La Marcha Humana

 

La locomoción en el ser humano es un proceso aprendido; no se desarrolla como resultado de un reflejo innato. Esta afirmación es apoyada por Popova (1935), quien estudió los cambios de la marcha en niños en crecimiento. Los primeros pasos de un niño que se
toma la mano de su madre ejemplifican el proceso de aprendizaje necesario para lograr la progresión ortógrada. Scott (1969) del Instituto Nacional Canadiense para el Ciego, observó que los niños ciegos congénitos nunca intentan pararse y caminar espontáneamente sino que deben ser enseñados con dedicación.

El resultado de este proceso de aprendizaje es la integración de los mecanismos neuromusculoesqueléticos, con sus similitudes groseras y variaciones individuales, en un sistema adecuadamente funcional de locomoción.

Leer más ...

Fuente
Manual del pie diabético. Ramón Martínez López.
ramon@ geosalud.com
www.neoreiki.net

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico