Complicaciones de la presión alta

La presión excesiva en las paredes arteriales causada por la presión arterial alta o hipertensión arterial puede dañar sus vasos sanguíneos, así como los órganos de su cuerpo.

Cuanto mayor sea su presión arterial y cuanto más tiempo no se controla, mayor será el daño.

Para aprender como funciona la presión arterial se recomienda el siguiente artículo: Qué es la hipertensión arterial?

La presión arterial alta incontrolada puede conducir a:

Ataque al corazón

La presión arterial alta puede causar endurecimiento y engrosamiento de las arterias (aterosclerosis), lo que puede conducir a un ataque cardíaco.

Accidente vascular cerebral

Cuando la arteriosclerosis afecta a los vasos del cerebro, puede ocurrir un bloqueo de sangre a alguna parte del cerebro por una estrechez o un coágulo (trombosis cerebral), o una rotura de un vaso (hemorragia cerebral).

Todo ello es mucho más frecuente en hipertensos, y el riesgo disminuye al tratar la hipertensión.

Aneurisma

Un aneurisma es un abultamiento en un vaso sanguíneo causado por una debilidad en la pared del vaso sanguíneo, generalmente donde se ramifica.

Los aneurismas pueden desarrollarse en cualquier vaso sanguíneo del cuerpo, pero los dos lugares más comunes son:

  • La aorta abdominal - la arteria que transporta la sangre lejos del corazón al resto del cuerpo. En este caso se denomina aneurisma aórtico abdominal

Si un aneurisma se rompe, puede ser mortal.

Insuficiencia cardiaca

Para bombear la sangre contra la presión más alta en sus vasos, el músculo del corazón se engrosa. Eventualmente, el músculo engrosado puede tener dificultad para bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades de su cuerpo, lo que puede conducir a insuficiencia cardíaca.

Riñones con vasos sanguíneos debilitados y estrechados.

Esto puede impedir que estos órganos funcionen normalmente.

La quinta parte de la sangre bombeada por el corazón va a los riñones.

Estos filtran los productos de deshecho y ayudan a mantener los valores químicos adecuados.

También controlan el balance de ácidos, sales, y agua.

Los riñones son especialmente sensibles a las variaciones en el flujo sanguíneo que resultan de la HTA y de sus complicaciones.

No pueden funcionar bien si el flujo decrece, así que el flujo bajo hace que secreten más del enzima renina, que hace que se constriñan todas las arterias del cuerpo, subiendo la presión arterial en un intento de restaurar este flujo renal.

Sin embargo, en última instancia, lo que se produce es un círculo vicioso que termina en más hipertensión y peor función renal, hasta llegar al fallo renal.

Pérdida de visión por retinopatía diabética

El control inadecuado de la hipertensión arterial favorece el desarrollo y agravamiento del daño de la retina en las personas diabéticas dando lugar al cuadro denominado retinopatía diabética.

Este daño en la retina en los pacientes diabéticas puede dar lugar a pérdida de visión.

Síndrome metabólico

Este síndrome es un grupo de trastornos del metabolismo de su cuerpo, incluyendo el aumento de la circunferencia de la cintura, triglicéridos altos,  bajos niveles de lipoproteína de alta densidad, el denominado colesterol "bueno", presión sanguínea alta y altos niveles de insulina.

Estas condiciones lo hacen más propenso a desarrollar diabetes, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Problemas con la memoria o la comprensión

La presión arterial alta incontrolada también puede afectar su capacidad de pensar, recordar y aprender.

Problemas de la memoria o de comprensión de conceptos son más comunes en personas con presión arterial alta.

Disfunción eréctil

Hay dos causas fundamentales de la disfunción eréctil: psicológicos y médicos.

La presión arterial alta es un factor médico  que conduce a la disfunción eréctil por los daños que provoca la presión arterial elevada en el sistema vascular.

Debido a que un  flujo de sangre eficaz a través de las arterias y venas es esencial para lograr y mantener una erección, cualquier problema que afecte el flujo de sangre puede causar disfunción eréctil.

El tratamiento de la hipertensión arterial también es un factor de la disfunción erectil ya que varios de los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la presión arteriasl alta tiene como efecto secundario provocar algún grado de disfunción eréctil.

Artículos relacionados:

 

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 6 de Noviembre, 2018