Síntomas de la menopausia

Qué es la menopausia?

La menopausia se refiere a ese momento en la vida de cada mujer cuando sus períodos se detienen y sus ovarios pierden su función reproductiva.

Se define como el momento en que una mujer no ha tenido ningún período menstrual durante 12 meses consecutivos.

La menopausia está influenciada por las hormonas - o más correctamente, por un cambio en los niveles hormonales.

Durante los años fértiles de una mujer, su capacidad para producir un óvulo cada mes está asociada con la liberación de tres hormonas: estradiol, estrona y oestriol; que se denominan colectivamente como estrógeno.

A medida en que las mujeres envejecen la cantidad de óvulos en el ovario disminuye y su capacidad de concebir disminuye.

En este momento, se produce menos estrógeno, haciendo que el cuerpo se comporte de manera diferente.

A pesar de que es el momento del último período de la mujer, los síntomas pueden comenzar muchos años antes.

En otros casos, algunas mujeres pueden experimentar síntomas hasta meses o años después.

Cambios en el período menstrual

El primer signo de la menopausia suele ser un cambio en el patrón normal de sus períodos menstruales.

Sus periodos podrían no ser regulares, podrían ser más cortos o durar más.

Usted puede tener uno cada dos o tres semanas, o puede que no tenga uno durante meses a la vez.

A pesar de los períodos irregulares, el embarazo es posible.

Eventualmente, usted dejará de tener periodos menstruales completamente.

Si no ha tenido un período menstrual, pero no está segura de haber iniciado la transición hacia la menopausia, es conveniente que se haga un examen de embarazo para descartar esa condición.

Síntomas comunes de la menopausia

  • Sofocos o calores súbitos  - son sensaciones de calor cortos y repentinos, generalmente en la cara, el cuello y el pecho, que pueden hacer que su piel se vea roja y sudorosa
  • Sudores nocturnos – son sofocos que ocurren durante la noche
  • Dificultad para dormir - esto puede hacer que se sienta cansada e irritable durante el día
  • Un impulso sexual reducido (libido)
  • Problemas de memoria y concentración
  • Sequedad vaginal y dolor, picazón o malestar durante el sexo
  • Dolores de cabeza
  • Cambios de humor, como estado de ánimo bajo o ansiedad
  • Palpitaciones - latidos del corazón que de repente se hacen más perceptibles
  • Rigidez articular
  • Dolor de articulaciones
  • Reducción de la masa muscular
  • Infecciones urinarias recurrentes, como la cistitis

Complicaciones

Después de la menopausia, el riesgo de ciertas condiciones médicas aumenta.

Enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos

Cuando sus niveles de estrógeno disminuyen, su riesgo de enfermedad cardiovascular aumenta.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte tanto en mujeres como en hombres.

Por lo tanto, es importante hacer ejercicio regularmente, comer una dieta saludable y mantener un peso normal.

Osteoporosis

Esta condición hace que los huesos se vuelvan frágiles y débiles, lo que lleva a un mayor riesgo de fracturas.

Durante los primeros años después de la menopausia, usted puede perder densidad ósea a una velocidad rápida, aumentando su riesgo de osteoporosis.

Las mujeres postmenopáusicas con osteoporosis son especialmente susceptibles a fracturas de sus caderas, muñecas y columna vertebral.

Incontinencia urinaria

A medida que los tejidos de la vagina y la uretra pierden elasticidad, puede experimentar fuertes y repentinos impulsos urinarios, seguido de una pérdida involuntaria de orina (incontinencia de urgencia) o pérdida de orina con tos, risa o levantamiento de peso (incontinencia de esfuerzo) .

Usted puede tener infecciones del tracto urinario con más frecuencia.

El fortalecimiento de los músculos del piso pélvico con ejercicios de Kegel y el uso de un estrógeno tópico vaginal pueden ayudar a aliviar los síntomas de la incontinencia.

La función sexual

La sequedad vaginal causada por la disminución de la producción de humedad y la pérdida de elasticidad pueden causar malestar y sangrado leve durante las relaciones sexuales.

Además, la disminución de la sensibilidad puede reducir su deseo de actividad sexual (libido).

Los hidratantes y lubricantes vaginales a base de agua pueden ayudar.

Elija productos que no contienen glicerina porque las mujeres que son sensibles a este producto químico pueden experimentar ardor e irritación.

Si un lubricante vaginal no es suficiente, muchas mujeres se benefician del uso del tratamiento local con estrógeno vaginal, disponible como crema, tabletas o anillo vaginal.

Aumento de peso

Muchas mujeres aumentan de peso durante la transición hacia la menopausia y después de la menopausia porque el metabolismo se hace más lento.

Para mantener su peso actual es posible que deba comer menos y hacer más ejercicio.

Tratamiento

La mayoría de las mujeres no buscan consejo médico durante la menopausia, y muchas mujeres no requieren tratamiento.

Sin embargo, si los síntomas están afectando significativamente la vida cotidiana de la mujer, debe consultar a un médico.

Los tratamientos disponibles para la menopausia y perimenopausia incluyen:

La terapia de reemplazo hormonal (TRH)

La terapia de reemplazo hormonal consiste en tomar estrógeno para reemplazar la disminución de los niveles propios de su cuerpo en el momento de la menopausia.

Esto puede aliviar muchos de los síntomas asociados.

La TRH ha generado mucha controversia desde principios de los años 2000 debido a un vínculo con el cáncer de mama.

Antidepresivos de dosis baja

Se ha demostrado que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, un tipo de antidepresivos, disminuyen los sofocos de la menopausia.

Aceite omega 3

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Laval encontraron que el Omega-3 puede aliviar la angustia psicológica y los síntomas depresivos a menudo sufridos por las mujeres menopáusicas y perimenopáusicas.

Gabapentina

La gabapentina (Neurontin) es eficaz en el tratamiento de los sofocos. A veces se usa para tratar convulsiones (epilepsia).

Clonidina

La Clonidina (Catapres) se puede tomar oralmente como una píldora o colocado en la piel como un parche. Es eficaz en el tratamiento de los sofocos.

El fármaco se utiliza comúnmente para tratar la presión arterial alta. Sin embargo, los efectos secundarios desagradables son comunes.

Estrógeno vaginal

El estrógeno vaginal se puede aplicar localmente usando un comprimido, un anillo o una crema.

Este medicamento trata eficazmente la sequedad vaginal, malestar durante el coito, así como algunos problemas urinarios.

Ejercicio

El ejercicio durante la menopausia puede tener una gama de beneficios, incluyendo la prevención del aumento de peso, la reducción del riesgo de cáncer, el fortalecimiento de los huesos y el aumento del estado de ánimo general.

Tratamientos para la osteoporosis

Por favor lea nuestro artículo sobre osteoporosis que tiene una sección sobre tratamientos.

Artículos relacionados

 

Fuente

The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada

NHS

Women’s Health Concern

Mayo Clinic

U.S. National Library of Medicine

Healthline Media UK