Qué es la prueba genética directa al consumidor ?

Tradicionalmente, las pruebas genéticas han estado disponibles sólo a través de proveedores de salud tales como médicos, enfermeras y consejeros genéticos.


Los proveedores de salud solicitan el análisis adecuado de un laboratorio, recogen y envían las muestras, e interpretan los resultados de las pruebas.

Las pruebas genéticas directas al consumidor se refieren a pruebas genéticas que se comercializan directamente a los consumidores a través de la televisión, anuncios impresos o Internet.

Este tipo de prueba que también se conoce como prueba genética en el hogar, ofrece acceso a la información genética de una persona sin involucrar a una compañía de seguro o a un médico en el proceso.

Si un consumidor decide comprar una prueba genética directa, el kit de prueba se envía por correo al consumidor en lugar de ser ordenado a través de la oficina de un doctor.

La prueba suele implicar recoger una muestra de ADN en casa, a menudo limpiando el interior de la mejilla, y enviando la muestra al laboratorio.

En algunos casos, la persona debe acudir a una clínica de salud para que le saquen sangre.

Los consumidores son notificados de los resultados por correo o por teléfono, o los resultados se publican en línea.

En algunos casos, un especialista en genética u otro proveedor de atención médica está disponible para explicar los resultados y responder preguntas.

El precio de este tipo de pruebas genéticas en el hogar oscila entre varios cientos de dólares a más de mil dólares.

El creciente mercado de la prueba genética directa al consumidor puede:

  • Promover el conocimiento de las enfermedades genéticas
  • Permitir a los consumidores tomar un papel más activo en el cuidado de la salud
  • Ofrecer un medio para que la gente aprenda acerca de sus orígenes ancestrales.

Sin embargo las pruebas genéticas realizadas en el hogar tiene riesgos y limitaciones:

  • Los consumidores son vulnerables a ser engañados por los resultados de las pruebas no verificadas o no válidas.
  • Sin la orientación de un profesional de la salud, pueden tomar decisiones importantes sobre el tratamiento o la prevención basados en información inexacta, incompleta o mal entendida acerca de su salud.
  • Los consumidores también pueden experimentar una invasión de la privacidad genética si las empresas de pruebas utilizan su información genética de una manera no autorizada.


Las pruebas genéticas sólo proporcionan información acerca de la salud de una persona, otros factores como los genéticos y ambientales, el estilo de vida y los antecedentes médicos familiares también afectan el riesgo de desarrollar muchos trastornos.

Estos factores se discuten durante una consulta con un médico, pero en muchos casos no se abordan mediante pruebas genéticas caseras.

Se necesita más investigación para entender completamente los beneficios y limitaciones de las pruebas genéticas de venta directa al consumidor.

Fuente

Geosalud, 12 de enero del 2015