Cómo preparase para el embarazo?

 

Toda mujer embarazada debe ingerir alimentos sanos, descansar, abandonar ciertos hábitos potencialmente dañinos como fumar y beber alcohol, y obtener cuidados prenatales regularmente desde el comienzo de su embarazo.

Pero todas las mujeres en edad de tener hijos pueden tomar medidas para aumentar sus probabilidades de tener un bebé sano, aún antes de concebir.  Algunas de estas precauciones serían someterse a una visita médica antes de quedar embarazada, adoptar un estilo de vida sano y tomar diariamente ácido fólico. 

Por qué es recomendable tomar ácido fólico?

Los momentos más críticos del desarrollo de un bebé en gestación ocurren antes de que una mujer se dé cuenta de que está embarazada. Al tomar precauciones a tiempo es posible reducir al mínimo los daños que pueden producir ciertas infecciones, enfermedades, drogas, alcohol, deficiencias de nutrición y peligros del medio ambiente.

Al tomar ácido fólico del complejo de las vitaminas B antes de quedar embarazada, la mujer ayuda a prevenir ciertos defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados defectos del tubo neural (NTD: neural tube defects). El U. S. Public Health Service y la fundación March of Dimes recomiendan que todas las mujeres en edad fértil consuman 400 microgramos de ácido fólico por día. Entre los alimentos naturales que contienen ácido fólico se encuentran el jugo de naranja, los vegetales de hoja verde, las legumbres y los cereales fortificados. En marzo de 1996, el Food and Drug Administration de los EE.UU. ordenó que todos los granos enriquecidos fueran fortificados con ácido fólico antes del 1 de enero de 1998. La forma más segura de consumir la cantidad recomendada es seguir una dieta saludable y tomar un complejo multivitamínico diariamente. 

Los estudios demuestran que si una mujer comienza a tomar ácido fólico por lo menos un mes antes de quedar embarazada, reduce entre el 50 y el 70 por ciento el riesgo de tener un bebé con espina bífida (espina dorsal abierta) u otros NTD que se desarrollan poco tiempo después de la concepción. 

Una mujer que ya ha tenido un bebé con NTD puede reducir el riesgo de tener otro bebé con defectos similares más del 70 por ciento simplemente tomando una dosis más elevada. Su doctor le puede recomendar que tome 4 miligramos de ácido fólico por día desde, por lo menos, un mes antes del embarazo hasta el final del primer trimestre. 

Según un estudio reciente, es posible que el ácido fólico contribuya a prevenir el labio leporino y el paladar hendido o fisura palatina. 

Es importante someterse a un examen médico antes de quedar embarazada?

En un informe elaborado en 1989, un panel federal de expertos recomendó que toda mujer realizara por lo menos una visita médica antes de concebir para evaluar su salud general. 

En el caso de mujeres que han tenido embarazos problemáticos (abortos espontáneos o alumbramientos antes de tiempo), es especialmente importante realizar una visita médica antes de concebir para diagnosticar y tratar la causa del problema y así contribuir a que los embarazos futuros sean normales. Esta visita es fundamental en el caso de mujeres con problemas crónicos de salud, como la diabetes, que pueden aumentar las probabilidades de tener un bebé con defectos de nacimiento. 

Durante la visita médica de preparación para el embarazo, el doctor preguntará a la mujer acerca de su historia clínica, sus embarazos previos y su estilo de vida. Ella podrá hacerle preguntas y hablarle de sus preocupaciones, como por ejemplo si podrá seguir tomando sus medicamentos habituales durante el embarazo o si su trabajo o sus actividades pueden ser peligrosas para el desarrollo de su bebé. 

Cuáles son los problemas que se pueden identificar durante una visita al médico antes del embarazo?

Pueden realizarse pruebas para comprobar la presencia de infecciones, enfermedades transmitidas sexualmente u otros problemas de salud. Si se identifica alguna enfermedad o anomalía antes de que la mujer quede embarazada, es posible tratarla antes de la concepción. Mediante un análisis de sangre es posible determinar el grado de inmunidad de la mujer contra ciertas infecciones, como por ejemplo: 

  • Rubéola: (sarampión alemán) Cuando una mujer no es inmune a esta enfermedad puede vacunarse antes de quedar embarazada, pero deberá posponer la concepción durante tres meses. 

  • Toxoplasmosis: Algunos médicos realizan pruebas para determinar la inmunidad contra esta leve infección provocada por parásitos que puede dañar gravemente al feto. Es recomendable que las mujeres que no saben si son inmunes a esta enfermedad no consuman carnes crudas o poco cocidas ni tengan contacto con desechos de gato. 

  • Hepatitis B: Los centers for Disease Control and Prevention recomiendan que todas las mujeres embarazadas se sometan a un examen para determinar si tienen hepatitis B. Los hijos de madres infectadas que no son tratados tratados tienen aproximadamente un 50 por ciento de probabilidades de contraer el virus. Si bien generalmente es posible prevenir la infección del bebé mediante la inmunización y el tratamiento inmediatamentos después del nacimiento, la vacunación de la madre antes de quedar embarazada puede impedir que ésta contraiga la infección. 

  • Varicela: Las mujeres no inmunes a esta enfermedad deben ser vacunadas antes del embarazo y deben posponer la concepción durante tres meses. 

  • Otras infecciones:  Las infecciones vaginales o de las vías urinarias pueden aumentar el riesgo de un parto prematuro. 

Las mujeres con sobrepeso deben obtener ayuda para bajar de peso antes de quedar embarazadas. Según estudios recientes publicados por la American Medical Association, estas mujeres tienen entre dos y cuatro veces más probabilidades de tener un bebé con un NTD que las que tienen un peso normal. 

Estudios para detección de enfermedades hereditarias

Al visitar al médico antes de quedar embarazada, una mujer también tiene oportunidad de conversar y discutir sobre las enfermedades hereditarias. Mediante análisis de sangre, es posible identificar a los portadores de las siguientes enfermedades: 

  • La enfermedad de Tay-Sachs, que causa daños cerebrales fatales y generalmente ocurre en personas cuyos antepasados fueron judíos de Europa oriental.

  • La enfermedad de glóbulos falciformes, una enfermedad de la sangre que afecta principalmente a personas de raza negra. 

  • La talasemia, una enfermedad de la sangre que afecta principalmente a personas de ascendencia mediterránea. 

La realización de estudios preliminares al embarazo puede ofrecer a una pareja mayor seguridad de que sus hijos no corren un riesgo elevado de tener una enfermedad hereditaria específica. También puede proporcionar el tiempo necesario para que las personas portadoras puedan considerar diversas opciones y decidir los pasos a seguir, como la realización de pruebas de diagnóstico prenatales. También se debe considerar la posibilidad de defectos cromosómicos relacionados con la edad de la madre, como el síndrome de Down, especialmente si la mujer es mayor de 30 años. 

Qué otras enfermedades maternas pueden causar daños en el feto?

Los cuidados especializados desde antes del embarazo contribuyen a disminuir el riesgo de que ciertas condiciones crónicas afecten a la madre y a su bebé: 

  • Diabetes: Las mujeres con diabetes mellitus que necesitan recibir insulina y no se controlan debidamente tienen entre 4 y 6 veces más probabilidades de tener un bebé con defectos de nacimiento que las que no son diabéticas, además de un mayor riesgo de tener un aborto espontáneo. Al controlar el nivel de azúcar en sangre antes y durante el embarazo se mejoran considerablemente las probabilidades de tener un bebé sano. 

    Hipertensión arterial: La presión arterial elevada puede aumentar el riesgo de ciertas complicaciones durante el embarazo, como problemas de la placenta y el retraso en el desarrollo del feto. Es necesario que el doctor de una mujer conozca la gravedad de su elevada presión arterial antes de que quede embarazada para que pueda determinar cuál será el mejor tratamiento a seguir durante el embarazo.
  • Lupus eritematoso sistémico : Esta enfermedad autoinmune puede provocar síntomas similares a los de la artritis, enfermedades de riñón, erupciones de la piel y otros problemas. Además, el lupus eritematoso sistémico puede incrementar el riesgo de aborto natural o de parto prematuro. Sin embargo, cuando una mujer afectada no ha presentado síntomas durante por lo menos seis meses, lo más probable es que disfrute de un embarazo saludable. Los cuidados de salud antes de la concepción son importantes para planificar cuál es el mejor momento para quedar embarazada.

  • Epilepsia: Algunos medicamentos que se utilizan para controlar estos ataques repentinos (convulsiones) incrementan el riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento. Durante una visita médica de preparación para el embarazo, el doctor puede recomendar que la mujer deje de tomar estos medicamentos, modifique la dosis de los mismos o comience a tomar una droga diferente y más segura. Una mujer nunca debe dejar de tomar sus medicamentos contra los ataques de epilepsia sin consultar a su médico, ya que estos ataques también pueden dañar al feto. 

  • Fenilcetonuria : Las mujeres que poseen esta enfermedad hereditaria, que afecta a la sangre, deben comenzar a seguir una dieta especial desde antes de concebir para prevenir el retraso mental y los defectos de nacimiento de su bebé. Los médicos irán supervisando su nivel de fenilalanina, la parte de la proteína que estas mujeres no pueden metabolizar, para asegurar que no alcanza niveles dañinos para el bebé. 

  • Medicamentos: Durante la visita médica de preparación para el embarazo, una mujer debe preguntar a su doctor acerca de la seguridad de los medicamentos que toma. Esto incluye el uso ocasional de medicamentos de venta libre para el dolor de cabeza o el resfrío. 

Es posible prevenir los problemas experimentados en embarazos anteriores mediante una adecuada preparación?

Tomando ciertas medidas entre un embarazo y otro es posible impedir que vuelvan a repetirse los problemas o los defectos de nacimiento del pasado. Por ejemplo, cuando una mujer que ha tenido un niño con NTD consume ácido fólico regularmente, generalmente puede impedir que su nuevo bebé desarrolle estos NTD. 

Cuando una mujer ha tenido dos o más abortos espontáneos, a veces su doctor puede determinar la causa y proporcionarle un tratamiento que conduzca a un embarazo exitoso. La evaluación anticipada de mujeres que han tenido partos prematuros también puede contribuir a identificar y tratar el problema. 

Es posible que ciertos comportamientos y estilos de vida afecten al feto?

Modificar ciertos comportamientos antes de concebir un bebé puede mejorar el resultado del embarazo. Una mujer que bebe demasiado corre el riesgo de tener un bebé con síndrome alcohólico fetal, un conjunto de defectos físicos y mentales. Lo mejor es evitar la bebida completamente antes de concebir y durante todo el embarazo. 

Fumar duplica el riesgo de tener un embarazo ectópico, un aborto espontáneo y la probabilidad de tener un bebé con peso bajo al nacer. Aparentemente, el uso de cocaína a comienzos del embarazo aumenta el riesgo de que se produzcan ciertos defectos de nacimiento o un aborto espontáneo. Las mujeres que continúan utilizando la droga tienen hasta seis veces más probabilidades de dar a luz un bebé de peso bajo. 

Cuando una mujer intenta concebir, debe evitar tomar baños calientes y baños sauna ya que las temperaturas elevadas del cuerpo durante el comienzo del embarazo pueden aumentar el riesgo de que su bebé tenga algún NTD. La futura embarazada, también debe reducir o eliminar el consumo de cafeína, ya que los estudios indican que tomar una taza y media de café por día puede demorar la concepción del bebé y aumentar el riesgo de un aborto espontáneo. 

Corregir ciertos hábitos antes de quedar embarazada es lo más beneficioso para el bebé. Pero muchos embarazos se producen sin haber sido planeados. Cuando esto sucede, es importante comenzar a recibir cuidados prenatales lo antes posible y de forma regular, como también modificar los comportamientos potencialmente dañinos tan pronto como sea posible. 

Es necesario que el padre reciba cuidados sanitarios antes del embarazo?

Factores tales como la exposición del padre a peligros en su lugar de trabajo o su hábito de fumar o de beber alcohol pueden contribuir a empeorar o dificultar el embarazo de la mujer. Si bien las investigaciones en este terreno son relativamente recientes, es recomendable que los padres modifiquen sus comportamientos no saludables y consulten con su médico sobre su riesgo de exposición a sustancias dañinas, antes de que su pareja conciba. 

Referencias

Kochenour, N.K. Normal pregnancy and prenatal care, in Scott, J.R., DiSaia, P.J., Hammond, C.B., Spellacy, W.N. (eds): Danforth's Obstetrics and Gynecology 7a edic., Philadelphia, J.B. Lippincott Company, 1994, pág. 70 - 73. 

Carr, S.R., et al. Medical illness, but good pregnancy outcome. Contemporary Ob/Gyn, 15 de junio, 1994, pág. 44 - 51. 

Recommendation for the use of folic acid to reduce the number of cases of spina bifida and other neural tube defects. Morbidity and Mortality Weekly Report, volumen 41, número RR-14, 11 de setiembre, 1992, pág. 1 - 7. 

Shaw, G.M., et al. Risks of orofacial clefts in children born to women using multivitamins containing folic acid periconceptionally. The Lancet, volumen 346, 12 de agosto, 1995, pág. 393 - 396. 

Immunization Practices Advisory Committee. Prevention of perinatal transmission of hepatitis B virus: prenatal screening of all pregnant women for hepatitis B surface antigen. Morbidity and Mortality Weekly Report, volumen 37, número 22, 10 de junio, 1988, pág. 341 - 351. 

Public Health Service Expert Panel on the Content of Prenatal Care. Caring For Our Future: The Content of Prenatal Care. Department of Health and Human Services, 1989. 

American College of Obstetricians and Gynecologists. Smoking and Reproductive Health. ACOG Technical Bulletin, número 180, mayo de 1993. 

Slutsker, L. Risks associated with cocaine use during pregnancy. Obstetrics and Gynecology, volumen 79, número 5, mayo de 1992, pág. 778 - 789. 

Milunsky, A., et al. Maternal heat exposure and neural tube defects. Journal of the American Medical Association, volumen 268, número 7, 19 de agosto, 1992, pág. 882 - 885. 

Hatch, E.E., Bracken, M.B. Association of delayed conception with caffeine consumption. American Journal of Epidemiology, volumen 138, número 12, 15 de diciembre, 1993, pág. 1082 - 1092. 

Infante-Rivard, C., et al. Fetal loss associated with caffeine intake before and during pregnancy. Journal of the American Medical Association, volumen 270, número 24, 22 al 29 de diciembre, 1993, pág. 2940 - 2943. 

Werler, M.M., et al. Prepregnant weight in relation to risk of neural tube defects. Journal of the American Medical Association, volumen 275, número 14, 10 de abril, 1996, pág. 1089 - 1092. 

Shaw, G.M., et al. Risk of neural tube defect-affected pregnancies among obese women. Journal of the American Medical Association, volumen 275, número 14, 10 de abril, 1996, pág. 1093 - 1096.

Fuente
March of Dimes
http://www.nacersano.org

 

Si usted desea leer más artículos sobre el tema de embarazo de clic aquí


Aviso

La información que usted encontrará en este artículo tiene solo fines educativos. No pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico


Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico