Qué es la conjuntivitis viral?

La conjuntivitis es una afección común de los ojos  que causa la inflamación de la conjuntiva, la capa fina que reviste el interior del párpado y que cubre la parte blanca del ojo.

A menudo, se la conoce como "conjuntivitis aguda" u "ojo rojo" debido a que hace que la parte blanca del ojo se ponga roja o rosada.

 

Causas

La conjuntivitis viral es causada por la infección de un virus en el ojo. La conjuntivitis viral:

  • Puede ser causada por diferentes virus, muchos de los cuales están asociados a infecciones de las vías respiratorias superiores, resfriados o dolor de garganta.
  • Por lo general, comienza en un ojo y puede pasar al otro en los días siguientes.
  • Se propaga fácil y rápidamente entre las personas pudiendo convertirse en epidemia.
  • Por lo general es leve, y sus síntomas son más fuertes entre el tercer y quinto día de la infección. Normalmente, entre los 7 y 14 días la infección desaparece sin necesidad de tratamiento y no causa efectos a largo plazo.
  • En algunos casos, la conjuntivitis viral puede tardar entre 2 y 3 semanas o más para que desaparezca por completo, dependiendo si hay complicaciones.

Signos y síntomas

La causa exacta de cada caso de conjuntivitis puede ser difícil de determinar. Esto se debe a que algunos de sus signos y síntomas pueden diferir según la causa mientras que otros son similares, sin importar lo que originó la conjuntivitis.

Los síntomas de la conjuntivitis incluyen:

  • Color rosado o rojo en la parte blanca del ojo (por lo general, en un ojo, cuando se trata de conjuntivitis bacteriana,  y ambos ojos, cuando es conjuntivitis alérgica o viral).
  • Inflamación de la conjuntiva (la capa fina que cubre la parte blanca del ojo y el interior del párpado) o de los párpados.
  • Aumento del lagrimeo.
  • Secreción de pus, en particular amarillo verdoso (más común en la conjuntivitis bacteriana).
  • Picazón, irritación o ardor.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo o ganas de restregarse el ojo.
  • A veces se forman costras en los párpados o en las pestañas, en especial por la mañana.
  • Posibles síntomas de resfriado, influenza u otra infección respiratoria.
  • A veces puede causar sensibilidad a la luz brillante.
  • Aumento de tamaño o dolor, en algunos casos, al palpar los ganglios linfáticos delante de las orejas. Con el tacto, la inflamación puede sentirse como un bulto pequeño. (Los ganglios linfáticos son como filtros en el cuerpo, recogen y destruyen los virus y las bacterias.)
  • Los síntomas de alergia, como por ejemplo, picazón en la nariz, estornudo, ardor en la garganta o asma pueden presentarse en algunos casos de conjuntivitis alérgica.

Algunas veces, hay situaciones que pueden ayudar al médico a determinar la causa de la conjuntivitis. Por ejemplo, si una persona con alergias presenta conjuntivitis cuando los niveles de polen aumentan en la primavera, esto podría ser un signo de que la persona tiene conjuntivitis alérgica.

Pero, si una persona presenta conjuntivitis durante un brote de conjuntivitis viral, esto podría ser un signo de que la persona tiene conjuntivitis viral.

Diagnóstico


La conjuntivitis viral puede diagnosticarse con frecuencia de acuerdo a los signos y síntomas, así como por los antecedentes del paciente.

Por ejemplo, si la conjuntivitis se presenta con un resfriado común o una infección del aparato respiratorio y si la secreción del ojo es líquida y no espesa, la causa es probablemente un virus.

La información que dé el paciente (por ejemplo, haber estado en contacto con alguien que tiene conjuntivitis o tener alergias) y el examen del ojo, pueden también ayudar al médico a dar un diagnóstico más preciso.


Por lo general, no son necesarias las pruebas de laboratorio para diagnosticar la conjuntivitis viral.

No obstante, se pueden realizar pruebas si se sospecha de la presencia de una forma más grave de conjuntivitis viral, como la conjuntivitis causada por el virus del herpes simple o el virus de la varicela-zóster.

Estas pruebas se realizan analizando una muestra de la secreción del ojo infectado.

Algunos pacientes pueden tener síntomas o afecciones adicionales, dependiendo de las causas de la conjuntivitis viral, tales como:

  • Resfriado común, gripe u otra infección respiratoria. Por lo general, la conjuntivitis se presenta con infecciones respiratorias; en algunas ocasiones, el ganglio linfático cercano a la parte externa de la oreja se dilata o se siente dolorido.
  • Fiebre faringoconjuntival. Este síndrome viene acompañado de conjuntivitis así como de fiebre y dolor de garganta. Con frecuencia es causado por infecciones por adenovirus de los serotipos 3, 4 y 7.
  • Queratoconjuntivitis epidémica. Esta es una forma más grave de conjuntivitis y es causada por infecciones por adenovirus de serotipo 8, 19 y 37.
  • Conjuntivitis hemorrágica aguda. Esta forma de conjuntivitis a veces viene acompañada de complicaciones en el sistema nervioso. Se la relaciona con el enterovirus 70 y el virus de Coxsackie A24.
  • Queratoconjuntivitis herpética. Esta forma de conjuntivitis está asociada al virus del herpes simple y a las lesiones de la piel similares a las ampollas; puede afectar un solo ojo.
  • Rubéola y sarampión. La conjuntivitis puede presentarse con estas enfermedades virales que causan sarpullidos, las cuales por lo general van acompañadas de erupciones cutáneas, fiebre y tos.
  • Enfermedad de Newcastle. La conjuntivitis puede acompañar a esta enfermedad que generalmente se presenta en los trabajadores avícolas y veterinarios y no en la población en general. Esta enfermedad es causada por el virus de la enfermedad Newcastle.

 

Tratamiento

La mayora de los casos de conjuntivitis viral son leves. El peor momento de la infección suele ser entre el tercer y quinto da, pero normalmente la infección desaparece sin tratamiento entre 7 y 14 das después, y no conlleva consecuencias a largo plazo.

En algunos casos, la conjuntivitis viral puede tardar entre 2 y 3 semanas o más en desaparecer, en especial si surgen complicaciones.

Se pueden usar lágrimas artificiales y bolsas fras para aliviar la sequedad y la inflamación causada por la conjuntivitis. (Las lágrimas artificiales se pueden comprar en la tienda sin receta médica.)

El médico puede recetarle medicamentos antivirales para tratar formas de conjuntivitis más graves, como aquellas causadas por los virus del herpes simple o de la varicela-zóster.

Los antibióticos no mejorarán la conjuntivitis viral ya que estos medicamentos no son eficaces contra los virus.

Lea: Prevención de la conjuntivitis

Cuándo buscar atención médica

Debe acudir a consulta médica si:

  • La conjuntivitis va acompañada de dolor en los ojos entre moderado y fuerte.
  • La conjuntivitis causa problemas en la vista, por ejemplo sensibilidad a la luz o visión borrosa, que no mejora cuando se quita toda la secreción de los ojos.
  • La conjuntivitis provoca enrojecimiento intenso en los ojos.
  • Los síntomas de la conjuntivitis empeoran o continúan y se sospecha que el paciente puede tener una forma grave de conjuntivitis viral, por ejemplo, causada por los virus del herpes simple o de la varicela-zóster (la causa de la varicela y la culebrilla).
  • La conjuntivitis se presenta en un paciente inmunodeprimido (tiene un sistema inmunitario debilitado) por la infección por el VIH, un tratamiento para el cáncer u otras afecciones médicas o o tratamientos.
  • Se está tratando la conjuntivitis bacteriana con antibióticos y no comienza a mejorar después de las 24 horas de haber comenzado el tratamiento.

Fuente

Centers for Disease Control and Prevention
http://www.cdc.gov/conjunctivitis/about/index.html

Artículos relacionados

Suscripción al boletín