Anuncios

Como manejar los dolores de parto?

El control del dolor es una decisión que puede tener consecuencias para la salud y el bienestar de la madre y el bebé. El dolor del parto es una de las cosas que mas preocupan al tener a un bebé.

Esto es comprensible ya que el parto es doloroso para la mayoría de las mujeres. 

La planificación del dolor es una de las mejores maneras de garantizar que se mantenga la calma y se  pueda manejar al momento del parto.

Dolor durante el parto

El dolor durante el parto es causado por contracciones de los músculos del útero y por la presión sobre el cuello uterino.

El dolor se puede sentir como fuertes calambres en el abdomen, la ingle y la espalda, así como una sensación de dolor. Algunas mujeres experimentan dolor en los costados o muslos. 

Otras causas de dolor durante el trabajo de parto incluyen la presión sobre la vejiga y los intestinos por la cabeza del bebé y el estiramiento del canal de parto y la vagina. 

El dolor durante el parto es diferente para cada mujer.

Como superar el miedo durante el parto ?

El trabajo de parto es complejo. Desafortunadamente el miedo puede afectar este increíble proceso. 

El miedo libera adrenalina que ralentiza la producción de oxitocina y prepara al cuerpo para luchar o huir (no es útil cuando estás tratando de dar a luz).

En este estado de tensión y de alerta las contracciones son menos eficientes y se concentra en el dolor y se siente peor. Mantener la calma es la clave para sobrellevar el dolor. 

Para relajarse lea sobre lo que sucede durante el trabajo de parto, elija un lugar para dar a luz en donde se sienta segura y tenga un compañero de nacimiento que conozca y en quien confíe.

La investigación ha demostrado que es importante que las mujeres en trabajo de parto tengan apoyo emocional. Esto significa aliento, tranquilidad, una persona de confianza para escucharte y simplemente estar allí.

Asistir a clases prenatales también es una forma muy útil de prepararse para el parto y obtener una comprensión de lo que sucederá en el día. 

Preparándose para el dolor

Para ayudar con el dolor durante el trabajo de parto existen algunas cosas que puede hacer antes o durante el embarazo, algunas técnicas se ofrecen en clases prenatales: 

  • Ejercicio regular y razonable: puede ayudar a fortalecer los músculos y preparar el cuerpo para el estrés del parto. El ejercicio también puede aumentar la resistencia lo que será útil si tiene un parto prolongado. Lo importante para recordar con cualquier ejercicio es no exagerar. Hable con su médico sobre lo que él o ella considera un plan de ejercicio seguro para usted.  Una de las mejores cosas que puede hacer durante su embarazo es mantenerse activa (siempre que su médico lo apruebe).
  • Clases de parto: en las clases de parto se aprenden diferentes técnicas para manejar el dolor, desde la visualización hasta estiramientos diseñados para fortalecer los músculos que sostienen el útero. Las dos filosofías de parto más comunes son la técnica de Lamaze y el método de Bradley.  La técnica de Lamaze es el método más utilizado. La filosofía de Lamaze enseña que el nacimiento es un proceso normal, natural y saludable y que las mujeres deben tener el poder para abordarlo con confianza. Educan a las mujeres sobre las formas en que pueden disminuir su percepción del dolor.
  • Técnicas de relajación: Las técnicas de relajación incluyen intervenciones con imágenes guiadas, ejercicios de respiración y de relajación muscular. Las imágenes guiadas usan la imaginación como una herramienta para alterar el estado emocional y reducir el estrés. Las técnicas de respiración usan un patrón de respiración para una respuesta condicionada a las contracciones del parto
    • Vista: Lo que vemos impacta nuestras emociones y nuestros comportamientos. Consiste en crear un ambiente relajante durante el parto que le de sentimientos de seguridad, tranquilidad y calidez.  El ambiente correcto también minimiza las distracciones. Puede considerar colgar el primer atuendo del bebé donde pueda verlo para tener un punto focal motivacional.
    • Sonidos: La musicoterapia puede ser una ayuda eficaz para ayudarlo a relajarse y trabajar a través de sus contracciones. Muchas tiendas tienen una sección de CD donde puedes escuchar música y encontrar el tipo adecuado. Después de haber encontrado música y sonidos reproduzca la música durante todo el embarazo.  Al hacerlo se programará para relajarse automáticamente cuando llegue el momento del nacimiento.
    • Olores: Ciertos olores pueden tener un efecto calmante y reconfortante. Si planea dar a luz en un hospital puede optar por llevar algunas cosas que huelan a casa, como una manta o su camiseta favorita.  Otras ideas de aromaterapia para explorar incluyen la compra de un difusor eléctrico, incienso o aceites esenciales como lavanda, salvia, rosa o jazmín. Use aceites de lavanda, bergamota o geranio para mantener el aire fresco y crear una atmósfera tranquila y relajante.  El jazmín y la salvia se han usado tradicionalmente durante el trabajo de parto para ayudar a las contracciones y aliviar el dolor muscular.
    • Toque: Las mujeres varían en los tipos de contacto que disfrutan durante el parto. Querrá tomarse el tiempo para probar diferentes tipos de masajes, acupresión, hidroterapia y reflexología para encontrar lo que le funciona.

    Anuncios
  • Hidroterapia: la hidroterapia se está convirtiendo en un método cada vez más popular para aliviar los dolores del parto. La presión, el pulso y la calidez de una ducha durante la primera etapa del trabajo de parto y la libertad flotante e ingrávida de una bañera de nacimiento durante la segunda etapa son útiles para avanzar en el trabajo de parto.
  • Reflexología: la reflexología es el proceso de aplicar presión o golpes a ciertas áreas de los pies para aliviar el dolor o los problemas en otras partes del cuerpo. La teoría sugiere que los pies son un mapa del cuerpo. La estimulación de las terminaciones nerviosas envía mensajes a las áreas afectadas y libera endorfinas y monoaminas que controlan el dolor.

Medicamentos para el dolor

Se pueden usar una variedad de medicamentos durante el trabajo de parto y el parto, según la situación.

Consulte a su médico sobre los riesgos y beneficios de cada uno. 

  • Analgésicos: Los medicamentos para el dolor se pueden administrar por vía intravenosa o a través de una inyección en un músculo. Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios en la madre, incluyendo somnolencia y náuseas. También pueden tener efectos en el bebé.  Hay dos tipos de medicamentos que pueden aliviar el dolor durante el trabajo de parto:
    • Analgésicos: reducen el dolor pero aún puede sentir. Algunos analgésicos funcionan en todo el cuerpo. Otros pueden reducir el dolor en áreas más pequeñas como la vagina, la vulva y el perineo.
    • Anestésicos: adormecen y pueden bloquear el dolor y demás sensaciones. Durante el trabajo de parto, estos medicamentos pueden disminuir o adormecer el dolor debajo de la cintura. Incluyen bloqueo epidural, bloqueo espinal y bloqueo combinado espinal-epidural (CSE).

 

  • Anestesia regional: Esto es lo que la mayoría de las mujeres piensan cuando consideran medicamentos para el dolor durante el trabajo de parto. Al bloquear la sensación de regiones específicas del cuerpo puede aliviar el dolor en partos vaginales y por cesárea.  La epidural, una forma de anestesia local, alivia la mayor parte del dolor de todo el cuerpo debajo del ombligo, incluidas las paredes vaginales durante el trabajo de parto y el parto.

    Una epidural consiste en un medicamento administrado por un anestesiólogo a través de un catéter delgado en forma de tubo que se inserta en la parte baja de la espalda de la mujer. La cantidad de medicamento se puede aumentar o disminuir según las necesidades de la mujer. Muy poco medicamento llega al bebé, por lo que generalmente no hay efectos para el. 

    Las epidurales tienen algunos inconvenientes: pueden hacer que la presión arterial de una mujer baje y dificultan la orinación. Pueden causar picazón, náuseas y dolores de cabeza. Los riesgos para el bebé son mínimos, pero incluyen problemas causados ​​por la baja presión sanguínea en la madre. 

  • Tranquilizantes: no alivian el dolor, pero pueden ayudar a calmar y relajar a las mujeres que están muy ansiosas. Pueden tener efectos tanto en la madre como en el bebé, y no se usan con frecuencia. También pueden dificultar que las mujeres recuerden los detalles del nacimiento. Debe discutir los riesgos de tomar tranquilizantes primero con su médico. 

  • Narcóticos (opioides): Su médico puede inyectarlos a través de una vía intravenosa para disminuir el dolor del parto. Por lo general funcionan en unos minutos y duran de 2 a 6 horas. No eliminan por completo el dolor y pueden hacer que se sienta somnoliento. También pueden afectar su respiración o la respiración de su bebé. Estos medicamentos pueden administrarse a mujeres que no desean una epidural pero sí desean algo para aliviar el dolor durante el trabajo de parto. 

  • Bloqueo pudenal: inyección que puede bloquear el dolor entre la vagina y el ano (perineo). Rara vez tiene efectos negativos. Puede no funcionar para algunas personas y puede causar una reacción alérgica o incluso una infección. También puede disminuir la presión arterial.

 

Temas sobre el embarazo

 


Fuentes

Natural labor pain management, Walden University

Dealing with pain during childbirth, KidsHealth

Pain management in labour and childbirth, NCT

How can I handle my labor pain, WebMD

Alternative relaxation techniques, American Pregnancy Association

Anuncios