Anuncios

Tratamiento de la disfunción eréctil o impotencia sexual

tratamiento disfunción eréctil

La disfunción eréctil, también llamada impotencia sexual, se refiere a la incapacidad para obtener o mantener una erección que sea lo suficientemente firme o dure lo suficiente para tener relaciones sexuales satisfactorias.

La disfunción eréctil no es una afección sin opciones de tratamiento que usted debe aceptar o que simplemente deba aprender a vivir con ella, en la mayoría de los casos la impotencia sexual es tratable con éxito.

Además, la disfunción eréctil podría ser un signo de una complicación grave, incluso potencialmente mortal, como la insuficiencia cardíaca congestiva o la enfermedad renal y por ésta razón es importante no ignorarla.

El tratamiento para la disfunción eréctil depende de sus causas y severidad

Los problemas físicos son la causa más probable de disfunción eréctil, particularmente en hombres mayores. Las enfermedades crónicas comunes como la obesidad, la diabetes o la hipertensión arterial y la ateroesclerosis a menudo se asocian con la disfunción eréctil y por lo tanto, un estilo de vida saludable es la mejor manera de evitar la impotencia sexual.

Para los hombres más jóvenes, la disfunción eréctil está a menudo relacionada con factores psicológicos, como la ansiedad, el estrés o un trauma debido a una experiencia sexual angustiante.

Tal vez por vergüenza, muchos hombres se niegan a buscar la ayuda de un doctor como lo demuestran la proliferación de productos disponibles en internet o en tiendas de poca reputación que afirman ayudar a curar la disfunción eréctil, pero no se ha demostrado que estos tratamientos sean seguros o efectivos.

Por otro lado mayoría de los hombres que buscan tratamiento con un médico, eligen a su doctor de confianza que puede o no estar familiarizado con la impotencia sexual y sus opciones de tratamiento. Un especialista, como lo es un urólogo, puede ser una mejor opción.

Un buen examen físico y un historial médico minucioso, junto con ciertas pruebas de laboratorio, pueden ayudar a su médico a determinar qué es lo que está causando la impotencia sexual y luego elegir un tratamiento apropiado.

Cómo hablar de sus problemas de erección con su pareja?
 

Mientras que usted recibe tratamiento para la disfunción eréctil, es fundamental que ponga atención a su relación de pareja.

La disfunción eréctil afecta también a la pareja y no sólo al hombre, para muchas parejas puede haber otros problemas asociados a la impotencia, especialmente si no han tenido una actividad sexual normal durante mucho tiempo.

Aunque puede ser un tema difícil de hablar, cuanto antes lo discuta, más pronto podrán hacer que su vida amorosa vuelva por buen camino.

Anuncios

En una encuesta reciente hasta un el 42% de las mujeres entrevistadas piensan que la disfunción eréctil de su pareja es culpa de ellas, y el 19% sienten que es porque sus parejas ya no las encuentran atractivas.

Usted puede tranquilizar a su pareja explicándole que la disfunción eréctil es un problema médico y nada más – que no es su culpa, no tiene nada que ver con la atracción física y que no han hecho nada para causarlo.

El apoyo de su pareja puede hacer una gran diferencia a la hora de manejar de manera correcta el tratamiento de la impotencia sexual y aumenta las probabilidades de éxito del mismo.

Opciones de tratamiento para la impotencia sexual

El primer paso para tratar la disfunción eréctil es a menudo hacer cambios en su estilo de vida, esto se debe a que en la mayoría de los casos el deterioro de los vasos sanguíneos es la causa principal de la disfunción eréctil, por lo que es mejor asegurarse de que el sistema circulatorio esté en buenas condiciones para permitir el flujo sanguíneo normal.

Perder peso y hacer ejercicio puede ser todo lo que se necesita para mejorar la calidad de las erecciones.

También se debe reducir el consumo de alcohol, evitar el tabaquismo y el uso drogas recreacionales, ya que todo esto empeora los síntomas de la impotencia sexual.

La diabetes es otro factor de riesgo para la disfunción eréctil. El daño causado a los vasos sanguíneos por los niveles anormales de glucosa en la sangre puede resultar en problemas de disfunción eréctil. Un manejo correcto de la diabetes es muy importante para el tratamiento de la impotencia sexual.

Medicamentos orales

Los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (FDE-5) son uno de los tipos de medicación más ampliamente utilizados y eficaces para tratar la disfunción eréctil.

Los inhibidores de la FDE-5 trabajan aumentando temporalmente el flujo sanguíneo a su pene y necesitan de estimulación sexual para funcionar.

Las opciones son:

  • Sildenafil
  • Tadalafil
  • Vardenafil
  • Avanafil

Dependiendo del tipo de inhibidor de la FDE-5 que está tomando y la dosis, debe tomarla unos 30-60 minutos antes de que empiece a funcionar.

Puede tardar más en notar los efectos si la tableta se toma con comida, por lo que es mejor tomarlo con el estómago vacío. Luego después de una hora puede comer sin afectar al medicamento.

Sólo se toma una tableta dentro de un período de 24 horas.

No tome inhibidores de la FDE-5 si también está tomando medicamentos o drogas recreacionales que contengan nitratos. La combinación de las dos sustancias puede tener un efecto peligroso en el corazón.

Anuncios

Los nitratos orgánicos se utilizan a menudo para tratar la angina, y el nitrato butílico es una droga recreacional que se conoce más comúnmente como "poppers".

Terapia con inyecciones

La terapia de inyección intracavernosal se prescribe para los hombres que no responden bien a los medicamentos orales.  Las inyecciones funcionan al mejorar temporalmente el flujo de sangre al pene.

Su médico le indicará cómo inyectarse con seguridad el medicamento para su uso en casa. Típicamente, un hombre se inyecta el medicamento en el pene 10 a 20 minutos antes de la actividad sexual para lograr una erección.

No se recomiendan más que dos inyecciones a la semana.

Terapia intrauretral

Una alternativa a las inyecciones es una terapia llamada Sistema Uretral Medicado para la Erección o MUSE por sus siglas en ingles, que se ha desarrollado para aplicar medicamentos a través de la uretra.

En la terapia intrauretral una píldora del tamaño de un grano de arroz que contiene el medicamento es colocada dentro de la uretra mediante un dispositivo especial, la uretra es el tubo que transporta la orina desde la vejiga hasta la punta del pene.

Después de la inserción del medicamento en la uretra, el pene se masajea hasta por un minuto para asegurar una buena distribución del fármaco en el pene.

Dispositivos de bombas de vacío

Una bomba de vacío es un cilindro que se coloca alrededor del pene para ayudar a bombear sangre hasta que se crea una erección.

La erección entonces se sostiene durante la cópula por unos anillos elásticos de restricción que se colocan alrededor de la base del pene por hasta 30 minutos.


Después del coito, los anillos se retiran y la erección desaparece.

Se requiere una cierta destreza para utilizar estos dispositivos con eficacia, pero con algo de practica muchos hombres pueden conseguir una erección con éxito.

En general, la falta de espontaneidad de este método es su mayor inconveniente; toma cerca de tres a cinco minutos para producir una erección y la erección incluye solo parte del pene.

Se usa con mayor frecuencia cuando los medicamentos orales para la disfunción eréctil no funcionan.

Implantes de pene (prótesis)

Estos pueden ser:

  • Implantes semirrígidos

    Los implantes de pene semirrígidos son dispositivos mecánicos que se implantan quirúrgicamente en el pene para proporcionar firmeza permanente y pueden ser apropiados para hombres mayores que no tienen relaciones sexuales con regularidad.

Anuncios

  • Implantes inflables

Un cirujano instala el implante que incluye dos cilindros inflables, un reservorio de liquido en el pene y una unidad de bombeo en el escroto.

Presionando sobre el área del escroto donde está la parte de la bomba del dispositivo, se permite que el líquido fluya desde el reservorio implantado cerca de la vejiga, inflando la prótesis y creando un estado similar a la erección.
 

Al igual que con todos los tipos de cirugía, los implantes de pene conllevan un riesgo de infección. Problemas mecánicos con los implantes pueden ocurrir con el tiempo en un 5% a 15% de los casos.

Cirugía Vascular

Este procedimiento le permite al médico reconectar quirúrgicamente las arterias del pene que no tienen un buen flujo de sangre mediante la conexión de una arteria en el abdomen inferior a una en la parte superior del pene.

Generalmente se recomienda solo para hombres cuya impotencia es causada por un daño grave a las arterias o a los vasos sanguíneos.

Este procedimiento no se recomienda para los hombres con ateroesclerosis, una afección que causa el endurecimiento de las arterias y que puede dañar de forma permanente el revestimiento de los vasos sanguíneos del pene.

Consejería y psicoterapia

La impotencia causada por problemas psicológicos (disfunción eréctil psicogénica) puede mejorarse con la ayuda de un psiquiatra o psicólogo experimentado.

A la pareja se le puede pedir que se una a la terapia para abordar cualquier preocupación que ambos puedan tener acerca de los efectos de la disfunción eréctil en su vida sexual.

En algunos hombres con impotencia psicogénica, un ensayo limitado con terapia de inyección intracavernosal puede romper el ciclo vicioso en el que se encuentran por la ansiedad al fracaso del funcionamiento sexual. La idea es restablecer su confianza en la capacidad de obtener una erección adecuada.

La consejería psicológica también se recomienda para los hombres que sufren de disfunción eréctil en general, independiente de su causa por que puede proporcionar alivio durante el período de ajuste después de la iniciación o finalización del tratamiento.

Referencias

Kevin T. McVary, Erectile Dysfunction. N Engl J Med 2007; 357:2472-2481

DOI: 10.1056/NEJMcp067261

David J. Handelsman and Ann J. Conway The management of erectile dysfunction. DOI: 10.18773/austprescr.1998.034

Najari BB, Kashanian JA. Erectile Dysfunction. JAMA. 2016;316(17):1838. doi:10.1001/jama.2016.12284

D. Morán González, et al. Interacciones farmacológicas en el

tratamiento de la disfunción eréctil . Pharmaceutical Care España 2009; 11(4): 177-182

Hatzimouratidis K, Hatzichristou DG. A comparative review of the

options for treatment of erectile dysfunction: which treatment for

which patient? Drugs. 2005; 65: 1.621-1.650

Reffelmann T, Kloner RA. Sexual function in hypertensive patients

receiving treatment. Vasc Health Risk Manag. 2006; 2(4): 447-455.

O.Z. Shenfeld, D. Kiselgorf, O.N. Gofrit, et al.

The incidence and causes of erectile dysfunction after pelvic fractures associated with posterior urethral disruption

J Urol, 169 (2003), pp. 2173-2176

Sayuk GS, Gott BM, Nix BD, Lustman PJ. Improvement in sexual functioning in patients with type 2 diabetes and depression treated with bupropion. Diabetes Care 2011; 34:332.

Vrijhof HJ, Delaere KP. Vacuum constriction devices in erectile dysfunction: acceptance and effectiveness in patients with impotence of organic or mixed aetiology. Br J Urol 1994; 74:102.

Linet OI, Ogrinc FG. Efficacy and safety of intracavernosal alprostadil in men with erectile dysfunction. The Alprostadil Study Group. N Engl J Med 1996; 334:873.

.

Artículos relacionados:

¿Cómo superar la impotencia sexual en pareja?

Ateroesclerosis y disfunción eréctil o impotencia sexual

Causas de la disfunción eréctil o impotencia

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 26 de Abril, 2021

Anuncios