Prevención del pie diabético

Las medidas recomendadas para la prevención del pie diabético incluyen:

  • Examen anual de los pies. Todas las personas con diabetes deben hacerse un examen anual de los pies para identificar afecciones de los pies de alto riesgo. Este examen debe incluir la evaluación de la sensibilidad, la estructura del pie y su biomecánica, el estado vascular y la integridad de la piel.
     
  • Cuidar de su diabetes. Mantenga su diabetes bajo control cuidando que su nivel de glucosa se mantenga dentro de límites normales.
     
  • Revise sus pies todos los días. Mire sus pies descalzos en busca de manchas rojas, cortes, hinchazón y ampollas. Si no puede verse la planta de los pies, use un espejo o pida ayuda a alguien.
     
  • Sea más activo. Mantenga un programa de ejercicio físico en forma regular.
     
  • Lávese los pies todos los días. Debe secarlos cuidadosamente, especialmente entre los dedos.
     
  • Mantenga la piel suave y tersa. Aplíquese un poco de crema para la piel sobre el empeine y la planta de los pies, pero no entre los dedos de los pies.
     
  • Recorte sus uñas regularmente. Si usted puede ver y alcanzar sus uñas de los pies, debe mantenerlas recortadas. Recorte las uñas en línea recta y lime los bordes con una lima de uñas.
     
  • Evitar manipulación de las uñas. En las mujeres diabéticas, no se recomienda ningún tipo de manipulación de las uñas en salones de  belleza o similares.
     
  • Nunca camine descalzo. Use zapatos y calcetines en todo momento. Use zapatos cómodos que le queden bien y protejan sus pies.
     
  • Revisar el interior de los zapatos antes de usarlos. Asegúrese de que el forro esté liso y que no hay objetos en su interior.
     
  • Proteja sus pies del calor y del frío. Use zapatos en la playa o en el pavimento caliente. No ponga sus pies en agua caliente. Pruebe el agua antes de poner sus pies en ella del mismo modo que antes de bañar a un bebé. Nunca use bolsas de agua caliente, almohadillas térmicas, o mantas eléctricas. Evite poner los pies cerca de los calentadores durante el invierno. Puede quemarse los pies sin darse cuenta.
     
  • Mantenga el flujo de sangre a sus pies. Ponga los pies en alto cuando está sentado. Mueva los dedos de los pies y los tobillos hacia arriba y hacia abajo durante 5 minutos, dos (2) o tres (3) veces al día. No cruce las piernas durante largos períodos de tiempo.
     
  • No fumar.

Lea también: Qué es el pie diabético?

Fuente: