Tomar café con moderación no causa deshidratación en los adultos jóvenes que lo beben con regularidad

Un equipo de investigadores de la Escuela de Deporte y Ciencias del Ejercicio en la Universidad de Birmingham, Reino Unido, encontró que el consumo moderado de café diario no dio provocó deshidratación en los adultos jóvenes. No se encontraron diferencias en el equilibrio de los fluidos del cuerpo cuando bebieron café o agua. Los investigadores sugieren que mientras que el consumo de cafeína en grandes cantidades puede deshidratar, beber café con moderación proporciona los mismos niveles de hidratación que el agua en los bebedores regulares de café.

El cuerpo humano está compuesto de una gran proporción de líquido - aproximadamente el 60 % en un  hombre adulto promedio, pero esto depende de la edad, sexo, y estado de salud. Para la adecuada función del organismo, el equilibrio del líquido corporal se controla cuidadosamente por una serie de hormonas, y la cantidad de fluido consumido afecta a la hidratación de los tejidos corporales. Mantener los fluidos corporales dentro de un rango saludable es vital, y la deshidratación se produce con una pérdida en la masa corporal de entre 1 % y 3 %. La recomendación actual de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) para el consumo de agua es de 2,5 litros por día para un varón adulto, aunque no hay consenso científico sobre la cantidad que realmente se necesita.

La comunidad científica ha estado debatiendo desde hace más de 80 años si las bebidas con cafeína, como el café -  una taza normal puede tener de 100 a 140 miligramos (mg) de cafeína - tienen un efecto sobre el equilibrio de los líquidos corporales. La cafeína afecta a las hormonas que controlan el equilibrio de los fluidos, y, si se consume en grandes dosis (más de 500 mg), tiene un efecto diurético (o sea, produce pérdida de fluido). Esto es particularmente notorio en las personas que no beben bebidas con cafeína con regularidad. Sin embargo, no está claro si el cuerpo se habitúa a la exposición a la cafeína y si el efecto diurético se reduce. En ese caso, el consumo de café se sumaría a mantener el cuerpo hidratado en lugar de deshidratarlo.

Los investigadores realizaron un estudio aleatorio cruzado en 50 varones sanos (edad media 28 años) que son bebedores regulares de café (3-6 tazas al día). En estudio, los participantes se sometieron a dos ensayos, que en este caso duró tres días. En un ensayo, la intervención consistió en cuatro tazas de café de 200 mililitros (de fuerza controlada, que contienen 4 mg de café por kilogramo de peso corporal). En el otro, que fue el control, consistía en tomar cuatro tazas de 200 ml de agua. Después de un período de lavado de 10 días de comer y beber normalmente, intercambiaron el consumo de café a agua y viceversa.

Durante los dos ensayos, cada participante tenía una dieta controlada prescrita de forma individual, en base a sus patrones de comida y bebida normales. Se proporcionaron todos los alimentos y bebidas. Los participantes llevaron un control diario de los alimentos que ingerían para los días de prueba, por lo que los investigadores pudieron analizar todo lo que consumieron durante esos días. Al mismo tiempo, el estado de hidratación se evaluó mediante una serie de técnicas de evaluación de la hidratación validadas, incluido el método de doble etiquetado del agua (en la actualidad la prueba más fiable para medir las fluctuaciones de los fluidos del cuerpo), y se realizaron pruebas de sangre y de orina para la detección de marcadores de hidratación. El índice de masa corporal también se midió antes y después de la intervención.

No se encontraron cambios significativos en el agua corporal total entre el consumo de café y el consumo de agua. El peso corporal mostró un ligero descenso durante los tres días para ambos ensayos, pero la diferencia (0,2 %) no fue suficiente para sugerir deshidratación. Los marcadores de hidratación en sangre y orina no mostraron ninguna diferencia, excepto una mayor excreción de sodio en la orina durante el ensayo de café en comparación con el ensayo de agua.

Los nuevos resultados no apoyan la noción de que las bebidas con cafeína deben evitarse para asegurar un estado de hidratación saludable, por lo menos para los varones jóvenes sanos que toman café regularmente. Parece que dentro de este subgrupo de la población, el consumo moderado de café puede contribuir realmente a las necesidades diarias de líquidos sin comprometer la hidratación adecuada. Los investigadores afirman que sus hallazgos deberían reflejarse en las directrices de salud pública sobre la hidratación.

Geosalud 14 de mayo del 2014

Fuente

Coffee in moderation does not cause dehydration in young adult men who drink it regularly
The European Food Information Council

  • Artículos relacionados con Ejercicio y Salud
  • Abuso de los esteroides anabolicos

    Abuso de los esteroides anabólicos. Uso cíclico, en montones y en piramide

  • Qué es el ejercicio aeróbico ?

    ejercicio aerobico

  • Deporte y Alimentación

    Cuidar la alimentación, practicar de forma regular deporte, abandonar hábitos perjudiciales (tabaco, alcohol.) y disponer de tiempo libre para uno mismo son algunos de los propósitos que solemos plantearnos al comienzo de cada nuevo año

  • Suplementos precursores de esteroides anabolicos

    Dentro del cuerpo, los suplementos precursores de esteroides anabólicos pueden convertirse en testosterona o un compuesto similar

  • La fructuosa y los atletas

    La fructosa es el principal azúcar que se encuentra de forma natural en la miel y la fruta (por ejemplo, dátiles, uvas, higos, manzanas y zumos de frutas) y en pequeñas cantidades en algunas hortalizas (por ejemplo, zanahorias)