Crioterapia para el tratamiento de verrugas genitales

La crioterapia es un tratamiento que consiste en la aplicación de nitrógeno líquido (-196ºC) para congelar y destruir las verrugas así como el área inmediata que las rodea. Por lo general, son requeridas de 2 a 3 sesiones con intervalos de 1 a 2 semanas para concluir el tratamiento.

Para aplicar la crioterapia se utiliza un aplicador de algodón que ha sido sumergido en nitrógeno líquido o una sonda que tiene este líquido que fluye a través de ella.

Los médicos que aplican esta terapia deben estar bien capacitados en el uso adecuado del nitrógeno líquido porque un exceso de tratamiento o por el contrario insuficiente tratamiento puede dar lugar a complicaciones o baja eficacia.

La crioterapia ha demostrado eliminar las verrugas en un 75 % de los pacientes.

La crioterapia puede ser usada de forma segura para tratar verrugas en mujeres embarazadas.

Efectos secundarios

Después de la aplicación de un tratamiento de crioterapia se pueden presentar los siguientes efectos secundarios:

  • Formación de ampollas y úlceras
  • Dolor
  • Infección
  • Cicatrización
  • Cambios en la pigmentación de la piel (la piel se pone blanca).

La anestesia local (tópica o inyectada) podría facilitar el tratamiento si las verrugas están presentes en muchas áreas o si el área de las verrugas es grande.

pregunte al medico

 

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 8 de Octubre, 2018