Anuncios

Recomendaciones provisionales para las personas que han estado posiblemente expuestas a la gripe aviar durante los brotes presentados entre las aves de corral

Antecedentes

El estado de Texas ha reportado la aparición de un brote de gripe aviar tipo A altamente patogénica (H5N2) entre las aves de corral de una granja en el condado de Gonzales, al centro sur de Texas. Este es el primer brote de gripe aviar altamente patogénica en los Estados Unidos en 20 años y se encontró durante un examen de rutina llevado a cabo por funcionarios estatales para detectar la presencia de gripe aviar.

Anuncios

Las aves de esta granja se vendieron en mercados de aves vivas en el área de Houston. Las pruebas preliminares realizadas en las aves de estos dos mercados detectaron la presencia de la gripe aviar. La granja y los dos mercados de aves vivas fueron puestos en cuarentena, limpiados y desinfectados después de que se sacrificaran las aves afectadas.

Además, se establecieron numerosas medidas de vigilancia alrededor de los lugares afectados. Los CDC y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) están trabajando en colaboración con el Departamento de Salud de Texas y con la Comisión de Salud Animal de Texas, tanto en los aspectos relacionados con la salud humana como en los aspectos animales y veterinarios, para contener este brote presentado entre las aves de corral y minimizar el riesgo que esto pudiera representar para los seres humanos.

En este momento, se considera que, para los humanos, los riesgos de salud generados por el brote de gripe aviar H5N2 en Texas son bajos.

La cepa del H5N2 que se presenta en Texas es un subtipo diferente del virus de la gripe tipo A que está afectando a partes de Asia. Los brotes de H5N1 entre las aves de corral en Asia han sido relacionados con la aparición de casos humanos en Tailandia y Vietnam. No hay vínculo epidemiológico entre el virus H5N1 en Asia y el virus H5N2 en Texas.

Los virus de la gripe aviar, por lo general, no infectan a los humanos; sin embargo, desde 1997 se han registrado varios casos de infecciones y brotes de gripe aviar en humanos. Se cree que la mayoría de los casos de infecciones en humanos por el virus de la gripe aviar ha sido provocada por el contacto con aves de corral infectadas o con superficies contaminadas.

Sin embargo, también existen otras posibilidades de transmisión, como por ejemplo cuando partículas del virus flotan en el aire (se dice que se ha aerosolizado) y se deposita en superficies expuestas de la boca, nariz y ojos, o entra a los pulmones por inhalación.

Recomendaciones provisionales de la CDC

Debido a que es posible que la gripe aviar se pueda transmitir a los humanos, los CDC están expidiendo las siguientes recomendaciones provisionales en los Estados Unidos que están dirigidas a 1) personas que puedan verse expuestas a la gripe aviar, 2) profesionales de la salud, y 3) consumidores de carne de aves.

Anuncios

Las recomendaciones para las personas que puedan verse expuestas a la gripe aviar se basan en el grado de riesgo que tienen según varios niveles y tipos de exposición.

Este documento también contiene recomendaciones provisionales para los profesionales de la salud que puedan necesitar hacer evaluaciones, pruebas y diagnósticos a personas que hayan estado potencialmente expuestas.

Anuncios

Asimismo, la información sobre la seguridad de los alimentos dirigida a los consumidores se ofrece para tratar las inquietudes generadas por los brotes de gripe aviar y sus efectos en las aves de corral. Estas recomendaciones se actualizarán según sea necesario.

Personas que participan en el control del brote de gripe aviar y en las actividades de erradicación

Las personas que están involucradas en las actividades de control y erradicación de los brotes (como por ejemplo, la eutanasia, la eliminación de los animales muertos y la limpieza y desinfección de las áreas afectadas por la gripe aviar) en las granjas de aves de corral o en los mercados de aves vivas están en un riesgo mayor de exposición a la gripe aviar.

Estas personas tienen a menudo un contacto prolongado y directo con aves infectadas o con superficies contaminadas en áreas cerradas. Los CDC y el USDA han elaborado una guía provisional para reducir estos riesgos, que incluye recomendaciones sobre los equipos de protección personal, la vacunación por estación contra la gripe, la administración de drogas antivirales en forma profiláctica, el seguimiento y vigilancia de los trabajadores y la evaluación de los trabajadores que contraigan enfermedades respiratorias febriles a los 7 días de haberse presentado la última exposición (está guía está disponible en inglés en 

Anuncios

Otras personas que pueden verse posiblemente expuestas a la gripe aviar

El riesgo de exposición a los virus de la gripe aviar y la posibilidad de que se presente una redistribución viral se espera que sea menor entre las personas que tienen un contacto ocupacional más rutinario (es decir, menos intenso y prolongado) u otros tipos de contacto con aves de corral, superficies o equipos contaminados en granjas o mercados de aves vivas afectados.

Las personas que contraigan una enfermedad respiratoria febril una semana después de que hayan tenido la última exposición a aves infectadas o expuestas a la gripe aviar o a superficies potencialmente contaminadas deben consultar a un proveedor de atención médica. Antes de ir al lugar de atención médica, cuéntele a su proveedor sobre los síntomas que tiene y su posible exposición reciente a la gripe aviar.

Profesionales de la salud: Evaluación de las personas enfermas

Los profesionales de la salud deben estar atentos a la presencia de síntomas de enfermedad respiratoria entre las personas que puedan haber estado expuestas a aves infectadas. La siguiente sección ofrece recomendaciones a los profesionales de la salud que puedan necesitar hacer una evaluación de personas sintomáticas con una posible exposición a la gripe aviar.

  • A las personas que presenten una enfermedad respiratoria febril se les debe tomar una muestra respiratoria (p.ej. una muestra nasofaríngea con un hisopo o un aspirado).

  • Con la muestra respiratoria deben realizarse pruebas de RT-PCR para la detección de la gripe del tipo A y, si es posible, de H1 y H3. Si no es posible hacer estas pruebas en ese estado o si el resultado de las pruebas locales es positivo, debe comunicarse con los CDC y enviarles la muestra para que hagan las pruebas.

  • No debe intentarse aislar el virus a menos que se disponga de una instalación con nivel 3+ de bioseguridad que pueda recibir las muestras y hacer el cultivo de las mismas.

  • En condiciones óptimas, debe tomarse una muestra sérica en la fase aguda (dentro de 1 semana a partir de la aparición de la enfermedad) y en la fase convaleciente (3 semanas después de la aparición de la enfermedad) que debe almacenarse localmente en caso de que sea necesario realizar pruebas para la detección de anticuerpos del virus de la gripe aviar.

  • Las solicitudes para la realización de las pruebas deben hacerse mediante los departamentos locales y estatales de salud, los cuales deben comunicarse con el director del Centro de Operaciones de Emergencia de los CDC ( CDC Director's Emergency Operations center ) al teléfono 770-488-7100, antes de enviar las muestras.

Consumidores: Recomendaciones sobre la seguridad de los alimentos

No hay evidencia de que se hayan presentado casos humanos de gripe aviar por el consumo de productos de carne de aves. Los virus de la gripe como el H5N2, H7N2 y el H5N1 se destruyen cuando hay suficiente calor, así como ocurre con otros patógenos transmitidos por los alimentos. A los consumidores se les recomienda que sigan hábitos adecuados para la preparación y el manejo de alimentos, entre los que se incluyen:

  • Cocinar bien todas las carnes de aves y los productos derivados de las mismas (incluidos los huevos) antes de comerlas. (Esto quiere decir que el pollo debe cocinarse hasta que alcance una temperatura de 180 grados Fahrenheit [82.2 grados Celsius] en todas las partes del pollo.

Anuncios

  • Las carnes de aves crudas siempre deben manipularse higiénicamente porque pueden tener muchas infecciones, como la salmonella. Por esta razón, todos los utensilios y las superficies (incluidas las manos) que entren en contacto con carne de ave cruda deben ser limpiadas cuidadosamente con agua y jabón inmediatamente después del contacto. La Organización Mundial de la Salud ha elaborado una guía de seguridad para los alimentos relacionadas con la situación que se presenta actualmente en Asia. Esta información se encuentra disponible en 

Más información …

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 4 de Enero, 2019

Anuncios