Qué es la gota?

La gota es una condición dolorosa que ocurre cuando el ácido úrico, que es producto de desecho del cuerpo, se deposita en forma de cristales con forma de aguja en las articulaciones y/o los tejidos blandos.

ver imagenes de gota

En las articulaciones, estos cristales de ácido úrico causan artritis inflamatoria, que a su vez conduce a la inflamación, enrojecimiento, calor, dolor y rigidez en las articulaciones.

En muchas personas, la gota afecta inicialmente a las articulaciones del dedo gordo del pie.

Sin embargo, muchas otras articulaciones y las áreas alrededor de las articulaciones pueden verse afectadas, además o en lugar del dedo gordo del pie.

Estos incluyen los empeines, tobillos, talones, rodillas, muñecas, dedos y codos.

Depósitos calcáreos de ácido úrico pueden aparecer como bultos bajo la piel que rodea las articulaciones y cubre el borde de la oreja.

Cristales de ácido úrico también pueden acumularse en los riñones y causar cálculos renales.

Los hombres son más propensos a contraer la gota, pero las mujeres se vuelven cada vez más susceptibles a la gota después de la menopausia.

Un ataque de gota puede ocurrir de repente y puede despertarle en medio de la noche con una sensación de ardor en el dedo gordo del pie.

La articulación afectada se pone caliente, hinchada y tan sensible que incluso el peso de la sabana puede parecer intolerable.

Una dieta especial le ayudara a mantener los niveles de ácido úrico bajo control.

Qué es el ácido úrico?

El ácido úrico es una sustancia que resulta de la descomposición de las purinas.

Las purinas son parte normal de todos los tejidos humanos y se encuentran en muchos alimentos.

Normalmente, el ácido úrico se disuelve en la sangre y pasa a través de los riñones en la orina, donde se elimina.

Si hay un aumento en la producción de ácido úrico o si los riñones no eliminan suficiente ácido úrico del cuerpo, se acumula en la sangre (una condición llamada hiperuricemia).

La hiperuricemia también puede resultar cuando una persona come demasiados alimentos ricos en purina, tales el hígado, carnes o guisantes secos, anchoas y salsas.

La hiperuricemia no es una enfermedad, y por sí misma no es peligrosa.

Sin embargo, si un exceso de cristales de ácido úrico se forman como resultado de la hiperuricemia, la gota puede desarrollarse.

Síntomas

Los síntomas de la gota casi siempre ocurren repentinamente, a menudo durante la noche y sin previo aviso:

  • Intenso dolor en las articulaciones. La gota suele afectar a la articulación del dedo gordo del pie, pero puede ocurrir en los pies, tobillos, rodillas, manos y muñecas. Es probable que el dolor que sea más severo en las primeros 4 a 12 horas después de que comience.

  • Malestar persistente. Después que pasa el dolor más severo, algunas molestias en las articulaciones puede durar desde unos pocos días a unas pocas semanas. Ataques posteriores tienden a durar más tiempo y afectar a más articulaciones.

  • La inflamación y el enrojecimiento. La articulación o articulaciones afectadas se inflaman, se vuelven mas sensibles, están calientes y enrojecidas.
     
  • Rango de movimiento limitado. La disminución de la movilidad de las articulaciones puede ocurrir conforme la gota que avanza.

Factores de riesgo

Usted tiene un mayor probabilidad de desarrollar gota si tiene altos niveles de ácido úrico en el cuerpo.

Los factores que aumentan el nivel de ácido úrico en el cuerpo incluyen:

  • Dieta. Comer una dieta que es rica en carnes y mariscos y alta en bebidas endulzadas con azúcares de fruta (fructosa) promueve mayores niveles de ácido úrico, lo que aumenta el riesgo de gota.

    El consumo de alcohol, especialmente de cerveza, también aumenta el riesgo de gota.
     
  • Obesidad. Si usted tiene sobrepeso, su cuerpo produce más ácido úrico y para los  riñones es más difícil la eliminación de ácido úrico, lo que aumenta considerablemente el riesgo de gota.
     
  • Condiciones médicas. Ciertas enfermedades y condiciones hacen que sea más probable que usted vaya a desarrollar gota.

    Estas incluyen la presión arterial alta no tratada y las condiciones crónicas como la diabetes, el síndrome metabólico y enfermedades de corazón y riñón.
     
  • Ciertos medicamentos. El uso de diuréticos tiazídicos - utilizados comúnmente para tratar la hipertensión - y dosis bajas de aspirina también puede aumentar los niveles de ácido úrico. 

    Lo mismo ocurre con el uso de medicamentos prescritos para las personas que se han sometido a un trasplante de órganos.
     
  • Antecedentes familiares de gota. Si otros miembros de su familia han tenido gota, usted será más propenso a desarrollar la enfermedad.
     
  • La edad y el sexo. La gota se produce con más frecuencia en los hombres, principalmente porque las mujeres tienden a tener menores niveles de ácido úrico.

    Después de la menopausia, sin embargo, los niveles de ácido úrico de las mujeres se acercan a los de los hombres.

    Los hombres también tienen más probabilidades de desarrollar gota más jóvenes - por lo general entre las edades de 30 y 50 - mientras que las mujeres suelen desarrollar la enfermedad después de la menopausia.
     
  • Una cirugía o trauma reciente. Experimentar una cirugía o traumatismo reciente se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar gota.

Tratamiento

Los antiinflamatorios no esteroides o AINEs

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) se recomiendan generalmente como el primer tratamiento para la gota.

Trabajan mediante la reducción de la inflamación y el dolor durante un ataque.

Los AINEs que se usan para tratar la gota incluyen naproxeno, diclofenaco y etoricoxib.

Su médico también puede recetar un medicamento llamado inhibidor de la bomba de protones (IBP), para tomar junto con los AINEs.

Esto reduce el riesgo de que los AINEs causen indigestión, úlceras de estómago y hemorragia en el estómago.

La colchicina

Si usted es incapaz de tomar AINEs o si los AINEs no son efectivos, un medicamento llamado colchicina se puede utilizar en su lugar.

La colchicina reduce la inflamación y el dolor asociado con un ataque de gota.

Cuando se toma en dosis altas, los efectos secundarios de la colchicina incluyen dolor abdominal y diarrea.

Los corticosteroides

Los corticosteroides se utilizan a veces para tratar casos graves de gota si otros tratamientos no funcionan o que son incapaces de tomar un AINE o colchicina.

Un ciclo corto de comprimidos de esteroides a menudo proporciona un alivio, pero no se puede utilizar a largo plazo en dosis altas, ya que causa efectos secundarios, incluyendo:

  • aumento de peso
  • adelgazamiento de los huesos (osteoporosis)
  • moretones
  • debilidad muscular

Los corticosteroides también pueden ser administrados por inyección para proporcionar un alivio rápido del dolor.

Medicamentos para prevenir las complicaciones de gota

Si experimenta varios ataques de gota cada año, o si sus ataques de gota son menos frecuentes, pero particularmente dolorosos, su médico puede recomendar medicamentos para reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la gota.

Las opciones incluyen:

Los medicamentos que bloquean la producción de ácido úrico

Los medicamentos llamados inhibidores de la xantina oxidasa, incluyendo el alopurinol y febuxostat , limitan la cantidad de ácido úrico que el cuerpo produce.

Esto puede reducir el nivel de ácido úrico de la sangre y reducir el riesgo de gota.

Los efectos secundarios de alopurinol incluyen una erupción cutánea y alteraciones en  las células sanguíneas.

Efectos secundarios de febuxostat incluyen erupciones cutáneas, náuseas y una función hepática reducida.

Medicamentos que mejoran la eliminación de ácido úrico

El probenecid mejora la capacidad de los riñones para eliminar el ácido úrico de su cuerpo.

Esto puede disminuir los niveles de ácido úrico y reducir el riesgo de gota, pero se incrementa el nivel de ácido úrico en la orina.

Los efectos secundarios incluyen una erupción cutánea, dolor de estómago y cálculos renales.

Qué pueden hacer las personas que padecen de gota para mantenerse saludables?

Afortunadamente, la gota puede ser controlada. Las personas con gota pueden disminuir la severidad de los ataques y reducir el riesgo de futuros ataques al tomar sus medicamentos según las indicaciones.

La gota aguda se controla mejor si se toman medicamentos a la primera señal de dolor o inflamación.

Otros pasos que puede tomar para mantenerse saludable y reducir al mínimo el efecto de la gota en su vida son los siguientes:

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos y vitaminas que toma. El médico  le puede decir si alguno de ellos aumentan el riesgo de hiperuricemia.
  • Beba muchos líquidos sin alcohol, en especial el agua. Líquidos sin alcohol ayudan a eliminar el ácido úrico del cuerpo. El alcohol, por otro lado, puede aumentar los niveles de ácido úrico en la sangre.
  • Hacer ejercicio regularmente y mantener un peso corporal saludable. Bajar de peso si tiene sobrepeso, pero evite las dietas bajas en carbohidratos que están diseñadas para la pérdida de peso rápida.
  • Evitar los alimentos que son ricos en purinas.

Algunos alimentos altos en purinas son:

  • Anchoas
  • Espárragos
  • Riñones
  • Sesos
  • Frijoles y guisantes secos
  • Carnes de caza
  • Salsas
  • Arenque
  • Hígado
  • Caballa
  • Hongos
  • Sardinas
  • Vieiras
  • Mollejas

 

 

Articulos Relacionados:

 

Fuente

  • GeoSalud, 18 de Septiembre
  • Suscripción al boletín