Infección respiratoria aguda (IRA)

Infección respiratoria aguda (IRA) es una infección que afecta a las vías respiratorias superior y/o inferior, causando una enfermedad leve a grave y que puede ser transmitida de persona a persona.

Las infecciones respiratorias agudas (IRAs) se clasifican en dos tipos:

  • Infecciones de las vías respiratorias superiores
  • Infecciones de las vías respiratorias inferiores

Infecciones de vias respiratorias superiores

Las vías respiratorias superiores incluyen las infecciones que afectan desde la fosa nasal hasta las cuerdas vocales en la laringe, incluyendo los senos paranasales y el oído medio.

Las infecciones de vías respiratorias superiores incluyen:

Las infecciones del oído y la faringitis causan las complicaciones más severas (sordera y fiebre reumática aguda, respectivamente). 

Infecciones de las vías respiratorias inferiores

Las vías respiratorias inferiores incluyen las infecciones que afectan desde la tráquea y los bronquios hasta los bronquiolos y los alvéolos.

Las infecciones respiratorias inferiores más comunes incluyen:

  • Bronquiolitis
  • Neumonía. 

Las IRAs son las causas más comunes de  enfermedad y la mortalidad en niños menores de cinco años, que promedian de tres a seis episodios de IRAs anualmente, independientemente de dónde vivan o de cuál sea su situación económica.

La mayoría de estas muertes se deben a la bronquiolitis y la neumonía, las cuales en la mayoría de los casos son causadas por virus.

La bronquiolitis es la infección de vías respiratorias inferiores más común y la causa más frecuente de admisión al hospital en los niños menores de un año.

La neumonía es la forma más grave de la infección respiratoria aguda y es responsable de una quinta parte de las muertes en menores de 5 años en todo el mundo.

Síntomas de Infección respiratoria aguda

Los síntomas de la infección respiratoria aguda incluyen los siguientes:

  • Fiebre (generalmente por encima de 38 C)
  • Dolor de garganta o tos
  • Dolor en las articulaciones
  • Dolor de cabeza
  • Letargo
  • Dolor en el tórax
  • Dificultad respiratoria

Causas de la Infección respiratoria aguda

Las causas más comunes de las IRA son los virus.

Los más frecuentes incluyen:

El virus sincitial respitaratorio es la principal causa de infección respiratoria aguda en todo el mundo y de bronquiolitis y neumonía en niños menores de 5 años.

Tanto las bacterias como los virus pueden causar neumonía. La neumonía bacteriana a menudo es causada por Streptococcus pneumoniae (neumococo) o Haemophilus influenzae, en su mayoría tipo b (Hib), y ocasionalmente por Staphylococcus aureus u otros estreptococos. 

Período de incubación

El período de incubación se refiere al período  de tiempo en  el cual una persona infectada puede diseminar la infección a otra persona.

El período de incubación de algunas de las causas de infección respiratoria aguda más frecuentes incluyen:

  • Influenza: 1-4 días
  • Parainfluenza: 2-6 días
  • Virus sincitial respiratorio:  3-7 días
  • Rinovirus: 2-4 días
  • Infección por neumococo: 1-3 días
  • Tosferina:  5-21 días

Complicaciones

Las personas que sufren de las siguientes enfermedades están en mayor riesgo de presentar complicaciones tras sufrir una infección respiratoria aguda:

  • Enfermedad obstructiva crónica del pulmón
  • Enfermedad crónica del corazón
  • Enfermedad crónica del riñón
  • Enfermedad crónica del hígado
  • Enfermedad neurológica crónica
  • Personas inmunosuprimidas
  • Diabetes mellitus
  • Mujeres embarazadas
  • Niños menores de 5 años
  • Personas mayores de 65
  • Personas que presentan obesidad

La neumonía es la complicación más grave de la infección respiratoria aguda.

Tratamiento con antibióticos

La mayoría de las infecciones de otitis media aguda, dolor de garganta agudo, faringitis aguda, amigdalitis aguda, resfriado común, rinosinusitis aguda y bronquitis aguda son causadas por virus y no esta indicado tratamiento con antibióticos.

En los casos en que las infecciones se presentan con mucha severidad y dependiendo de los síntomas los médicos pueden iniciar un tratamiento con antibióticos. Tal es el caso de:

  • Otitis media aguda bilateral en niños menores de 2 años
  • Otitis media aguda en niños con secreción
  • Dolor agudo de garganta, faringitis aguda, amigdalitis aguda, cuando se presentan con mucha severidad incluyendo fiebre, exudados en las amígdalas, mal estado general y nódulos linfáticos inflamados.

En los enfermos con condiciones de riesgo el tratamiento antibiótico debe iniciarse inmediatamente.

Estos casos incluyen:

  • Si el paciente se observa con su salud muy deteriorada.
  • Si el paciente presenta síntomas y signos sugestivos de enfermedad y/o complicaciones, particularmente neumonía, mastoiditis, absceso periamigdalino, celulitis periamigdalino, intraorbital y complicaciones intracraneales.
  • Si el paciente está en alto riesgo de complicaciones serias debido a enfermedades  preexistentes. Incluye a los pacientes con enfermedades cardíacas, pulmonares, renales, hepáticas o neuromusculares, inmunosupresión, fibrosis quística y niños pequeños que nacieron prematuramente.
  • Si el paciente es mayor de 65 años con cuadro agudo de tos y dos o más de los siguientes criterios, o mayores de 80 años con cuadro agudo de tos y uno o más de los siguientes criterios:

  1. El año anterior estuvo hospitalizado
  2. Paciente con diabetes tipo 1 o tipo 2
  3. Antecedentes de insuficiencia cardíaca congestiva
  4. Pacientes en tratamiento con corticoesteroides

En pacientes con neumonía el tratamiento con antibióticos es obligado, tanto en el hospital como en la comunidad.  El antibiótico que se utilice depende de la edad, factores de riesgo y severidad de la enfermedad. 

Vacunación

Actualmente hay disponibles vacunas contra  virus y bacterias responsables de una importante proporción de los casos de infección respiratoria aguda, incluyendo:

El cumplimiento del esquema de vacunación según la edad es fundamental para la prevención de los infecciones respiratorias agudas provocadas por enfermedades prevenibles por vacunación, en particular la neumonía, importante causa de muerte en niños menores de 5 años y adultos mayores de 65 años.

Prevención de la Infección respiratoria aguda

Actividades a promover por parte del personal de salud en la comunidad para la prevención de las IRA.

  • Promover la lactancia materna como durante los primeros 6 meses de edad.
  • Vigilar y corregir el estado nutricional
  • Cumplir con el "Esquema Nacional de Vacunación" de acuerdo a su edad
  • No fumar cerca de los niños
  • No quemar leña o usar braseros en habitaciones cerradas
  • Evitar cambios bruscos de temperatura
  • En época de frío, mantenerse abrigados
  • Tener una alimentación rica en frutas, verduras y vegetales de hoja verde.
  • Tomar abundantes líquidos
  • Evitar el hacinamiento
  • Ventilar las habitaciones
  • Fomentar la atención médica del niño sano.

 

Artículos relacionados:

 

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana


​Actualizado: 14 de Agosto, 2018