Anuncios

Qué es la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo?

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) es una enfermedad causada por un virus transmitido por garrapatas, el cual causa graves brotes de fiebre hemorrágica, con una mortalidad del 10 al 40%.

El virus está muy extendido y se ha encontrado entre las garrapatas en África, Asia, Oriente Medio y Europa.

En Europa se han reportado casos de infecciones humanas en España,  Albania, Armenia, Bulgaria, Kazajstán, Kosovo, Rusia, Serbia, Tayikistán, Turquía, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán.

Los huéspedes del virus FHCC incluyen una amplia variedad de animales salvajes y domésticos como vacas, ovejas y cabras.

Muchas aves son resistentes a la infección, pero las avestruces si son susceptibles y pueden mostrar una alta prevalencia del virus.

Los animales se infectan por la picadura de garrapatas infectadas y el virus permanece en el torrente sanguíneo durante aproximadamente una semana después de la 

Transmisión del virus

El virus de la fiebre hemorrágica de Crimea Congo se transmite a las personas ya sea por las picaduras de garrapatas o por contacto con la sangre o los tejidos de animales infectados durante e inmediatamente después de ser masacrados en mataderos o granjas.

La mayoría de los casos se han producido en las personas involucradas en la industria ganadera, tales como los trabajadores agrícolas, trabajadores de mataderos y veterinarios.

De humano a humano de transmisión puede ocurrir como resultado de un estrecho contacto con la sangre, secreciones, órganos u otros fluidos corporales de personas infectadas.

Infecciones adquiridas en los hospitales también pueden ocurrir debido a la esterilización inadecuada de equipos médicos, la reutilización de agujas y la contaminación de los suministros médicos.

Período de incubación

El período de incubación depende del modo de adquisición del virus. Después de la infección por una picadura de garrapata, el período de incubación suele ser de uno a tres días, con un máximo de nueve días.

El periodo de incubación por contacto con la sangre o tejidos infectados es por lo general de cinco a seis días, con un máximo documentado de 13 días.

Síntomas y signos

El inicio de los síntomas es súbito, con:

  • Fiebre
  • Dolor muscular
  • Mareos
  • Dolor y rigidez de cuello
  • Dolor de espalda
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en los ojos
  • Sensibilidad a la luz.

Puede haber:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Dolor de garganta
  • Cambios de humor y confusión.

Después de dos a cuatro días, la agitación puede ser sustituida por la somnolencia, depresión y cansancio y el dolor abdominal puede localizarse en el cuadrante superior derecho, con agrandamiento del hígado.

Otros signos de la enfermedad incluyen frecuencia cardíaca rápida, ganglios linfáticos agrandados y una erupción cutánea causada por sangrado en la piel en las superficies mucosas internas, como en la boca y la garganta.

Anuncios

Usualmente hay evidencia de hepatitis (inflamación del hígado) y pacientes graves pueden experimentar un deterioro rápido de los riñones, insuficiencia del hígado o insuficiencia pulmonar repentina después del quinto día de la enfermedad

Tratamiento

No hay tratamiento específico para esta enfermedad. Se da terapia de apoyo general, incluyendo:

  • La sustitución de componentes de la sangre
  • Mantener adecuadamente hidratado al enfermo
  • Mantener el estado de oxígeno y la presión arterial
  • Hay pruebas de que el FHCC responde al tratamiento con el fármaco antiviral  ribavirina, tanto en las formulaciones orales como intravenosas.

Prevención y control

  • No existe una vacuna para la prevención de esta enfermedad.
  • Las personas que viven o visitan áreas donde se encuentra el virus deben utilizar medidas de protección personal para evitar el contacto con las garrapatas, incluyendo:

  • Evitar áreas donde las garrapatas son abundantes
  • El uso de repelentes de garrapatas
  • Buscar cuidadosamente en la ropa y la piel en busca de garrapatas.

 

  • Las personas que trabajan con el ganado u otros animales en las zonas endémicas deben protegerse mediante el uso de guantes u otra ropa protectora para evitar que la piel entre en contacto con el tejido infectado o sangre.
  • Brotes graves se han producido en el pasado en los hospitales que tratan a pacientes con FHCC.
  • Los hospitales deben observar los procedimientos adecuados de control de infecciones (aislamiento de enfermos).
  • Las agujas contaminadas, instrumentos quirúrgicos y materiales de desecho del cuerpo se deben desechar de forma segura de utilizar los procedimientos de descontaminación apropiados

Fuente:

GeoSalud, 1 de setiembre del 2016

Anuncios