Anuncios

¿Es posible tener buena memoria después de los 80 años?

A partir de los 40 años, nuestro cerebro empieza a disminuir de tamaño, y con esta disminución del tamaño también inicia una disminución en la memoria y otras funciones cognitivas, sin embargo, algunas personas muestran un comportamiento distinto, y conservan sus funciones cognitivas en muy buen estado aún cuando llegan a más de 80 años, a esta población se le ha conocido como “superancianos” o "superagers" en inglés, porque aún más allá de los 80 años sus memorias están en tan buen estado o mejor que las de personas de 50 años.

Anuncios

¿Qué hay en el cerebro de estas personas que los hace tan especiales? O quizá la pregunta deba ser, qué han hecho estas personas a lo largo de su vida que les permite tener un cerebro joven aún a los 90 años?

Tenemos diversas opciones en nuestro envejecimiento cerebral, cuál de ellas nos corresponde es una consecuencia de nuestra trayectoria de vida y como siempre, algo de genética.

Analicemos cuáles son estas opciones de envejecimiento cerebral.

  • Envejecimiento normal, que implica una permanencia de nuestras funciones cognitivas con algunos cambios propios de la edad, como lo son la disminución en la velocidad de procesar información y algunas deficiencias de la memoria que no impiden a la persona mantener su autonomía y calidad de vida.
     
  • Envejecimiento patológico; en este caso se presentan enfermedades como la Enfermedad de Alzheimer, accidentes cerebro vasculares, Enfermedad de Parkinson y otras condiciones que por lo general implican una dependencia total de la persona y una pérdida de su autonomía y funcionalidad.
     
  • Superancianos; no presentan deterioro cognitivo con la edad, o presentan cambios que son mínimos, aún siendo mayores de 80 o 100 años, mantienen una condición cerebral que les permite un funcionamiento independiente y satisfactorio.

    Y lo mejor, mantienen esa condición a lo largo de su vida, es decir, pasan los años, llegan a los 90, a los 100 o más de esto, y siguen teniendo sus capacidades iguales o mejores que alguien de 50.

Qué tienen los superancianos que los hace diferentes?

  • Mantienen un grosor de la corteza cerebral (capa externa del cerebro encargada de procesar la información)  a lo largo de los años mayor que el resto de las personas. Es normal que el cerebro disminuya hasta en un 20% su volumen durante el envejecimiento, pero el cerebro de los superancianos, no llega a una pérdida tan marcada.

    La razón de esto no se tiene clara, podría ser que tienen cerebros más grandes o que son más resistentes a la disminución del tamaño cerebral  a lo largo del tiempo.
     
  • Factores genéticos; al parecer estas personas tienen ciertas características relacionadas con proteínas específicas que podrían hacerles más resistentes al envejecimiento cerebral.
     
  • Personalidad: se han encontrado rasgos comunes en los superancianos, entre ellos, que manejan bien el  estrés, y tienen menor propensión a estados emocionales como depresión, ansiedad y hostilidad.

    Se mantienen más activos intelectual y laboralmente, presentan mayor asertividad y pensamientos positivos, son empáticos, muestran mayor sencillez  y altruismo.
     
  • Resiliencia; según relata la doctora Rogalsky, investigadora en este tema, la mayoría de superancianos incluidos en su estudio tienen historias de vida que no fueron fáciles, pero adoptaron una forma de ver las situaciones difíciles distinta al resto de las personas y esto les permitió salir adelante, sobreponerse y aprender
     
  • Estilo de vida: esta parte es divertida porque uno esperaría encontrar datos que sugieren una total disciplina y no necesariamente es así, los resultados de la investigación citada demuestran lo siguiente:

  1. -El 87% siguen haciendo ejercicio
  2. -El 83% siguen consumiendo algún tipo de bebida alcohólica
  3. -El 18% aún siguen trabajando y los que se retiraron lo hicieron cerca de los 70 años.
  4. -La mayoría dicen comer blueberries.

Conclusiones

  • El porcentaje de superancianos en la población es muy bajo, se considera que un 5% o menos, de manera que nuestras posibilidades de entrar en el grupo son limitadas.
     
  • No sabemos si podremos llegar a ser superancianos, pero si conocemos qué hacen estas personas y cómo viven, podemos incorporar esos hábitos y buscar esos elementos de protección para nuestro cerebro. Si entendemos qué hace un cerebro sano, podemos enfocarnos en reproducirlo.
     
  • Al parecer lograr un cerebro como el de los superancianos depende de múltiple factores, elementos biológicos como una corteza cerebral más gruesa, personalidad y estilo de vida. No podemos variar nuestra biología, pero si podemos trabajar sobre los otros dos elementos.
     
  • El envejecimiento no es setencia de deterioro cognitivo, es un posible camino dentro del proceso de envejecimiento cerebral, acceder a este depende en la mayor parte de nuestras decisiones.
     
  • El estrés es un tema al que debemos darle importancia considerando sus efectos en el sistema nervioso, una buena respuesta al estrés puede ser aliado en nuestro envejecimiento cerebral.
     
  • La buena salud cerebral no solo depende de aspectos biológicos, la actitud, los pensamientos positivos, mantener actividad aún después de la jubilación son elementos que intervienen de manera muy significativa.
     
  • La depresión y la ansiedad son nocivos para el cerebro y pueden llegar a causar deterioro cognitivo así como enfermedades neurodegenerativas. Si tiene alguna de estas condiciones busque ayuda, siempre es buen momento para sentirse mejor.
     
  • Haga ejercicio, oxigene su cerebro y libere sustancias que le hacen sentir bien. No es necesario el ejercicio extenuante, lo que es necesario es que se mueva!
     
  • Use suplementos y alimentos que reduzcan el estrés oxidativo, la inflamación asociada a la edad y nutran el sistema nervioso. Existen nutrientes específicos que actúan sobre el cerebro y le propician una mejor salud, los nootrópicos, adaptógenos y antioxidantes son una excelente opción para la salud cerebral.
     
  • Elija ahora, y actúe,  de eso depende su calidad de vida y la de sus seres queridos.

Referencia

Youthful memory capacity in old brains: anatomic and genetic clues from the Northwestern SuperAging Project.

EJ Rogalski, T Gefen, J Shi, M Samimi, E Bigio, S Weintraub, C Geula. Journal of cognitive neuroscience 25 (1), 29-36

.

Artículos Relacionados

Dieta para mantener el cerebro joven y mejorar la memoria

¿Cómo tener un mejor cerebro?

.

Anuncios

Autor: Dra. Erika Salazar

​Actualizado: 12 de Junio, 2020

Anuncios