Cáncer de Piel

 

Carcinoma de células basales
Carcinoma de células escamosas
Melanoma
Prevención cáncer de piel

El cáncer de la piel es una afección en la cual células malignas (cancerosas) se forman en los tejidos de la piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Protege contra el calor, la luz solar, las lesiones y las infecciones. Ayuda también a controlar la temperatura corporal y almacena agua, grasa y vitamina D. La piel tiene varias capas, pero las dos principales son la epidermis (capa superior o externa) y la dermis (capa inferior o interna). El cáncer de la piel comienza en la epidermis, la cual está compuesta por tres tipos de células:

  • Células escamosas: Células delgadas, planas que forman la capa superior de la epidermis.
  • Células basales: Células redondeadas bajo las células escamosas.
  • Melanocitos: Estas células que se encuentran en la parte inferior de la epidermis producen melanina, el pigmento que da el color natural a la piel. Cuando la piel está expuesta al sol, los melanocitos producen más pigmentos, con lo cual la piel se oscurece.

El cáncer de la piel puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en la piel que ha estado expuesta a la luz solar, como la cara, el cuello, las manos y los brazos. Existen varios tipos de cáncer de origen cutáneo. Los tipos más comunes son el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular, los cuales son cánceres de piel sin presencia de melanoma. La queratosis actínica es un trastorno cutáneo que algunas veces se convierte en carcinoma espinocelular.

Este sumario hace referencia al tratamiento del cáncer de la piel sin presencia de melanoma y la queratosis actínica. Los cánceres de piel sin presencia de melanoma rara vez se diseminan a otras partes del cuerpo. El melanoma, la forma más inusual de cáncer de la piel, probablemente invadirá tejidos cercanos y se diseminará a otras partes del cuerpo.

El color de la piel y la exposición a la luz solar pueden afectar el riesgo de padecer cáncer de la piel sin presencia de melanoma y queratosis actínica.

Factores de Riesgo

Los factores de riesgo para el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular incluyen los siguientes:

  • Exposición en gran medida a luz solar natural o artificial.
  • Tez blanca (pelo rubio o rojizo, piel blanca, ojos verdes o azules, antecedentes de formación de pecas).
  • Cicatrices o quemaduras en la piel.
  • Exposición a arsénico.
  • Inflamación crónica de la piel o úlceras de la piel.
  • Tratamiento con radiación.
  • Consumo de medicamentos inmunosupresores (por ejemplo, después de un trasplante de órgano).
  • Padecer queratosis actínica.

Los factores de riesgo para la queratosis actínica incluyen los siguientes:

  • Exposición en gran medida a luz solar
  • Tez blanca (pelo rubio o rojizo, piel blanca, ojos verdes o azules, antecedentes de formación de pecas).
  • El cáncer de la piel sin presencia de melanoma y la queratosis actínica suelen surgir como un cambio cutáneo.

No todos los cambios cutáneos indican cáncer de la piel sin presencia de melanoma o queratosis actínica, pero debe consultarse a un médico si se observan modificaciones en la piel.

Signos de cáncer de piel

Entre los signos posibles de cáncer de la piel sin presencia de melanoma tenemos los siguientes:

  • Una herida que no cicatriza.
  • Zonas de la piel que son:
    • Pequeñas, elevadas, suaves, brillantes y cerosas.
    • Pequeñas, elevadas y de coloración rojiza o marrón rojizo.
    • Planas, ásperas, rojas o marrones y escamosas.
    • Escamosas, sangrantes o costrosas.
    • Semejantes a una cicatriz y firmes.

Entre los signos posibles de queratosis actínica tenemos los siguientes:

  • Una sección áspera, rojiza, rosada o marrón elevada, escamosa en la piel.
  • Resquebrajamiento o despellejamiento del labio inferior que no desaparece con aplicación de bálsamo labial o vaselina.

 

Diagnóstico del cáncer de piel

Se utilizan pruebas o procedimientos que examinan la piel para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de la piel sin presencia de melanoma y la queratosis actínica.

Pueden utilizarse los siguientes procedimientos:

  • Examen de la piel: Un médico o una enfermera examina la piel a fin de determinar la presencia de protuberancias o lunares con aspecto anormal en cuanto al color, el tamaño, la forma o la textura.
  • Biopsia: Un patólogo extirpa el crecimiento de apariencia anormal de forma total o parcialmente y lo observa al microscopio para determinar la presencia o no de células cancerosas. Hay tres tipos principales de biopsias de la piel:
    • Biopsia por rasurado: Se emplea una cuchilla de afeitar estéril para "afeitar" la neoplasia de aspecto anormal.
    • Biopsia en sacabocados: Se utiliza un instrumento especial denominado sacabocados o trefina para extirpar un círculo de tejido de la neoplasia de aspecto anormal.
    • Biopsia por escisión: Se usa un bisturí para extirpar la neoplasia completa.Ciertos factores determinan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico (posibilidad de recuperación) para el cáncer de la piel sin presencia de melanoma dependen mayormente del estadio (etapa) del cáncer y el tipo de tratamiento que se utiliza para eliminarlo.

Las opciones de tratamiento dependen de lo siguiente:

  • El estadio del cáncer (si se ha diseminado más profundamente en la piel o a otros lugares en el cuerpo).
  • El tipo de cáncer.
  • El tamaño y la localización del tumor.
  • La salud general del paciente.

Estadíos del Cáncer de Piel

 

Fuente
Instituto Nacional del Cáncer
http://www.nci.nih.gov/espanol/pdq/tratamiento/piel/Patient

GeoSalud, revisado el 21 de febrero del 2014

Más información …

Artículos relacionados:

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico