Osteoporosis, Estilo de Vida y la Homeopatía

Dr. Roberto Alvarado Aguirre

Martina llegó al consultorio con fuertes dolores agudos y punzantes en sus músculos y articulaciones, mostraba tendencia a la deformación de las mismas. Silvia presentaba rigidez y cierto grado de anquilosis en sus vértebras cervicales con dolores que curiosamente mejoraban con el tiempo húmedo. Juana más bien se quejaba de dolor en la cintura, su columna lumbar presentaba una pequeña desviación. Marcela, mujer delgada, tenía una gran sensibilidad al tacto en toda su columna vertebral, con dolores quemantes, especialmente localizados entre las dos escápulas .

Todas ellas son mujeres que ya pasaron la menopausia y que tienen en común la presencia de osteoporosis.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es un trastorno a nivel de los huesos caracterizado por la desmineralización, y debido a una disminución de la trama proteínica de los mismos. El hueso es un órgano vivo que contiene en su interior la médula ósea, encargada, junto con otros órganos, de la producción de sangre y a su vez de alimentar el hueso mismo. Su rol de sostener toda la estructura del organismo junto con los músculos, ligamentos y tendones es fundamental.

Los huesos tienen tres importantes fases de vida:

  • La fase del desarrollo que llega hasta los 20 años
  • La fase de estabilidad que alcanza a la menopausia
  • La fase de decrecimiento que se inicia bruscamente con el descenso de los estrógenos.

La osteoporosis se inicia sin provocar síntomas inmediatos. Cuando éstos aparecen la osteoporosis está avanzada y la administración de calcio y estrógenos no es suficiente. Las pacientes, ya que la mayoría son mujeres, se ven obligadas a tomar antiinflamatorios y analgésicos que van a complicar el cuadro ya que las pacientes, en muchos casos, desarrollan gastritis, colitis y otros síntomas no deseados.

Las consecuencias más frecuentes de la osteoporosis, además del dolor, son la rigidez, las fracturas frecuentes y la deformación. La cadera -por las caídas- y el radio (localizado en los antebrazos) -por su fragilidad- son los que más se fracturan.


La homeopatía va a ser un fuerte aliado en el tratamiento de la osteoporosis. Los estrógenos homeopáticos no producen efectos secundarios, ni riesgo de cáncer como los que son químicos. También se pueden administrar otros medicamentos homeopáticos como la testosterona y la progesterona de acuerdo con el caso por tratar. A cada paciente se le recomienda un tratamiento específico, así Martina, Juana, Silvia y Marcela, necesitaron medicamentos diferentes.

Es necesario aclarar algunos conceptos sobre el desarrollo de la osteoporosis. Existe dos tipos: la llamada osteoporosis primitiva y la osteoporosis posmenopáusica. La segunda tiene íntima relación con la primera.

En los primeros 20 años de la vida se produce un aumento de la masa ósea, la mujer presenta un 20% menos de aumento que el hombre, por razones genéticas. Pero si la niña y la adolescente efectúan ejercicio físico regular e ingieren una alimentación rica en calcio, el aumento de la masa ósea es mayor, con lo cual están comenzando a prevenir la osteoporosis.

La osteoporosis primitiva es la producida por:

  • La edad, como ya lo explicamos
  • El sedentarismo
  • El tabaquismo
  • El consumo excesivo de alcohol
  • Una sensibilidad aumentada a la hormona paratiroidea .

Otros factores que favorecen la pérdida de hueso son:

  • Antecedentes familiares de osteopenia
  • Personas delgadas y de talla pequeña.
  • Una inmovilización prolongada debido a una operación o una fractura, como cuando ocurre una fractura de cadera.
  • Poco consumo de calcio y de vitamina D (o ausencia de exposición al sol)

A partir de los 40 años, tanto el hombre como la mujer pierden del 0.3 a 0.5% de masa ósea por año (osteopenia fisiológica). Después de la menopausia las mujeres aceleran -por la disminución de los estrógenos- la pérdida de hueso, que alcanza de 1 a 2% de pérdida por año (algunas llegan a 3%). El examen llamado densitometría ósea permite hacer el cálculo de esa pérdida.

No obstante, como hemos señalado, la osteoporosis posmenopáusica no es sino una causa más de la pérdida de la masa ósea.

La osteoporosis y la menopausia

"Siempre nos han dicho: La osteoporosis relacionada con la menopausia, es debido a disminución de estrógenos; sin embargo, es la deficiencia de progesterona la que está más implicada". Dr. John R. Lee

Ya señalé las múltiples causas de la osteoporosis. Entre ellas tenemos la disminución de estrógenos al llegar a la menopausia. No obstante, en estudios efectuados en 66 mujeres premenopáusicas en edades entre los 21 y 41 años quienes practicaban el maratón como deporte, se encontró que no había una correlación entre la pérdida de hueso y los niveles de estrógenos y sí existía esa correlación con los niveles de progesterona.

Cuando los estrógenos disminuyen al llegar a la menopausia si las mujeres tienen baja progesterona y alimentación inadecuada, la osteoporosis se acelera mucho más que en las mujeres que tienen buenos niveles de progesterona. Esta es la razón por la cual sólo del 15 al 33 % de las mujeres posmenopáusicas presentan osteoporosis sintomática y no la totalidad de ellas. Quisiera subrayar, si la disminución de estrógenos fuera la causa principal de la osteoporosis, todas las mujeres presentarían osteoporosis después de la menopausia, pero eso no es así.

Más aún, mujeres vegetarianas que consumen alimentos con poco contenido de estrógenos, tienen tendencia a presentar una buena masa ósea.

La progesterona es la hormona que hace posible que la ovulación se presente mensualmente pero también es la responsable de estimular la formación de huesos activando los osteoblastos y favoreciendo la mineralización del mismo.

Las terapias basadas en estrógenos que recomienda la medicina convencional ayudan al mantenimiento de la masa ósea, pero aumentan los riesgos de producir cáncer. Además, no contemplan el suministro de progesterona necesaria para la construcción del hueso que se está produciendo constantemente.

La medicina homeopática contempla tratamientos que no tienen el riesgo de producir cáncer y ayudan al mantenimiento y la producción de masa ósea. Además van a disminuir otros síntomas de la menopausia como los calores, la irritabilidad, cambios de carácter, tristeza y depresión, sequedad vaginal, disminución del apetito sexual, etc.

Aunque muchas mujeres compartan alguno de los medicamentos homeopáticos, van a requerir otros que son específicos para cada una, ya que dependerá de las características particulares de los síntomas, de la constitución homeopática y de la personalidad homeopática . Estas dos últimas obedecen tanto a las características físicas como mentales y emocionales de la persona.

Finalmente algunas hierbas pueden ayudar también a suministrar tanto estrógenos como progesterona naturales.

Los síntomas

El dolor que se vuelve crónico - intermitente o permanente- es el síntoma más frecuenten de la osteoporosis; la fractura es el más grave. Entre los dos se encuentran la dificultad para mover partes de su cuerpo, especialmente la columna vertebral. Cuando ha habido fracturas pueden quedar deformaciones de la columna que llegan a producir una pérdida importante de la estatura.

Los huesos más afectados son:

  • Las vértebras, especialmente de la región dorsal y lumbar
  • El radio en su parte más próxima a la muñeca
  • La pelvis.
  • La mandíbula

Las tres primeras de la lista constituyen los huesos que más se fracturan.

Si se presiona suavemente la columna vertebral se produce un dolor generalmente intenso. El dolor de la osteoporosis avanzada aparece bruscamente y con gran fuerza y se produce o se agrava al caminar, con el movimiento o simplemente estando de pie; mejora con el reposo. Al inicio de la enfermedad puede ser de carácter leve y esporádico, pero ahí es un buen momento para consultar al médico, si no se ha hecho en forma preventiva con la llegada de la menopausia.

Recordemos que los síntomas pueden comenzar de 5 a 10 años después del inicio de la osteoporosis. Por eso es que dos medidas preventivas eficaces y que también sirven de tratamiento, son el ejercicio físico regular y sistemático y, cuando se trata de la menopausia como causa, de un adecuado tratamiento con hormonas homeopáticas, además de una alimentación adecuada. Este tratamiento debe estar siempre acompañado de un tratamiento de fondo que dependerá de cada paciente.


En Estados Unidos el 33% de las mujeres posmenopáusicas y en Francia el 15% padecen de osteoporosis sintomática. En Estados Unidos el riesgo de presentar osteoporosis es mayor que el de padecer de cáncer de seno, de ovario y de útero; y constituye la cuarta causa de muerte entre las mujeres. En el hombre, el riesgo de osteoporosis se incrementa importantemente después de los 70 años.

La prevención

Cuando aparecen los síntomas de la osteoporosis, mencionamos que ésta se ha iniciado cinco a diez años antes, por tanto, aunque se pueden revertir algunos de los síntomas y algo de la osteoporosis con tratamiento de estrógenos artificiales o con estrógenos naturales homeopáticos, es mejor "prevenir antes que lamentar".


Anotábamos también que las medidas preventivas y los cambios de hábitos de vida y de alimentación son fundamentales. El ejercicio físico regular es indispensable tanto como medida preventiva como curativa.


Algunas de las medidas preventivas son indicadas también como terapia, es decir cuando la osteoporosis ya está instaurada.

Medidas preventivas:

  • Ejercicio físico regular
  • Si es una mujer menopáusica o posmenopáusica, la medicación homeopática de estrógenos y progesterona naturales y tratamiento complementario, según cada paciente.
  • Consumo adecuado de Calcio, Magnesio y vitamina D natural,
  • Asolearse por 20 minutos los brazos y las piernas.
  • Suspender el tabaco.
  • Consumir muy poco bebidas alcohólicas
  • Examen médico regular

La alimentación

¡Consuma alimentos frescos! Los alimentos procesados encabezan la lista de los favorecedores de osteoporosis como también la disminución de vitaminas y minerales en el cuerpo por la deficiencia de nutrientes.

¡Cuidado con la sal! En un estudio se comprobó que las mujeres que consumían 3.900 Mg de sal excretan 30% más calcio que las que consumen 1.600 Mg. Los productos que vienen en bolsitas: chips, platanitos, etc. contienen gran cantidad de sal, además de sustancias artificiales que le dan ese "delicioso" sabor y color, favorecedores de gastritis, alergias, asma, rinitis, colitis, etc.

¡Ojo con el café y el té!, y con otros productos que contienen cafeína. Si se consumen en exceso la cafeína aumenta la excreción del calcio del cuerpo tanto por la orina como por el sistema digestivo. Algunos estudios revelan que los bebedores de más tres tazas al día aumentan en un 82% el riesgo de osteoporosis. Las otras infusiones que también llamamos té como los de frutas, zacate de limón, manzanilla, etc. no contienen cafeína.

¡Cuidado con la cantidad de proteínas que come! Siempre se ha creído que comer más proteína es saludable, pero recordemos el refrán que dice: "Comer más de algo bueno no siempre es mejor".

El cuerpo no almacena proteína, la que ya no necesita la elimina por la orina. El problema es que en el proceso de metabolización y de eliminación de la proteína se expulsa también el amoníaco y los ácidos. El amoníaco es importante para la reabsorción del calcio por el riñón, pues si no sería fácilmente eliminado del organismo. Por otra parte, la pérdida de ácidos favorece que salga el calcio de los huesos.

Durante 20 años se estudió a 1600 mujeres vegetarianas que también consumían huevo y lácteos (lacto-ovo-vegetarianas), lo sorprendente es que estas personas perdieron sólo el 18% de su trama ósea, mientras que las que consumían todo tipo de alimento, incluyendo carne, perdieron el 35%.

Las bebidas gaseosas que contienen fósforo producen un aumento de éste en la sangre. Como el organismo debe mantener el equilibrio entre el fósforo y el calcio, se ve obligado a trasladar calcio de los huesos hacia la sangre favoreciendo la osteoporosis.

Otros elementos de la alimentación que pueden favorecer la osteoporosis son: Excesivo consumo de azúcar y uno o dos tragos diarios de bebida alcohólica.

Pero también juegan un rol muy importante en la construcción de los huesos el buen consumo de nutrientes como el ácido fólico, la vitamina k, el magnesio, el manganeso y otros. El estrés produce una mayor utilización de algunos de éstos, descendiendo su nivel en la sangre y en los tejidos y favoreciendo -de manera indirecta- la osteoporosis.

El ejercicio físico

Nos referiremos a una de las mejores acciones preventivas y de tratamiento que mejoran la osteoporosis: el ejercicio físico.

"Lo que no se usa se atrofia", dice el refrán y eso mismo ocurre con nuestros huesos. El sedentarismo que reina en nuestra sociedad está matando gente, junto con el estrés y la pésima alimentación. Como me decía un taxista: "antes, para llamar por teléfono debía caminar al teléfono público, ahora lo hago desde mi celular sentado en el sillón".

La prevención comienza desde niño, amando las actividades deportivas y sintiendo que nos hace bien, especialmente en las mujeres donde la propensión a la osteoporosis es mayor que en los hombres.

Si la niña y la adolescente efectúan ejercicio físico regular e ingieren una alimentación rica en calcio, el aumento de la masa ósea es mayor, con lo cual están comenzando a prevenir la osteoporosis. Aplíquese igual concepto para las personas delgadas pues sus huesos son más frágiles.

¿Qué tipo de ejercicios hay que realizar?

Caminar ayuda a mantener la masa ósea, pero si se quiere construir hueso, es necesario un ejercicio más vigoroso.

Se ha revelado que las mujeres que realizan caminatas vigorosas durante 50 minutos, 4 veces por semana, aumentan el 0.5% de masa ósea en su columna vertebral durante un año, mientras que el grupo control perdía el 7%.

Convertir una simple caminata en una vigorosa es, además de aumentar la velocidad de la misma, agregar movimientos de brazos y ponerse brazaletes con poco peso.

Aunque nunca se haya efectuado ejercicio alguno, aunque se haya pasado la menopausia, nunca es tarde para comenzar.

Aún en la vejez se puede iniciar una rutina deportiva y los beneficios están probados con numerosas investigaciones . No sólo se aumenta la masa ósea sino también la fuerza y el tono muscular, la elasticidad y se obtienen muchos otros beneficios para su salud física y mental.

El cuidado que se debe tener es el de realizarse - especialmente en el caso de adultos mayores - un electrocardiograma de esfuerzo para diseñar un programa adaptado a su condición física.

Una vez que se ha ejercitado durante algunas semanas o meses, es conveniente agregar otros ejercicios que incluyan un poco de peso o con máquinas. Insisto: todo debe ser adaptado a su condición física y para ello un profesional en educación física debe hacerle un programa para usted. ¡No haga lo que le enseñaron a su amiga (o)!

El ejercicio se aumentará paulatinamente tanto en intensidad, frecuencia, variedad y peso o resistencia. La velocidad que se aumente dependerá de la adaptabilidad que tenga su cuerpo a los ejercicios. Nunca se debe sentir dolor ni durante ni después del ejercicio. Si eso ocurre algo está mal hecho.

Bibliografía

  1. J.R.Lee, MD. "Significance o Molecular Configuration specificity: The Case of Progesterone and Ospeoporosis". Towsend Letter for Doctors 119 (Junio 1993), 558-562
  2. D.P.Kiel et al. "Caffeine and the risks of hip fracture: the Framingham Study." American Journal of Epidemiology. 132:4 (octubre, 1990), 675-678
  3. L.A.Pruitt et al. "Weight-Training effects on bone mineral densitiy in early postmenopausal women". Journal of bone and mineral research 7: 2 (febrero 1992, 179-185.

Dr. Roberto Alvarado Aguirre
Médico y Psicólogo
Master en Homeopatía (niños y adultos) Univ. de París
Master en Desarrollo del Niño. Univ. de París.
Especialista en Terapia Neural, Pediatría e Hipnosis Clínica.
Sanación con Poliedros
Teléfonos (506) 234-5587, (506) 245-4086
robertoalvaradoaguirre@yahoo.com


Más Información sobre Medicina Alternativa ...



Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico