Efectos sobre la salud del síndrome de Down

Los bebés y adultos con síndrome de Down pueden tener problemas físicos así como discapacidades mentales.

Todo los bebés nacidos con síndrome de Down son distintos. Además de los signos físicos, algunos pueden sufrir de defectos de nacimiento graves u otros problemas médicos. Sin embargo, muchos bebés con síndrome de Down llegan a la edad adulta felices y con una vida productiva.


Problemas físicos asociados al síndrome de Down:

  • Defectos de nacimiento en el corazón
  • Problemas estomacales, como obstrucción en el intestino delgado
  • Enfermedad celiaca, un problema digestivo que daña el intestino delgado impidiendo la buena absorción de los nutrientes
  • Problemas de memoria, concentración y juicio, a menudo llamados demencia
  • Problemas auditivos
  • Problemas en los ojos, como cataratas y dificultad para ver objetos cercanos (hipermetropía)
  • Problemas de la glándula tiroides
  • Problemas en el esqueleto


Una persona con síndrome de Down puede tener un coeficiente intelectual (CI) de leve a moderado dentro del rango de las discapacidades intelectuales. También puede tener retrasos del lenguaje y dificultad de coordinación física.

Fuente

Datos sobre el síndrome de Down
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades