Virus Sincitial Respiratorio en Niños

El virus sincitial respiratorio es un virus muy común y casi todos los niños se han infectado con él al cumplir los dos años. Es un virus que infecta los pulmones y las vías respiratorias

En los niños mayores y adultos, este virus puede causar tos o resfriado, pero en los niños pequeños puede causar una enfermedad grave que amenaza la vida, especialmente en bebés menores.

En los niños menores de 1 año de edad, el virus sincitial respiratorio es la causa más frecuente de bronquiolitis, una inflamación de las pequeñas vías aéreas en el pulmón y neumonía, una infección de los pulmones.

La infección no confiere inmunidad y  la reinfección continua  es común.

La infección por el virus sincitial respiratorio puede causar una gran variedad de enfermedades respiratorias, incluyendo:

De cada 100 bebés y niños pequeños con infección por virus sincitial respiratorio, de 25 a 40 (25% a 40%) muestran signos de neumonía o bronquiolitis.

Los bebés prematuros, los bebés muy pequeños, y aquellos con enfermedades crónicas de pulmón o enfermedades del corazón o con el sistema inmunológico debilitado, tienen una mayor probabilidad de tener una infección más severa.

La infección sin síntomas es poco frecuente entre los lactantes.

Cómo se transmite la enfermedad?

Altamente contagiosa, la transmisión del virus sincitial respiratorio se produce por contacto con las secreciones infecciosas a través de contaminación de las manos y la auto-inoculación de los ojos, la nariz o la boca o el contacto con grandes gotas o aerosoles provocados al toser o estornudar.

El contacto indirecto con el virus  puede ocurrir si el virus entra en contacto con una superficie del medio ambiente, tales como la perilla de la puerta, que luego es tocado por otras personas.

Las personas infectadas con este virus son contagiosos durante 3 a 8 días. Sin embargo, algunos bebés y las personas con sistemas inmunes debilitados pueden ser contagiosas hasta por 4 semanas.

Los niños están expuestos a la infección por virus sincitial en la escuela, la guardería y lugares muy concurridos (cines, centros comerciales, etc.). Estos lugares deben ser evitados cuando hay brotes de esta infección.

El virus sincitial  puede sobrevivir en superficies duras tales como mesas y barandales de las cunas por muchas horas.

Este virus normalmente vive en superficies blandas, tales como tejidos y las manos por períodos más cortos de tiempo.

Signos y Síntomas del Virus Sincitial Respiratorio

  • Los niños con una infección del tracto respiratorio inferior, por lo general tienen una nariz que moquea y una disminución en el apetito antes de que aparezcan otros síntomas.
  • La tos suele aparecer de 1 a 3 días después.
  • Poco después de la tos, se pueden desarrollan estornudos, fiebre e incluso dificultad para respirar.

En los bebés muy pequeños los síntomas que predominan son:

  • Irritabilidad
  • Disminución de la actividad
  • Dificultad para respirar


La mayoría de los bebés sanos que están infectados con el virus sincitial respiratorio no necesitan hospitalización.

Tratamiento del Virus Sincitial Respiratorio

Aquellos niños que son hospitalizados pueden necesitar oxígeno, intubación endotraqueal, y / o ventilación mecánica.

La mayoría mejoran con el tratamiento de soporte y son dados de alta en pocos días.

Prevención

No hay vacuna contra el virus sincitial respiratorio.

Medidas para prevenir la transmisión del virus:

  • Cubrirse cuando tose y estornuda
  • Lavarse las manos con frecuencia y correctamente (con agua y jabón durante 20 segundos)
  • Evitar compartir  tazas y utensilios para comer con otras personas
  • Abstenerse de besar a los niños y personas enfermas
  • Limpieza de superficies contaminadas (tales como perillas de puertas).

Las personas con síntomas similares al resfriado no deben interactuar con los niños con alto riesgo de enfermedad grave (menores de un año).

Si esto no es posible, estas personas deben seguir cuidadosamente los pasos de prevención mencionados anteriormente y lavarse las manos antes de interactuar con los niños.

También deben abstenerse de besar a los niños mientras tienen síntomas similares al resfriado.

Cuando sea posible, limitar el tiempo que los niños pasan en los centros de cuidado de niños u otros lugares potencialmente contagiosas puede ayudar a prevenir la infección y propagación del virus.

 

Temas relacionados


.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 15 de Noviembre, 2018