Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar, anteriormente conocido como depresión maníaca o enfermedad maniaco depresiva, es una condición que afecta el estado de ánimo, el cual provoca cambios de humor extremos que incluyen máximos emocionales (manía o hipomanía) y bajos emocionales  (depresión).

Existen cuatro tipos básicos de trastorno bipolar; todos ellos implican cambios claros en el estado de ánimo, la energía y los niveles de actividad.

Trastorno bipolar I

Se define por episodios maníacos que duran al menos 7 días, o por síntomas maníacos que son tan graves que la persona necesita atención hospitalaria inmediata.

Por lo general, episodios depresivos también ocurren con una duración de al menos 2 semanas.

Los episodios de depresión con características mixtas (que tiene depresión y los síntomas de manía al mismo tiempo) también son posibles.

Trastorno bipolar II

Se define por un patrón de episodios depresivos y episodios de hipomanía, pero no los episodios maníacos en toda regla descritos anteriormente.

Trastorno ciclotímico

También llamado ciclotimia.

Definido por numerosos períodos de síntomas hipomaníacos, así como numerosos períodos de síntomas depresivos que duran por lo menos 2 años (1 año en niños y adolescentes).

Sin embargo, los síntomas no cumplen los requisitos de diagnóstico para un episodio de hipomanía y un episodio depresivo.

Desórdenes bipolares no especificados

Son definidos por síntomas del trastorno bipolar que no coinciden con las tres categorías mencionadas anteriormente.

Causas del trastorno bipolar

La causa exacta del trastorno bipolar es desconocida.

Hay una serie de factores que trabajan juntos para hacer que una persona tenga más probabilidades de desarrollar la condición.

Estos son una mezcla compleja de factores físicos, ambientales y sociales.

  • Desequilibrio químico en el cerebro

El trastorno bipolar se cree que puede ser el resultado de un desequilibrio químico en el cerebro.

Los químicos responsables del control de las funciones del cerebro se llaman neurotransmisores e incluyen, la noradrenalina, serotonina y la dopamina.

Hay alguna evidencia de que si hay un desequilibrio en los niveles de uno o más neurotransmisores, una persona puede desarrollar algunos de los síntomas del trastorno bipolar.

Por ejemplo, hay evidencia de que se pueden producir episodios de manía cuando los niveles de noradrenalina son demasiado altos, y los episodios de depresión puede ser el resultado de niveles de noradrenalina demasiado bajos.

  • Genética

También es posible que el trastorno bipolar esté vinculado a la genética, ya que la condición parece ser hereditaria.

Los miembros de la familia de una persona con la enfermedad tienen un mayor riesgo de desarrollarla ellos mismos.

Sin embargo, no solo la genética es responsable del trastorno bipolar.

En su lugar, se cree que una serie de factores genéticos y ambientales pueden actuar como desencadenantes.

  • Disparadores

Una circunstancia o situación estresante a menudo desencadena los síntomas del trastorno bipolar.

Los ejemplos de factores desencadenantes de estrés incluyen:

  • La ruptura de una relación
  • Abuso físico, sexual o emocional
  • La muerte de un familiar cercano o un ser querido

Este tipo de eventos que alteran la vida pueden causar episodios de depresión en algún momento de la vida de una persona.

El trastorno bipolar también puede ser provocado por:

  • Enfermedad física
  • Trastornos del sueño
  • Abrumadores problemas en la vida cotidiana - tales como problemas con el dinero, el trabajo o las relaciones.

Síntomas del trastorno bipolar

Las personas con trastornos bipolares experimentan períodos inusuales de intensa emoción, cambios en los patrones de sueño y niveles de actividad y comportamientos inusuales.

Estos períodos distintos se llaman "episodios del estado de ánimo."

Estos episodios del estado de ánimo son drásticamente diferentes de los estados de ánimo y comportamientos que son típicos de la persona.

Las personas que sufren un episodio maníaco pueden:

  • Sentirse muy "entusiasmados" o eufóricos
  • Tener una gran cantidad de energía
  • Tener aumentados sus niveles de actividad
  • Sentirse inquietos
  • Tener problemas para dormir
  • Ser más activo de lo usual
  • Hablar muy rápido sobre un montón de cosas diferentes
  • Agitación, irritabilidad
  • Sentir que sus pensamientos van muy rápido
  • Piensan que pueden hacer muchas cosas a la vez
  • Hacer cosas arriesgadas, por ejemplo gastar un montón de dinero o tener relaciones sexuales imprudentes.

Las personas que sufren un episodio depresivo pueden:

  • Sentirse muy tristes, deprimidos, vacíos, o sin esperanza
  • Tener muy poca energía
  • Tener disminuidos los niveles de actividad
  • Tienen problemas para dormir, como dormir muy poco o demasiado
  • Sienten que no pueden disfrutar de nada
  • Sentirse preocupados y vacíos
  • Tener dificultad para concentrarse
  • Olvidar las cosas
  • Comer mucho o demasiado poco
  • Sentirse cansado o "ralentizado"
  • Pensar en la muerte o en el suicidio

A veces, un episodio incluye tanto de los síntomas maníacos y depresivos.

Esto se llama un episodio con características mixtas.

Las personas que experimentan un episodio con características mixtas pueden sentirse muy tristes, vacíos, o sin esperanza, mientras que al mismo tiempo sentirse muy excitados.

El trastorno bipolar puede estar presente incluso cuando los cambios de humor son menos extremos.

Por ejemplo, algunas personas con trastorno bipolar experimentan hipomanía, una forma menos severa de manía.

Durante un episodio de hipomanía, una persona puede sentirse muy bien, ser altamente productiva, y funcionar bien.

La persona no puede sentir que algo está mal, pero la familia y amigos pueden reconocer los cambios de humor y / o cambios en los niveles de actividad.

Sin el tratamiento adecuado, las personas con hipomanía pueden desarrollar manía grave o depresión.

Tratamiento del trastorno bipolar

El tratamiento es mejor si es guiado por un psiquiatra experto en el tratamiento de trastorno bipolar y otros trastornos relacionados.

Dependiendo de sus necesidades, el tratamiento puede incluir:

Tratamiento inicial

A menudo, tendrá que empezar a tomar medicamentos para equilibrar su estado de ánimo de forma inmediata.

Una vez que sus síntomas están bajo control, se trabajara con su médico para encontrar el mejor tratamiento a largo plazo.

Tratamiento continuado

El trastorno bipolar requiere tratamiento de por vida, incluso durante los períodos en que se sienta mejor.

El tratamiento de mantenimiento se utiliza para manejar el trastorno bipolar en una base a largo plazo.

Las personas que se saltan el tratamiento de mantenimiento se encuentran en alto riesgo de una recaída de los síntomas o tener cambios de humor menores que se convierten en una manía o depresión.

Tratamiento del abuso de sustancias

Si tiene problemas con el alcohol o las drogas, también necesitará el tratamiento del abuso de sustancias. De lo contrario, puede ser muy difícil manejar el trastorno bipolar.

Hospitalización

El médico puede recomendar la hospitalización si el paciente se está comportando peligrosamente,  hay riesgo de suicidio o si se ha desprendido de la realidad (psicosis).

Recibir tratamiento psiquiátrico en un hospital puede ayudarle a mantenerse tranquilo y seguro y estabilizar su estado de ánimo, si usted está teniendo un episodio maníaco depresivo o mayor.

Los tratamientos primarios para el trastorno bipolar incluyen medicamentos y orientación psicológica (psicoterapia), y pueden incluir grupos de apoyo y educación.

Los medicamentos

Los tipos y dosis de los medicamentos prescritos y dependerá de sus síntomas particulares.

Los medicamentos utilizados pueden incluir:

Estabilizadores del humor

Si usted tiene trastorno bipolar, por lo general va necesitar medicamentos estabilizadores del ánimo para controlar los episodios maníacos o hipomaníacos.

Ejemplos de estabilizadores del estado de ánimo incluyen:

  • Litio (Lithobid),
  • Ácido valproico (Depakene)
  • Divalproex sódico (Depakote)
  • Carbamazepina (Tegretol, Equetro, otros)
  • Lamotrigina (Lamictal).

Antipsicóticos

Si los síntomas de depresión o manía persisten a pesar del tratamiento con otros medicamentos, la adición de un medicamento antipsicótico puede ayudar.

Entre éstos se encuentran:

  •  Olanzapina (Zyprexa)
  • Risperidona (Risperdal)
  • Quetiapina (Seroquel)
  • Aripiprazol (Abilify)
  • Ziprasidona (Geodon)
  • Lurasidone (LATUDA)
  • Asenapina (SAPHRIS)

Su médico puede prescribir algunos de estos medicamentos por sí solos o junto con un estabilizador del estado de ánimo.

Antidepresivos

Su médico le puede añadir un antidepresivo para ayudar a controlar la depresión.

Debido a que un antidepresivo a veces puede desencadenar un episodio maníaco, se prescribe generalmente junto con un estabilizador del estado de ánimo o con antipsicóticos.

Antidepresivo con antipsicóticos

En el mercado hay medicamentos combinados, tal es el caso del antidepresivo fluoxetina y el antipsicótico olanzapina.

Funciona como un tratamiento para la depresión y un estabilizador del estado de ánimo.

Medicamentos contra la ansiedad

Las benzodiazepinas pueden ayudar con la ansiedad y mejorar el sueño.

Las benzodiazepinas se usan generalmente para aliviar la ansiedad sólo sobre una base a corto plazo.

Efectos secundarios

Los tratamientos para el trastorno bipolar han mejorado en los últimos 10 años.

Pero cada paciente responde de manera diferente a los medicamentos. Si usted tiene algún efecto secundario, informe a su médico de inmediato. Él o ella pueden cambiar la dosis o recetar un medicamento diferente.

Diferentes medicamentos para el tratamiento del trastorno bipolar pueden causar diferentes efectos secundarios.

Algunos medicamentos utilizados para tratar el trastorno bipolar se han relacionado con síntomas únicos y graves.

Los medicamentos para el trastorno bipolar  y el embarazo

Una serie de medicamentos para el trastorno bipolar pueden estar asociados con defectos de nacimiento.

Discuta estos temas con su médico:

  • Las opciones de control de la natalidad ya que los medicamentos anticonceptivos pueden perder eficacia cuando se toma junto con ciertos medicamentos para el trastorno bipolar

  • Las opciones de tratamiento si piensa quedar embarazada

  • Lactancia, ya que algunos medicamentos para trastornos bipolares pueden pasar a través de la leche materna a su bebé

Artículos relacionados:

Otros temas de su interés...

 

.

 

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 26 de Octubre, 2018