a

Golpe de Calor e Insolación
Tratamiento

Dr. Oscar Trotta
Coordinador del subcomite de Pediatría y Actividad Física


GOLPE DE CALOR E INSOLACION

Calor extremo: primeros auxilios
Calambres por calor
Sarpullido por calor
Agotamiento por calor
Tratamiento del golpe de calor e insolación

Son dos de las situaciones médicas más comunes en el verano. La primera es producto de la acción del calor sobre el organismo. No siempre tiene relación con la exposición prolongada al sol. La segunda tiene una relación directa con el tiempo de exposición solar (sobre todo en la cabeza). Por lo demás no presentan diferencias en cuanto a su sintomatología clínica y tratamiento.

En ambas entidades se pueden describir los siguientes síntomas:

  • Congestión facial: Rubicundez de la zona de mejillas y frente, fundamentalmente. Cara roja y caliente.
  • Cefalea: Dolor de cabeza sobre todo en la región frontal.
  • Nauseas y Vómitos
  • Fatiga y Calambres Musculares
  • Sed Intensa y Sudoración Profusa: En algunos casos puede faltar la sudoración sobre todo en los que se ha instalado el golpe de calor con deshidratación.
  • Alteración de la conciencia y Convulsiones: En etapas avanzadas sin recibir asistencia médica oportuna.


RECORDAR QUE EL TIEMPO DE INSTALACIÓN DEL GOLPE DE CALOR E INSOLACIÓN VA A DEPENDER DE CADA ORGANISMO, SU ESTADO DE HIDRATACIÓN PREVIA Y EL HORARIO DE EXPOSICIÓN AL SOL.

ATENCION DEL PACIENTE – PRIMEROS AUXILIOS:

  • Trasladar al paciente a un lugar de sombra, fresco y ventilado.
  • Colocarlo en posición semisentada, con el cuello en extensión ( no hiperextensión ) para mejorar la entrada de aire.
  • Mojar la cabeza y aplicar compresas de agua fría en la frente y nuca.
  • Hidratarlo dándole de beber pequeños sorbos de agua fresca.
  • Derivación para observación médica.



DESHIDRATACIÓN:

Es la disminución aguda del agua total del organismo, por disminución de la ingesta o por aumento de las pérdidas, más comúnmente por ambas situaciones asociadas. Este déficit de líquido cursa con disfunción de todos los procesos metabólicos del organismo.

Las causas varían según los grupos etarios, a saber:

  • Lactantes y niños pequeños: fiebre, diarrea, vómitos, de diversas causas
  • Niño escolar: fiebre, diarrea, vómitos, aumento de pérdidas por calor con ingesta insuficiente.
  • Adultos: Aumento de las pérdidas por el calor y/o gran sudoración, diarrea, vómitos
  • Ancianos: Disminución de la ingesta, aumento de las pérdidas por el calor y/o gran sudoración, diarrea, vómitos.


De acuerdo al cuadro clínico se la clasifica en deshidratación leve, moderada o grave, según presente mayor o menor signo-sintomatología:

  • Excesiva sed
  • Sequedad de lengua y mucosa oral
  • Disminución o ausencia de diuresis
  • Taquicardia y pulso débil
  • Pliegue de piel persistente ( se pellizca en dorso de la mano, el pliegue debe desaparecer rápidamente)
  • Ojos hundidos

Aspecto somnoliente y confundido, en etapas avanzadas puede haber irritabilidad o coma.

ATENCION DEL PACIENTE – PRIMEROS AUXILIOS:

La deshidratación leve y moderada se puede tratar por vía oral, teniendo en cuenta:

  • Trasladar al paciente a un lugar de sombra, fresco y ventilado.
  • Colocarlo en posición semisentada,
  • Hidratarlo dándole de beber pequeños sorbos de agua fresca, si se cuenta con sales de rehidratación oral de la OMS, es preferible su administración, a un volumen de 20ml/kg de peso en 20 a 30 minutos.
  • Derivación para observación médica.
  • La deshidratación grave ( muy sintomática ) requiere siempre derivación para evaluación, control y tratamiento por guardia hospitalaria.

 

ERRORES MÁS COMUNES:

  • Mojarse la cabeza y luego aplicarse un gorro mojado: Esto disminuye la posibilidad del organismo de eliminar calor por la cabeza, por el aumento de la humedad local y conduce al desarrollo del golpe de calor.
  • Tomar agua solo cuando aparece la sed: El organismo siente sed cuando ya lleva entre 20 y 30 minutos de deshidratado, por lo cual se debe tomar líquido 30 minutos antes de empezar la actividad física y cada 20 minutos durante la misma. Las bebidas “colas”son poco eficaces para la hidratación.
  • La práctica de natación (entrenamiento o recreativa) también puede conducir a la deshidratación: El organismo humano requiere consumir agua para hidratarse, no se hidrata por absorción periférica (no somos una esponja), por lo tanto los criterios de hidratación son similares a los de otras prácticas deportivas.

Fuente
Asociación Médica Argentina
http://www.ama-med.org.ar/

 

Artículos relacionados:

 

Extreme Heat

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico