide el PSA estándar de PSA total, que incluye tanto el PSA que se adjunta, o vinculado, a otras proteínas y el PSA que es libre, o que no está vinculado a otras proteínas.

Las medidas de prueba de PSA libre, muestran como su nombre lo indica solamente el antígeno prostático específico que no se vincula a otras proteínas. El PSA libre está vinculado a condiciones benignas de la próstata, tales como hiperplasia prostática benigna, mientras que PSA vinculado a proteínas o total se relacionado con el cáncer.

El porcentaje de PSA libre puede ayudar a decir qué tipo de problema de próstata tiene el paciente.

  • Si tanto el PSA total y PSA libre son más altos de lo normal (alto porcentaje de PSA libre), esto sugiere la presencia de hiperplasia prostática benigna en lugar de cáncer.
     
  • Si el PSA total es alto, pero el PSA libre no está elevado (bajo porcentaje de PSA libre), es más probable que la elevación sea debido a cáncer. En este caso se deben realizar más pruebas, como una biopsia.

Usted y su médico deben hablar acerca de sus riesgos personales y los resultados de PSA libre. A continuación, pueden decidir juntos si se deben realizar biopsias de seguimiento y, en caso afirmativo, con qué frecuencia.

"No hay un nivel de PSA mágico debajo del cual un hombre puede estar seguro de que no tiene riesgo de cáncer de próstata ni un nivel por encima del cual se deba realizar de forma automática una biopsia. La decisión de un hombre para realizarse una biopsia de próstata requiere una discusión reflexiva con su médico, teniendo en cuenta no sólo el nivel de antígeno prostático específico, sino también sus otros factores de riesgo, su estado general de salud, y la forma en que percibe los riesgos y beneficios de la detección temprana. " -Dr. Howard Parnes, Jefe de la Próstata y Cáncer Urológico Grupo de investigación de la División de Prevención del Cáncer, Instituto Nacional del Cáncer

Volver al inicio del artículo

La biopsia de próstata

Si sus síntomas o los resultados de las pruebas sugieren la presencia de cáncer de próstata, su médico lo derivará a un especialista (urólogo) para que se realice una biopsia de próstata. Una biopsia se hace generalmente en el consultorio del médico.

Para una biopsia, pequeñas muestras de tejido se toman directamente de la próstata. Su médico tomará muestras de varias áreas de la glándula prostática. Esto puede ayudar a reducir la posibilidad de perder cualquier área de la glándula que pueda tener células cancerosas. Al igual que otros cánceres, el cáncer de próstata sólo se puede diagnosticar mirando el tejido bajo un microscopio (por el médico patólogo).

La mayoría de los hombres que se realizan biopsias después de los exámenes de detección temprana del cáncer de próstata no tienen cáncer.

Si una biopsia es positiva

Un resultado positivo de la prueba después de una biopsia significa que hay presencia de cáncer de próstata. Un patólogo examinará la muestra de biopsia de las células cancerosas y dará una puntuación en la escala de Gleason. La puntuación de Gleason varía de 2 a 10 y describe qué tan probable es que un tumor se extienda. Cuanto más bajo sea el número, menos agresivo es el tumor y es menos probable que se extienda.


Las opciones de tratamiento dependen de la etapa (o extensión) del cáncer (etapas varían entre 1 y 4), la puntuación de Gleason, el nivel de PSA,  su edad y su estado de salud en general. Esta información estará disponible para su médico y se aparecerá en su informe de patología.

Llegar a una decisión sobre el tratamiento de su cáncer de próstata es un proceso complejo. Muchos hombres encuentran útil hablar con sus médicos, familiares, amigos, y otros hombres que se han enfrentado a decisiones similares.

Geosalud 12 Noviembre 2014

Fuente
Types of Tests – National Cancer Institute