Apendicitis

Apendicitis es la inflamación dolorosa del apéndice.

El apéndice es un saco pequeño y delgado de unos 5 a10 cm (2-4 pulgadas) de largo que está conectado al intestino grueso, donde se forman las heces.

Nadie sabe exactamente por qué tenemos un apéndice, pero su eliminación no es perjudicial.

Síntomas de la apendicitis

El síntoma más común de la apendicitis es el dolor en el abdomen.

La apendicitis suele comenzar con un dolor en la mitad del abdomen que pueden aparecer y desaparecer.

En cuestión de horas, el dolor llega hasta el lado inferior derecho, donde por lo general se encuentra el apéndice, y se vuelve constante y severo.

La presión en esta zona, toser, o caminar puede empeorar el dolor.

Usted puede perder el apetito, sentirse enfermo y ocasionalmente tener diarrea.

Otros síntomas de la apendicitis pueden incluir:

  • Pérdida de apetito
  • Deseos de vomitar (náusea).
  • Vómitos
  • Estreñimiento o diarrea
  • Incapacidad para expulsar gases
  • Fiebre de bajo grado
  • Hinchazón en su abdomen
  • Sensación de que tener una evacuación intestinal aliviará las molestias

Causas de la apendicitis

No está claro exactamente cuáles son las causas de la apendicitis. La mayoría de los casos se producen cuando algo bloquea la entrada del apéndice.

Por ejemplo, un bloqueo puede estar formado por una pieza pequeña de heces o una infección del tracto respiratorio superior podría dar lugar a un ganglio linfático hinchado dentro de la pared del intestino.

La obstrucción o bloqueo, causa que las bacterias que normalmente viven en el interior del apéndice se multipliquen. Como resultado de ello, el apéndice se hincha y se infecta.

Si no se trata rápidamente la presión causada por la inflamación puede conducir a la ruptura del apéndice.

Prevención de la apendicitis

A medida que las causas no se comprenden totalmente, no hay  forma de prevenir la apendicitis.

Complicaciones de la apendicitis

La apendicitis puede causar complicaciones graves, tales como:

La ruptura del apéndice

Una ruptura propaga la infección a través de su abdomen (peritonitis). Muy peligrosa para la vida, esta condición requiere cirugía inmediata para extirpar el apéndice y limpiar la cavidad abdominal.

Formación de un absceso

Si el apéndice se revienta, puede desarrollarse un absceso.

En la mayoría de los casos, un cirujano drena el absceso mediante la colocación de un tubo dentro del absceso a través de la pared abdominal.

El tubo se deja en su lugar durante dos semanas, y se sumistran antibióticos para eliminar la infección.

Una vez que la infección se controla, se  somete al paciente a una cirugía para extirpar el apéndice.

En algunos casos, se drena el absceso, y el apéndice se retira inmediatamente.

Tratamiento de la apendicitis

Los médicos suelen tratar la apendicitis con cirugía para extirpar el apéndice (apendicectomía).Los cirujanos realizan la cirugía en un hospital con anestesia general.

Su médico le recomendará la cirugía si tiene dolor abdominal y fiebre continua, o signos de una ruptura de apéndice e infección.

La cirugía inmediata disminuye la probabilidad de que el apéndice reviente y provoque un cuadro más grave.

Un cirujano realiza la cirugía usando uno de los métodos siguientes:

La cirugía laparoscópica

Durante la cirugía laparoscópica, los cirujanos utilizan varias incisiones pequeñas e instrumentos quirúrgicos especiales que se introducen a través de las incisiones para extirpar el apéndice.

La cirugía laparoscópica conduce a un menor número de complicaciones, tales como infecciones intrahospitalarias, y tiene un tiempo de recuperación más corto.

Laparotomía

Los cirujanos utilizan una laparotomía para extirpar el apéndice a través de una única incisión en la parte inferior derecha de su abdomen.

Después de la cirugía, la mayoría de los pacientes se recuperan completamente de la apendicitis y no es necesario realizar cambios en su dieta, el ejercicio, o estilo de vida.

Los cirujanos recomiendan limitar la actividad física durante los primeros 10 a 14 días después de una laparotomía y para los primeros 3 a 5 días después de la cirugía laparoscópica.

Y si el cirujano encuentra un apéndice normal?

En algunos casos, un cirujano encuentra un apéndice normal durante la cirugía. En este caso, muchos cirujanos y extirpan el apéndice para eliminar la posibilidad futura de apendicitis.

A veces, los cirujanos encuentran un problema diferente, que se pueden corregir durante la cirugía.

Se pueden tratar la apendicitis sin cirugía?

Algunos casos de apendicitis leves pueden curarse con un tratamiento de antibióticos.

Todos los pacientes con sospecha de apendicitis son tratados con antibióticos antes de la cirugía, y algunos pacientes pueden mejorar por completo antes de realizar la cirugía.

Tratamiento de una ruptura del apéndice

En la mayoría de los casos de peritonitis, un cirujano lo extirpará inmediatamente con la cirugía.

El cirujano usará la cirugía denominada laparotomía para limpiar el interior de su abdomen para prevenir la infección y luego extirpar el apéndice.

Sin un tratamiento inmediato, la peritonitis puede causar la muerte.

Un cirujano puede drenar la pus de un absceso apendicular durante la cirugía o más comúnmente, antes de la cirugía. Para drenar un absceso, el cirujano coloca un tubo en el absceso a través de la pared abdominal.

Se deja un  tubo de drenaje en el lugar durante aproximadamente 2 semanas mientras se toman antibióticos para tratar la infección.

Cuando la infección y la inflamación están bajo control, de 6 a 8 semanas más tarde, los cirujanos operan para eliminar lo que queda del apéndice.

Recuperación

La recuperación dura al menos par de semanas después de una apendicectomía, o más tiempo después de una perforación del apéndice.

Para ayudar a su cuerpo a sanar:

  • Evite cualquier actividad vigorosa al principio.
  • Después de una apendicetomía laparoscópica limite todas sus actividades durante tres a cinco días.
  • Si usted tenía una apéndice perforado, limite sus actividades durante 10 a 14 días.
  • Siempre pregunte a su médico acerca de las limitaciones en su actividad y cuándo puede reanudar sus actividades normales después de la cirugía.
  • Apoye su abdomen cuando tosa. Coloque una almohada sobre su abdomen y aplique presión antes de toser, reír o moverse para ayudar a reducir el dolor.
  • Si usted todavía está con mucho dolor a pesar de sus medicamentos, llame a su médico. Estar con dolor pone tensión adicional en su cuerpo y retarda el proceso de curación.
  • Levántese y muévase solo cuando esté listo.
  • Comience lentamente y aumente su actividad hasta que se sienta en buenas condiciones.
  • Comience con caminatas cortas.
  • Duerma cuando está cansado. A medida que su cuerpo se cura, es posible que se sienta mas somnoliento que de costumbre.
  • Discuta con su médico cuando  regresar al trabajo o a la escuela.mLos niños pueden ser capaces de volver a la escuela menos de una semana después de la cirugía.
  • Los niños  deben esperar de dos a cuatro semanas para reanudar las actividades extenuantes, tales como clases de gimnasia o deportes.

pregunte al medico

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 19 de Septiembre, 2018

  • Artículos relacionados con Digestivo
  • Liver Transplantation

    liver, transplantation, symptoms, liver, problems, organ, rejection, anti-rejection, medicines

  • Prueba de transaminasa glutamico oxalacetica

    La transaminasa glutámico oxalacética (GOT) es una enzima que se encuentra en varios tejidos del organismo de los mamíferos, especialmente en los glóbulos rojos, hígado, corazón, tejido muscular, el páncreas y los riñones.

  • Diarrea por norovirus. Sintomas y Tratamiento

    Los norovirus pertenecen a la familia Caliciviridae y se pueden agrupar en cinco genogrupos ( GI a GV), los cuales se dividen en al menos 34 genotipos. La enfermedad humana es causada principalmente por GI y GII norovirus, con la mayoría de los brotes ca

  • Alimentos ricos en fibra dietética

    Alimentos ricos en fibra dietética. Frutas. Vegetales. Nueces. Frutos Secos. Alimentos ricos en almidón con fibra

  • Que es la cirrosis

    La cirrosis es la cicatrización del hígado causada por el daño continuo de este órgano a largo plazo.