Prevención de la diarrea por norovirus

Los norovirus son un grupo de virus afines. La infección por estos virus afecta el estómago y los intestinos causando una enfermedad llamada gastroenteritis (inflamación del estómago y los intestinos).

Todas las personas pueden contraer norovirus

Todas las personas pueden infectarse con norovirus y enfermarse. Además, usted puede enfermarse por norovirus varias veces durante su vida. La enfermedad a menudo aparece de manera repentina. La persona puede sentirse muy mal, tener cólicos estomacales, vómito o diarrea.

Los norovirus son la causa más frecuente de gastroenteritis en los Estados Unidos. Los CDC calculan que todos los años hay más de 20 millones de casos de gastroenteritis aguda causados por norovirus. Esto quiere decir que todos los años, 1 de cada 15 estadounidenses se enferma por norovirus. También se estima que causan más de 70,000 hospitalizaciones y unas 800 muertes anuales en este país.

Síntomas

Los síntomas de la infección por norovirus por lo general consisten en:

  • Diarrea
  • Vómito
  • Náuseas
  • Cólicos estomacales

Otros síntomas menos frecuentes pueden ser:

  • Fiebre baja
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Sensación generalizada de cansancio

La enfermedad por norovirus por lo general no es grave. La mayoría de las personas se recuperan en 1 a 2 días. Pero es posible que la infección se agrave, particularmente en niños pequeños, ancianos y personas con otras afecciones, lo cual puede llevar a deshidratación grave, hospitalización y hasta la muerte.

Una persona se puede deshidratar si no puede beber suficientes fluidos para remplazar los líquidos que pierda por numerosos episodios de vómito o diarrea durante el día.

Los síntomas de deshidratación incluyen una disminución en la orina, boca y garganta secas y sensación de mareo cuando se está de pie.

Un niño deshidratado también puede que no tenga lágrimas al llorar o que le salgan muy pocas y que esté inusualmente soñoliento o inquieto.

La mejor manera de prevenir la deshidratación es tomando bastantes líquidos. Los sueros de rehidratación oral son los que más ayudan en casos de deshidratación grave.

Pero otras bebidas sin cafeína ni alcohol pueden ayudar si la deshidratación es leve. Sin embargo, estas bebidas no remplazan nutrientes y minerales importantes que se pierden con el vómito y la diarrea.

Transmisión de la infección por norovirus

Los norovirus se pueden transmitir rápidamente de persona a persona en lugares cerrados y concurridos, como instituciones de cuidados prolongados, guarderías, escuelas, hoteles y cruceros. 

También pueden ser una causa principal de gastroenteritis adquirida en restaurantes y lugares donde se sirve comida si los alimentos están contaminados.

Los norovirus se encuentran en las heces y el vómito de las personas infectadas. Usted los puede contraer al:

  • Consumir alimentos y líquidos contaminados con norovirus (cuando alguien con las manos contaminadas con vómito o materia fecal toca la comida o bebidas);
  • Tocar superficies u objetos contaminados con norovirus y luego llevarse las manos o los dedos a la boca; 
  • Tener contacto directo con una persona que está infectada por norovirus (por ejemplo, al cuidar de alguien enfermo por norovirus o al compartir alimentos o cubiertos con alguien que está infectado).

Las personas infectadas por norovirus son contagiosas desde el momento en que comienzan a sentirse mal hasta por lo menos 3 días después de recuperarse. Sin embargo, algunas personas pueden ser contagiosas por más tiempo.

Los norovirus y los alimentos

Los norovirus son la causa principal de enfermedad por alimentos contaminados en los Estados Unidos; contribuyen a más casos de enfermedad que todos los demás virus, bacterias y parásitos juntos.

De todos los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos de una causa conocida en los Estados Unidos, más de la mitad son producto de los norovirus.

Los tipos de alimentos que más frecuentemente están vinculados a brotes por norovirus incluyen:

  • Verduras de hojas verdes (como la lechuga)
  • Frutas frescas
  • Mariscos (como las ostras).

Cualquier alimento que se sirve crudo o que se manipula después de ser cocinado puede contaminarse con norovirus.

Prevención de la infección por norovirus

Practique una higiene adecuada de las manos

Lávese las manos minuciosamente con agua y jabón, especialmente después de ir al baño o de cambiar pañales y siempre antes de comer o preparar alimentos. Si no hay agua ni jabón, utilice un desinfectante para manos a base de alcohol. Estos productos pueden reducir rápidamente el número de gérmenes en las manos en algunas situaciones, pero no  deben sustituir el lavado con agua y jabón.

Practique medidas de precaución en la cocina

Lave minuciosamente las frutas y verduras y cocine bien las ostras y otros mariscos antes de consumirlos.

No prepare alimentos cuando tenga la infección

Las personasenfermas por norovirus no deben preparar alimentos para los demás mientras presenten los síntomas y hasta 3 días después de recuperarse de la enfermedad.

Limpie y desinfecte las superficies contaminadas

Después de un episodio de vómito o diarrea, limpie y desinfecte inmediatamente las superficies contaminadas con un limpiador de uso doméstico a base de cloro, siguiendo las indicaciones de la etiqueta. Si no tiene un producto de esa clase, puede utilizar una solución de lejía agregando de 5 cucharadas a 1.5 tazas de cloro casero por galón de agua.

Lave bien la ropa

  • Retire todas las prendas y ropa de cama que se hayan contaminado con vómito o materia fecal y lávelas inmediatamente.
  • Manipule con cuidado las prendas y ropa sucias, sin sacudirlas, para evitar la propagación de los virus.
  • Use guantes desechables o de caucho, si los tiene, mientras manipule prendas y ropa de cama sucias y lávese las manos después.
  • Esas prendas y la ropa de cama se deben lavar con detergente en el ciclo de lavado máximo de la lavadora y secarse en la secadora.

Fuente
Prevenir la propagación de norovirus
Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades

Artículos relacionados:

GeoSalud, 25 de enero 2013