Anuncios

SALUD SEXUAL

Hasta el siglo diecinueve, privaron en el mundo criterios morales o religiosos para designar lo que era sano en el área de la sexualidad.

Los diferentes grupos confeccionaban listas sobre las prácticas sanas y las perversas. Desgraciadamente, ese listado hablaba más del gusto de quienes lo confeccionaban que de un criterio científico objetivo. Se llegó a extremos tan inauditos como el de negar la posibilidad de obtener placer a través del sexo.

Anuncios

Uno de los primeros en señalar, de manera científica, las grandes variantes normales de la sexualidad fue Alfred Kinsey, quien, en vez de teorizar y abstraer, se dio a la tarea de preguntar a las personas comunes y corrientes cuáles eran sus prácticas sexuales, sus conductas, sus visiones y sus pareceres.

Curiosamente, aun cuando muchas personas seguían su vida sexual sobre la base de lo establecido, eran más las que mantenían prácticas sexuales que siempre se habían considerado raras, obscenas y exclusivas de personas con severos problemas sicológicos.

Con base en esto, se inició un verdadero interés por definir realmente cuáles prácticas son normales y cuáles debemos calificar como anómalas o dañinas.

Quizás el criterio más generalizado entre los sexólogos contemporáneos es considerar sana cualquier práctica sexual que se realiza con total consentimiento, sin producir daño y que resulte agradable y placentera.

Es decir, hoy entendemos la sexualidad como un gusto, como una actividad lúdica en la que, aunque suene un poco atrevido, todo se vale, en el tanto no dañe, no se obligue y sea agradable.

Por eso, la recomendación para las parejas que quieran convertirse en verdaderas amantes es dejarse guiar por las señales que emanan del cuerpo, que le den a éste lo que pida y que se zambullan de lleno en la experiencia del placer sexual sin atender a las falsas reglas que han atormentado la vida sexual de la humanidad.

Anuncios

Sabemos que las personas tienen gustos sexuales muy variados, que lo que para unos es indiferente o hasta repulsivo, puede ser extremadamente grato para otros. De ahí la importancia de conocer las diferentes alternativas que ofrece la sexualidad, experimentarlas y escoger las que resultan agradables para compartir en nuestra vida sexual y, desde luego, entender la negativa de la pareja a realizar aquellas que le resulten poco estimulantes.

GeoSalud, Diciembre 2003

Dr. Mauro Fernández Sandí
Médico Cirujano
Ginecólogo Obstetra
Sexólogo Educador
Instituto Costarricense de Sexología
225 8936 280 1911 280 1933
Zapote, San José, Costa Rica

Si tiene comentarios o consultas sobre este artículo puede escribir a la siguiente dirección: drmauro@icosex.com

Si desea leer más artículos sobre el tema de Higiene Sexual vaya a la siguiente página:

https://www.geosalud.com/sexologia/index.htm


Aviso

La información que usted encontrará en este artículo no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia
o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico


  • Artículos relacionados con Higiene Sexual
  • Inventario de Roles de Sexo de Bem (BSRI)

    Sandra Bem introdujo en 1974 la idea de que los roles de género no necesariamente tienen que ser uno u otro, y que la persona puede ser altamente femenina, altamente masculina o ninguno de los dos, introduciendo así el concepto de personalidades andróg

  • Eyaculación precoz

    La eyaculación precoz es la eyaculación, sin control y prematura, que se produce con una mínima estimulación sexual e imposibilita seguir con el coito para satisfacer a la pareja.

  • Lactancia materna nutrición niño anticoncepción

  • Causas de la eyaculacion precoz

    A consecuencia de la eyaculación precoz se producen efectos personales negativos, como ansiedad, molestias, frustración y/o evitar las relaciones sexuales.

  • El concepto de normal en sexualidad

    Generalmente el término normal hace hincapié en el cumplimiento de un nivel o de una pauta establecida que se asocia con el bienestar, pero en lo que respecta a la sexualidad, el concepto de normal puede ser muy arbitrario y muy subjetivo

Anuncios