Terapia de reemplazo hormonal en la menopausia

 

Terapia de reemplazo hormonal

Qué es la Menopausia?
Tratamiento de la menopausia con hormonas
Terapia de reemplazo hormonal para la menopausia
La Menopausia y las Hormonas
Tratamiento con hormonas después de la menopausia y el riesgo de desarrollar cáncer
Perimenopausia

La terapia de reemplazo hormonal para la menopausia es un tratamiento dirigido a aliviar los síntomas comunes de la menopausia y para hacer frente a los cambios biológicos a largo plazo que sufre el cuerpo de una mujer durante y después de la terminación de la menopausia.

La menopausia está marcada por el final de la menstruación (cuando los períodos de una mujer se suspenden), y los cambios en las hormonas femeninas.

Como resultado de estos cambios hormonales, muchas mujeres tienen síntomas físicos y emocionales, tales como sofocos, sudores nocturnos e irritabilidad.

 

Beneficios de la terapia de reemplazo hormonal

  • Disminuye las sensaciones repentinas de calor y los trastornos del sueño que a menudo acompañan la menopausia.
  • Disminuye la incomodidad vaginal al aumentar el grosor, la elasticidad y la capacidad de lubricación del tejido vaginal.
  • El tejido del conducto urinario se vuelve más grueso y más elástico, reduciendo la incidencia de incontinencia por esfuerzo y las infecciones del conducto urinario.
  • Puede ser útil en el alivio de la depresión y los cambios de humor que pueden ocurrir durante la menopausia y puede producir una sensación general de bienestar y aumentar la energía.
  • Aumenta el grosor y la elasticidad de la piel, lo que disminuye la apariencia de arrugas.
  • Previene la osteoporosis; también se utiliza en el tratamiento de la pérdida de masa ósea cuando ésta ya ha comenzado.
  • Previene el deterioro de la densidad del hueso y puede reducir la incidencia de fracturas en la cadera. Esa pérdida de la densidad del hueso reaparece cuando se interrumpe la terapia de reemplazo hormonal.
  • Mejora la concentración de lípidos en la sangre y baja los niveles de fibrinógeno.
  • Algunos estudios indican que el tomar estrógeno puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, los científicos advierten que se necesita investigación adicional para explorar esta posibilidad.

Riesgos de la terapia de reemplazo hormonal

Aun cuando la terapia de reemplazo hormonal tiene beneficios potenciales para muchas mujeres menopáusicas y posmenopáusicas, también puede tener inconvenientes.

Las inquietudes sobre la terapia de reemplazo hormonal se centran en el riesgo de desarrollar cáncer del endometrio y cáncer de seno, sobre todo después de haberse usado por un largo periodo (más de 10 años). Recientemente también se ha relacionado la terapia de reemplazo hormonal con el cáncer de ovario.

Esta terapia también esta vinculada a un aumento del riesgo de sufrir derrame cerebral, coágulos sanguíneos y ataques al corazón.

Terapia hormonal y cáncer de mama

Las mujeres que tomaron estrógeno más progestina tienen más probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de mama. Los cánceres de mama en estas mujeres eran más grandes y tenían más probabilidades de haberse propagado a los ganglios linfáticos en el momento en que fueron diagnosticados.

El número de cánceres de mama en este grupo de mujeres aumenta proporcional al período durante el cual toman terapia hormonal y disminuyeron después de que dejaron de tomar las hormonas.

La tasa de mortalidad por cáncer de mama entre los que tomaban estrógeno más progestina fue de 2,6 por cada 10.000 mujeres por año, comparado con el 1,3 por 10.000 mujeres por año entre los que tomaron el placebo según los estudios realizados.

 

Terapia hormonal y cáncer de endometrio

En la década de los 70, quedó claro que las mujeres que recibieron estrógeno aumentaron de seis a ocho veces el riesgo de desarrollar cáncer del endometrio (revestimiento del útero).

En la actualidad, la mayoría de los médicos recetan la terapia de reemplazo hormonal que incluye la progestina, junto con una dosis mucho más baja de estrógeno, para las mujeres que no han tenido una histerectomía (cirugía para extirpar el útero). La progestina contrarresta el efecto negativo del estrógeno en el útero, previniendo el crecimiento excesivo del revestimiento endometrial.

El agregar progestina a la terapia de reemplazo hormonal reduce substancialmente el alto riesgo de desarrollar cáncer del endometrio el cual está relacionado con el uso exclusivo del estrógeno.

Terapia hormonal y cáncer de ovario

En un reciente estudio (Lancet, febrero del 1915) se vincula la terapia hormonal en la menopausia con el cáncer de ovario. Efectivamente este estudio encontró una relación causal entre este terapia y el cáncer de ovario.

Según lo hallazgos del estudio las mujeres que usan la terapia hormonal durante 5 años a partir de alrededor de los 50 años tienen alrededor de un cáncer de ovario extra por 1.000 usuarias y, alrededor de una muerte extra por cáncer de ovario por 1,700 usuarias.

Terapia hormonal y riesgo de derrame cerebral, coágulos sanguíneos y ataques al corazón.

Las mujeres que toman una combinación cualquiera de terapia hormonal o estrógeno tienen un mayor riesgo de derrame cerebral (accidente cerebrovascular), coágulos sanguíneos y ataques al corazón. Este riesgo desaparece después de suspender la medicación.

Terapia hormonal y demencia

El uso de estrógeno más progestina duplica el riesgo de desarrollar demencia en las mujeres posmenopáusicas mayores de 65 años

Período de uso de la terapia de reemplazo hormonal

La mayoría de los expertos coinciden en que si la terapia hormonal se utiliza durante un período no mayor de 5 años los beneficios superan a los riesgos.

Si esta terapia se utiliza durante más tiempo, sobre todo por más de 10 años, usted debe discutir sus riesgos individuales con su médico y revisar su utilización cada año.

 

Fuente

 

GeoSalud, actualizado el 14 de febrero del 2015

 

Artículos relacionados

 

Temas Relacionados

 

 


Aviso

La información que usted encontrará en este artículo no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico


 

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico