Qué es el Síndrome Guillain-Barré?

El virus Zika responsable de una epidemia en varios países de Latinoamérica, también esta aumentando los casos del síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad poco frecuente que produce debilidad y parálisis de los músculos, así como sensaciones anormales en lo brazos y piernas. 

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad del sistema nervioso periférico. 

Se produce cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca parte del sistema nervioso.

El trastorno puede desarrollarse en el transcurso de horas o días, o puede tomar hasta 3 a 4 semanas de evolución.

Leer Qué es el Zika?

Causas del Síndrome Guillain-Barré

La causa exacta del síndrome de Guillain-Barré es desconocida. 

Sin embargo, la mayoría de las personas (alrededor del 60%) desarrollan la enfermedad poco después de una infección viral o bacteriana.

Entre las causas más frecuentes se encuentran: 

  • Gripe
  • Resfriado común
  • Infecciones gastrointestinales
  • Infección viral como el Zika  e infecciones por  citomegalovirus y el virus de  Epstein Barr (Mononucleosis infecciosa).
  • Hepatitis viral
  • Campilobacteriosis (infección por la   bacteria Campylobacter jejuni, que ocurre usualmente después de comer carne de pollo poco cocinada). Esta infección es uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de este síndrome.
  • Porfiria (enfermedad rara de los glóbulos rojos) .
  • Un número pequeño de casos se han conocido a ocurrir después de un procedimiento médico, tales como cirugía menor.
  • En casos raros, las vacunas pueden aumentar el riesgo de sufrir de esta enfermedad.

Se cree que la  infección puede activar el propio  sistema inmune procando el ataque de las raíces nerviosas y los nervios periféricos.

Este síndrome no es hereditario ni  contagioso.

Síntomas del Síndrome Guillain-Barré 

Los síntomas del síndrome de Guillain-Barré surgen  generalmente de dos a cuatro semanas después de una infección menor, tales como un resfrío, dolor de garganta o una  infección intestinal.

Los primeros síntomas  son generalmente entumecimiento u hormigueo (parestesias) en los dedos de los pies y los dedos, con debilidad progresiva en los brazos y las piernas en los próximos días.

Algunos pacientes experimentan entumecimiento y hormigueo sólo en los dedos de los pies y las piernas; otras sólo experimentan síntomas de un lado del cuerpo.

Los síntomas pueden permanecer en esta fase, causando solamente problemas de coordinación y falta de equilibrio (el paciente puede ser incapaz de caminar sin ayuda) lo que requiere muletas o un bastón.

Sin embargo, a veces la enfermedad progresa, lo que lleva a la parálisis completa de los brazos y las piernas.

En 1 de cada 4 casos, la parálisis continúa  y afecta los músculos de la respiración, lo que impide que el paciente pueda respirar,  provocando  su muerte o la persona sigue con vida pero  dependiendo  de un respirador artificial.

Si  se ven afectados los músculos de la deglución, se puede necesitar una sonda de alimentación para continuar alimentado el paciente.

El dolor de espalda afecta a alrededor del 30% de los casos.

Diagnóstico del Síndrome Guillain-Barré

El síndrome de Guillain-Barré a veces puede ser difícil de diagnosticar debido a que los síntomas varían de persona a persona y puede ser similar al de otros trastornos del sistema nervioso.

Electromiografía

Debido a que las señales que viajan a través de los nervios  son más lentas en las personas que sufren de este síndrome, una prueba de velocidad de conducción nerviosa llamada electromiografía puede dar una pista para ayudar al médico el diagnóstico.

Punción lumbar

El líquido cefalorraquídeo que baña el cerebro y la médula espinal contiene más proteínas de lo normal cuando se presenta este síndrome, por lo que un médico puede  realizar una punción lumbar para comprobar el diagnóstico.

Mediante esta prueba se obtienen muestras del líquido cefalorraquídeo para ser examinado en el laboratorio y determinar los niveles de proteínas.

Tratamiento del Síndrome Guillain-Barré 

No hay un tratamiento específico  para el síndrome de Guillain-Barré.Sin embargo, hay terapias que reducen la gravedad de la enfermedad y aceleran la recuperación de la mayoría de los pacientes.

 También hay tratamientos para las complicaciones de la enfermedad.

Cuando se hace un diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré, la mayoría de los pacientes son hospitalizados para seguir un tratamiento especializado en un Servicio de Neurología o en una sala de cuidado intensivo.

Dos tratamientos principales se utilizan en casos de síndrome de Guillain-Barré:

  • Inmunoglobulina intravenosa
  • El intercambio de plasma (plasmaféresis)

Estos tratamientos están dirigidos  a bloquear y destruir  los anticuerpos de la sangre que están atacando y dañando   los nervios periféricos.

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 11 de Octubre, 2018