Hidroterapia

Desde la medicina naturista es importantísimo para la salud el contacto con la naturaleza como algo indispensable para mantenerse sano. El sol, aire libre, tierra, y agua ejercen un efecto revitalizante sobre nuestro organismo, y su ausencia durante largos periodos de tiempo repercute en un debilitamiento general que puede ser causa de múltiples patologías.

Este es el punto de partida de un grupo de terapias que se basan en estos elementos, como son los llamados baños de sol o de aire, la fototerapia, o la hidroterapia, que a su vez engloba múltiples técnicas, como el uso de fangos y arcillas, las aguas mineromedicinales de balnearios, o el aprovechamiento de su efecto puramente físico (efectos térmicos y mecánicos).

El principal efecto terapéutico del agua se debe a su gran capacidad de almacenar y transmitir estímulos térmicos (frío-calor). Esta cualidad es la que mas nos interesa a nivel ambulatorio para desarrollar diversos tratamientos que puedan ser realizados por el propio paciente.

El efecto térmico producido por las aplicaciones de agua, de forma local o general, provoca una serie de respuestas en nuestro organismo que pueden ser aprovechadas con fines terapéuticos y preventivos. Todo estímulo térmico sobre la piel provoca una respuesta local en la circulación sanguínea superficial, y por vía refleja, a través del sistema nervioso una respuesta más profunda a nivel de músculos, vísceras y circulación general en todo el cuerpo. Éstos cambios favorecen el buen funcionamiento y capacidad de recuperación de nuestro organismo.

En función de la patología que queramos tratar o prevenir, aplicaremos el agua de forma local o general, fría o caliente, alternando temperaturas, y en forma de baños, compresas, envolturas, o frotaciones.

Todas estas técnicas, aparentemente inocuas pueden ejercer efectos realmente intensos en nuestro organismo, y un mal uso puede ser perjudicial especialmente si se usan en pacientes con determinadas patologías como es el caso de las enfermedades cardiovasculares, que podrían descompensarse.

Debemos respetar algunas normas básicas:

No emplear nunca aplicacones frías si nuestro cuerpo está frío. Después de la aplicación fría debemos entrar en calor secándonos y abrigándonos o haciendo ejercicio.

Las aplicaciones calientes terminan siempre con una apliación fría de corta duración que provoca una vasodilatación reactiva, reforzando el efecto vascular producido por el agua caliente.

Nunca se realizarán antes o después de las comidas ni utilizando productos que contengan sustancias tóxicas o vasoactivas (tabaco, alcohol, café).

La sensación vigorizante que experimenta nuestro cuerpo tras una aplicación hidroterapica debe ser siempre agradable y nunca acompañarse de sensaciones desagradables como palpitaciones, mareos o sensación duradera de frío. Esto seria signo de una mala adaptación vascular en aquel momento y si ocurre debe interrumpirse la aplicación.

Xavier Luque
Médico Naturista
xavierluque@yahoo.com
www.frananton.com

Más Información sobre Medicina Alternativa ...

  • Artículos relacionados con Medicina Alternativa
  • Garcinia cambogia, el producto milagro para bajar de peso?

    La Garcinia cambogia, también conocida como tamarindo malabar, es una fruta tropical utilizada en la cocina asiática como saborizante y ahora también como un suplemento para la pérdida de peso.

  • Los virus cerebro dentro de las celulas

    Los virus cerebro dentro de las células

  • La terapia neural y la homeopatía

    Muchos de los padecimientos y enfermedades como los dolores de articulaciones, las gripes frecuentes, el asma, brotes en la piel, etc., requieren terapias alternativas para alcanzar la curación total.

  • Las Esencias Florales de Bach

    El doctor Edward Bach ideó un sistema para canalizar fuerzas sutilies de la Naturaleza utilizando el agua, las flores, y el sol, preparando elíxires capaces de actuar en nuestros desequilibrios mentales y emocionales

  • Medicina Natural

    Medicina Natural es un concepto amplio que nos permitirá tratar una gran variedad de medicinas complementarias y alternativas, incluyendo: medicina herbaria, suplementos dietéticos, homeopatía, acupuntura, terapia neural, biomagnetismo, digitopuntura,