Mastectomía preventiva

Puntos clave

  • Mastectomía preventiva (también llamada mastectomía profiláctica o de reducción del riesgo) es la extirpación quirúrgica de uno o ambos senos (mamas) . Esta cirugía se hace para prevenir o reducir el riesgo de padecer cáncer de mama en las mujeres que están en alto riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Los datos existentes sugieren que la mastectomía preventiva puede reducir significativamente (hasta en un 90 por ciento) la posibilidad de desarrollar cáncer de mama en las mujeres de moderado y alto riesgo.
  • Es importante para una mujer que está considerando una mastectomía preventiva hable con un médico acerca de su riesgo de desarrollar cáncer de mama, sobre el procedimiento quirúrgico, sus posibles complicaciones y alternativas a la cirugía.
  • Muchas mujeres que deciden tener una mastectomía preventiva también pueden decidir someterse a una reconstrucción mamaria (implantes de mama) para restaurar la forma de la mama.

¿Qué es una mastectomía preventiva, y qué tipos de procedimientos se utilizan en la mastectomía preventiva?

La mastectomía preventiva (también llamada mastectomía profiláctica o de reducción del riesgo) es la extirpación quirúrgica de uno o ambos senos (mamas) en un esfuerzo para prevenir o reducir el riesgo de cáncer de mama.

Una mastectomía preventiva implica uno de dos procedimientos básicos: la mastectomía total y la mastectomía subcutánea. En una mastectomía total, el médico extirpa todo el seno y el pezón. En una mastectomía subcutánea, el médico extirpa el tejido de la mama pero deja el pezón intacto. Los médicos a menudo recomiendan una mastectomía total, ya que elimina más tejido que una mastectomía subcutánea. Una mastectomía total ofrece el mayor grado de protección contra el desarrollo de cáncer en cualquier tejido del seno.


¿Por qué debe considerar una mujer someterse a una mastectomía preventiva?

Las mujeres que están en alto riesgo de desarrollar cáncer de mama pueden considerar la mastectomía preventiva como una forma de disminuir el riesgo de esta enfermedad. Algunos de los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer de mama en la mujer son los siguientes:

  • Cáncer de mama anterior (previo): Tiene más probabilidades de desarrollar un nuevo cáncer en el otro seno una mujer que ya ha tenido cáncer en un seno. En ocasiones, estas mujeres pueden considerar la mastectomía preventiva para disminuir la probabilidad de desarrollar un nuevo cáncer de mama a futuro en la mama sana.
     
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama: La mastectomía preventiva puede ser una opción para una mujer cuya madre, hermana o hija tuvo cáncer de mama, especialmente si fueron diagnosticados antes de los 50 años de edad. Si varios miembros de la familia tienen cáncer de mama o de ovario, entonces el riesgo de cáncer de mama de una mujer puede ser aún mayor.
     
  • El cáncer de mama que causa alteración de un gen o genes: Una mujer tiene una prueba positiva para cambios o mutaciones en ciertos genes que aumentan el riesgo de cáncer de mama (por ejemplo, el gen BRCA1 o BRCA2), puede considerar realizarse una mastectomía preventiva.
     
  • Presencia de carcinoma lobular in situ: La mastectomía preventiva es a veces tomada en cuenta en las mujeres que padecen de carcinoma lobular in situ, una condición que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama en cualquiera de los senos.
     
  • Microcalcificaciones difusas e indeterminadas de mama o mama densa: En raras ocasiones la mastectomía preventiva puede ser considerada en una mujer que tiene microcalcificaciones de mama difusas e indeterminadas (pequeños depósitos de calcio en la mama) o para una mujer cuyo tejido mamario es muy denso. La densidad del tejido mamario está vinculado a un mayor riesgo de cáncer de mama y también hace que el diagnóstico de anormalidades en el seno sea difícil. Pueden ser necesarias múltiples biopsias para el diagnóstico de anomalías en las mamas densas, estás biopsias causan cicatrices y complican aún más el examen del tejido del seno, tanto el examen físico como la mamografía.
     
  • Radioterapia: Una mujer que tuvo radioterapia al pecho (incluyendo las mamas) antes de los 30 tiene un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama durante su vida. Esto incluye a las mujeres tratadas por el linfoma de Hodgkin.

Es importante para una mujer que está considerando realizarse una mastectomía preventiva hablar con su médico acerca del riesgo que tiene de desarrollar cáncer de mama (con o sin una mastectomía), el procedimiento quirúrgico y las potenciales complicaciones.

Todas las mujeres son diferentes, así que la mastectomía preventiva debe ser considerada en el contexto de los factores de riesgo específicos de cada mujer y su nivel de preocupación.


¿Qué tan efectiva es la mastectomía preventiva para prevenir o reducir el riesgo de cáncer de mama?

Los datos existentes sugieren que la mastectomía preventiva puede reducir significativamente (hasta en un 90 por ciento) la posibilidad de desarrollar cáncer de mama en las mujeres con moderado y alto riesgo. Sin embargo, nadie puede estar seguro de que este procedimiento protegerá a cada mujer de padecer cáncer de mama (sigue existiendo un 10% de pobabilidades).

El tejido mamario se encuentra ampliamente distribuido en la pared torácica, y en ocasiones se puede encontrar en la axila, por encima de la clavícula, y lo más abajo del abdomen. Debido a que es imposible para un cirujano eliminar todo el tejido mamario, el cáncer de mama todavía se puede desarrollar en la pequeña cantidad de tejido restante posterior a la cirugía (aunque el riesgo es evidentemente menor).


¿Cuáles son los posibles inconvenientes de la mastectomía preventiva?

Al igual que cualquier otra cirugía, las complicaciones como el sangrado o una infección pueden ocurrir. La mastectomía preventiva es irreversible y puede tener efectos psicológicos en una mujer debido a un cambio en la imagen corporal y la pérdida de las funciones normales de la mama. Una mujer debe discutir sus sentimientos acerca de realizarse una mastectomía, así como estudiar alternativas a la cirugía con sus proveedores de atención médica. Algunas mujeres necesitarán  obtener una segunda opinión médica para ayudar en la decisión.


¿Qué alternativas a la cirugía existen para prevenir o reducir el riesgo de cáncer de mama?

Los médicos no siempre están de acuerdo sobre la manera más eficaz de manejar la atención de las mujeres que tienen un historial familiar de cáncer de mama y / o tienen otros factores de riesgo para la enfermedad. Algunos médicos pueden aconsejar un seguimiento muy cercano (mamografías periódicas, chequeos regulares que incluyen un examen clínico de los senos realizado por un profesional de la salud y auto-exámenes mama mensuales por la paciente) para aumentar la probabilidad de detección de cáncer de mama en una etapa temprana.

Algunos médicos pueden recomendar la mastectomía preventiva, mientras que otros pueden recetar tamoxifeno o raloxifeno, dos medicamentos que han demostrado disminuir las posibilidades de contraer cáncer de mama en mujeres con alto riesgo de padecer la enfermedad.

Los médicos también pueden alentar a las mujeres con alto riesgo de padecer cáncer de mama a:

A pesar de que estas recomendaciones de cambios en el estilo de vida tienen sentido y son parte de una forma de vida saludable en general, todavía no tenemos pruebas claras y convincentes de que puedan reducir específicamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
 

¿Qué es la reconstrucción mamaria?

La reconstrucción mamaria es un procedimiento de cirugía plástica en la que se reconstruye la forma de la mama. Muchas mujeres que deciden realizarse una mastectomía preventiva también deben decidir si quieren someterse a una reconstrucción de mama, ya sea en el momento de la mastectomía o en algún momento posterior.

Antes de realizar la reconstrucción mamaria, el cirujano plástico examina cuidadosamente los senos y se analizan las opciones de reconstrucción. En un tipo de procedimiento de reconstrucción, el cirujano inserta un implante (un dispositivo similar a un balón lleno de solución salina o de silicona) debajo de la piel y los músculos del pecho. Otro procedimiento, llamado reconstrucción con colgajo de tejido, utiliza piel, grasa y músculo del abdomen de la mujer, la espalda o las nalgas para crear la forma del seno. El cirujano discutirá con el paciente las limitaciones de ejercicio o movimiento del brazo que podrían resultar de estas operaciones.

¿Qué tipo de seguimiento es necesaria después de la cirugía reconstructiva?

Las mujeres que se someten a cirugía reconstructiva son monitoreadas cuidadosamente para detectar y tratar las complicaciones, como infección, movimiento del implante, o contractura (la formación de una cáscara fibrosa o de tejido cicatricial alrededor del implante causada por la reacción del cuerpo al implante). Las mujeres con reconstrucción con colgajo de tejido puede que deseen preguntarle a su cirujano acerca de la terapia física, lo cual puede ayudarla a adaptarse a las limitaciones en la actividad y el ejercicio después de la cirugía.

Los exámenes de rutina para detectar el cáncer de mama son también parte del seguimiento postoperatorio, ya que el riesgo de cáncer no se puede eliminar completamente. Cuando las mujeres con implantes de mama se realizan mamografías, deben informar al técnico radiólogo sobre el implante. Pueden ser necesarios procedimientos especiales para mejorar la exactitud de la mamografía y así también evitar que se dañe el implante.

Sin embargo, las mujeres que han tenido una cirugía reconstructiva en ambas mamas deben preguntar a sus médicos si las mamografías siguen siendo necesarias.

Fuente
Preventive Mastectomy
Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos

Articulos relacionados: