Cáncer de Pulmón de Células Pequeñas

Los pulmones son un par de órganos respiratorios con forma cónica que se encuentran en el pecho. Los pulmones ingresan oxígeno al cuerpo durante la inhalación y eliminan dióxido de carbono durante la exhalación. Cada uno de ellos tiene secciones denominadas lóbulos. El pulmón izquierdo tiene dos lóbulos mientras que el pulmón derecho, el cual es ligeramente más grande, tiene tres. Una membrana delgada denominada pleura rodea los pulmones. Dos conductos llamados bronquios comunican la traquea con los pulmones derecho e izquierdo. Los bronquios se ven afectados en algunas ocasiones también por el cáncer de pulmón. Conductos pequeños denominados bronquiolos y sacos de aire diminutos llamados alvéolos forman el interior de los pulmones.
Hay dos tipos de cáncer de pulmón: cáncer de pulmón de células pequeñas y cáncer de pulmón de células no pequeñas.

Son tres los tipos de cáncer de pulmón de células pequeñas. Estos tres tipos incluyen varios clases diferentes de células. Las células cancerosas de cada tipo crecen y se diseminan de diferentes maneras. Los tipos de cáncer de pulmón de células pequeñas se denominan según las clases de células que se encuentran en el cáncer y la apariencia de las células al microscopio:

  • Carcinoma de células pequeñas.
  • Carcinoma combinado de células pequeñas y macrocítico.
  • Carcinoma combinado de células pequeñas.

El tabaquismo es el mayor factor de riesgo para la evolución del cáncer de pulmón de células pequeñas. El consumo de cigarrillos es la causa más común de este tipo de cáncer. Los factores de riesgo para el cáncer de pulmón de células pequeñas incluyen:

  • Consumo de cigarrillos, cigarros o pipas actualmente o en el pasado.
  • Exposición indirecta al humo.
  • Exposición al asbesto o al radón.

Signos posibles de cáncer de pulmón de células pequeñas incluyen tos, dolor de pecho y dificultad para respirar. Estos y otros síntomas puede ser ocasionados por el cáncer de pulmón de células pequeñas o por otras afecciones. Se debe consultar a un médico ante la presencia de alguno de los siguientes problemas:

  • Tos persistente.
  • Dificultad respiratoria.
  • Dolor de pecho persistente.
  • Sibilancia.
  • Tos con sangre.
  • Ronquera.
  • Tumefacción del rostro y el cuello.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso sin explicación.
  • Cansancio inusual.

Pruebas y procedimientos que examinan los pulmones se utilizan para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de pulmón de células pequeñas. Se puede utilizar las siguientes pruebas y procedimientos :

  • Radiografía de tórax: Una radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Los rayos X son un tipo de haz de energía que atraviesan el cuerpo y se plasman en una película, logrando una fotografía del interior del cuerpo.
  • Examen físico e historial clínico: Examen corporal para evaluar el estado de salud o buscar indicios de enfermedad como nódulos o cualquier otra cosa que resulte inusual. Se realiza también la historia médica y las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.
  • Citología de esputo: Se utiliza un microscopio para verificar la presencia de células cancerosas en el esputo (moco proveniente de los pulmones en la tos).
  • Pruebas de laboratorio: Procedimientos médicos que examinan muestras de tejidos, sangre, orina u otras sustancias en el cuerpo. Estas pruebas ayudan a determinar el diagnóstico, planificar y verificar el tratamiento o vigilar el curso de la enfermedad con el transcurso del tiempo.
  • Broncoscopía: Procedimiento mediante el cual se examina el interior de la traquea y las vías respiratorias mayores en el pulmón en busca de anomalías. Un broncoscopio (sonda delgada, iluminada) se inserta por la nariz o la boca en la tráquea y los pulmones. Se pueden tomar muestras de tejidos para realizar una biopsia.
  • Biopsia por aspiración con aguja delgada: La extracción de una porción de la masa, tejido o fluido del que se tenga sospecha, mediante el uso de una aguja fina. El patólogo procederá a revisar la muestra bajo el microscopio en busca de células cancerosas. A este procedimiento se le conoce también como biopsia por aguja.
  • Toracocentesis: Obtención de líquido de la cavidad pleural (el espacio entre los pulmones y la pared pectoral) mediante una aguja que se inserta entre las costillas.

Ciertos factores repercuten en el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.El pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de lo siguiente:

  • El estadio (etapa) del cáncer (si se encuentra solamente en la cavidad pectoral o se ha diseminado a otros lugares del cuerpo).
  • El sexo y la salud general del paciente.
  • La concentración de DHL (deshidrogenasa láctica, una sustancia que se encuentra en la sangre que puede indicar cáncer cuando los indicadores de la sangre son mayores que los normales).


Para la mayoría de los pacientes con cáncer de pulmón de células pequeñas, los tratamientos actuales no curan el cáncer. Si se detecta cáncer de pulmón, se debe considerar la participación en uno de los muchos ensayos clínicos para mejorar el tratamiento. Los ensayos clínicos se realizan en la mayor parte del país (EUA) para pacientes en cualquier estadio de cáncer de pulmón de células pequeñas.

Si desea leer más artículos sobre el tema del Cáncer de Pulmón le recomendamos visitar las siguientes direcciones: 

Fuente
National Cancer Institute
http://www.cancer.gov