Accidente cerebrovascular

Existen dos formas de accidente cerebrovascular:

  1. El accidente cerebrovascular hemorrágico se produce cuando explota una arteria en el cerebro, derramando sangre en el tejido circundante.
  2. El accidente cerebrovascular isquémico se produce cuando se bloquea una arteria que nutre al cerebro con sangre, disminuyendo o deteniendo repentinamente el flujo sanguíneo y causando la muerte de las células cerebrales.


Accidente cerebrovascular hemorrágico

El accidente cerebrovascular hemorrágico generalmente está asociado con una función cerebral perturbada y con un dolor de cabeza extremadamente doloroso que se desarrolla de repente y que puede empeorar con la actividad física, la tos y el esfuerzo.

Las afecciones con dolores de cabeza asociados con el accidente cerebrovascular hemorrágico incluyen:

  • La hemorragia subaracnoidea es la ruptura de un vaso sanguíneo ubicado dentro del espacio subaracnoideo—un espacio lleno de líquido entre capas de tejido conjuntivo (meninges) que rodea al cerebro. El primer signo de una hemorragia subaracnoidea es típicamente un dolor de cabeza intenso con un inicio rapidísimo y sin causa conocida. Los neurólogos la llaman dolor de cabeza del tipo trueno.

    También se puede sentir dolor en el cuello y la zona lumbar. Este flujo repentino de sangre puede contaminar el líquido cefalorraquídeo que fluye dentro de los espacios del cerebro y causa daño extenso en todo el cerebro.

  • La hemorragia intracerebral está generalmente asociada con dolor de cabeza intenso.Varias enfermedades pueden hacer que los vasos sanguíneos en el cerebro estén propensos a romperse y tener hemorragias. La hipertensión crónica puede debilitar la pared del vaso sanguíneo.

    La poca capacidad de coagular la sangre debido a trastornos sanguíneos o a medicamentos anticoagulantes como la warfarina aumentan aún más el riesgo de sangrar. Y algunos accidentes cerebrovasculares venosos (causados por coágulos en las venas del cerebro) a menudo causan hemorragia dentro del cerebro. Las madres en el período de postparto y las personas con deshidratación, cáncer o infecciones se encuentran en riesgo.
     
  • Un aneurisma es un crecimiento en globo anormal de una arteria que causa que la pared de la arteria se debilite. Un aneurisma cerebral roto puede causar un accidente cerebrovascular hemorrágico y un dolor de cabeza repentino increíblemente doloroso que generalmente es distinto en gravedad e intensidad de los otros dolores de cabeza que las personas puedan haber tenido.

    Las personas generalmente describen el dolor de cabeza del tipo trueno como "el peor dolor de cabeza de mi vida". Puede haber pérdida del conocimiento y otras características neurológicas. Los dolores de cabeza de advertencia súbita o “centinelas” a veces se producen de un aneurisma que tiene una fuga antes de la ruptura.

    Los aneurismas cerebrales que han tenido fugas o se han roto ponen en riesgo la vida y requieren atención médica inmediata. No todos los aneurismas explotan; las personas con aneurismas muy pequeños pueden ser controladas para detectar cualquier crecimiento o inicio de síntomas. Las opciones de tratamiento incluyen bloquear quirúrgicamente el flujo sanguíneo al aneurisma (intraarterial) y técnicas con catéter para llenar el aneurisma con espirales o globos.
     
  • La malformación arteriovenosa (MAV), una maraña anormal de arterias y venas en el cerebro, causa dolores de cabeza que varían en frecuencia, duración e intensidad mientras las malformaciones vasculares comprimen y desplazan el tejido normal o pierden sangre en el tejido circundante.

    Un dolor de cabeza que afecte uniformemente un lado de la cabeza puede estar estrechamente ligada al sitio de una MAV (aunque la mayoría de los dolores de cabeza de un lado están causados por trastornos de dolor de cabeza primario).

    Los síntomas pueden incluir convulsiones y escucharse ruidos pulsátiles. Las opciones de tratamiento incluyen la disminución del flujo sanguíneo hacia y desde la malformación inyectando partículas o pegamento, o por medio de radioterapia concentrada o cirugía.

Accidente cerebrovascular isquémico

El dolor de cabeza que acompaña al accidente cerebrovascular isquémico puede estar causado por varios problemas del sistema vascular cerebral.

El dolor de cabeza es prominente en los individuos con coágulos en las venas del cerebro. El dolor de cabeza aparece en el lado del cerebro en el cual el coágulo bloquea el flujo sanguíneo y a menudo se siente en los ojos o en el lado de la cabeza.

Las afecciones por accidente cerebrovascular isquémico que pueden causar dolor de cabeza incluyen:

  • La disección arterial es un desgarro dentro de una arteria que nutre al cerebro con flujo sanguíneo. La disección más común se produce en la arteria carótida del cuello, con dolor de cabeza del mismo lado del cuerpo donde se produce el desgarro.

    La disección arterial vertebral causa dolor en la parte posterior superior del cuello. La disección arterial cervical puede llevar a un accidente cerebrovascular o ataques isquémicos transitorios (los accidentes cerebrovasculares que duran solamente pocos minutos pero indican un accidente cerebrovascular subsiguiente más grave).

    Generalmente están causados por tensión en el cuello, es decir, trauma, manipulación quiropráctica, lesiones deportivas, o aún doblar pronunciadamente la cabeza hacia atrás en una pileta para lavarse el cabello (“accidente cerebrovascular de la peluquería”). La atención médica inmediata puede salvar la vida.
     
  • La inflamación vascular puede causar la acumulación de placa, que puede llevar al accidente cerebrovascular isquémico. La vasculitis cerebral, una inflamación del sistema vascular sanguíneo del cerebro, puede causar dolor de cabeza, accidente cerebrovascular, y/o deterioro cognitivo progresivo.

    El dolor de cabeza intenso atribuido a una enfermedad inflamatoria crónica de los vasos sanguíneos en el exterior de la cabeza, llamada arteritis de células gigantes (anteriormente conocida como arteritis temporal), generalmente afecta a las personas mayores de 60 años.

    También causa dolor y sensibilidad muscular en el área de la sien. Las personas también pueden tener pérdida de la visión de uno o ambos ojos transitoria seguida de permanente, dolor al masticar, cuero cabelludo sensible, dolores musculares, depresión y fatiga. Los corticosteroides típicamente se usan para tratar la inflamación vascular y pueden prevenir la ceguera.

 

Fuente


Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares