El Síndrome Premenstrual y la Homeopatía

Dr. Roberto Alvarado Aguirre

Carmina(*) llegó al consultorio con un hastío insoportable.

- "Cada vez que me va a venir la menstruación me pongo de un carácter que ni yo misma me aguanto", me dijo con una mueca de irritabilidad. - "Mi esposo está a punto de separarse de mí, y ya no sé que hacer".

- "A mí me ocurre, cuando me comienza la menstruación, una tristeza profunda", me dijo Graciela, otra paciente. - "No quiero salir de la casa, no quiero ver a nadie, no quiero ni que me hablen", agregó fastidiada.

- Clarissa me dijo: "Antes y durante mi menstruación me pongo un poco sensible, un poco contrariada, algunas palabras que me dicen me molestan; no es mucho pero una amiga me contó que la homeopatía le había ayudado".


La mujer es como el ciclo de la luna, unas veces reluciente y brillante, muestra su belleza y nos enamoramos. Su melodía nos embriaga. En otros momentos pierde su luz y su resplandor. Para la sabiduría china, la mujer es más yin que yang. El Yin es lo sensible, lo conservador, lo contractivo. Es la tierra, es la luna, es la noche. Es el interior, es el frío, es la humedad, es el invierno. Todos llevamos un yin y un yang, uno más fuerte que el otro. Y nos complementamos con el que menos tenemos.
La mujer tiene un ciclo como lo tiene la luna, de 28 días. Su cambio hormonal la hace girar en diferentes momentos, emociones y reacciones. Es necesario comprenderlo para convivir mejor. Pero la homeopatía puede ayudar a pasar mejor las cosas.
Definición:
Aunque la Medicina Homeopática viene describiendo los síntomas de este síndrome desde hace doscientos años, no es sino recientemente que la Medicina Convencional la define como un síndrome. Así, esta última refiere como Síndrome Premenstrual al conjunto de síntomas físicos, emocionales y conductuales que empiezan después de la ovulación de manera lenta y sutil y van aumentando hasta llegar a los días premenstruales a su punto máximo. Generalmente desaparecen con la llegada de la menstruación, pero otras continuarán durante el sangrado. Otro grupo, sólo tendrá los síntomas cuando se inicia la menstruación. Esto es muy importante observarlo para dar un tratamiento homeopático adecuado ya que los medicamentos variarán según pertenezcan a uno de los tres siguientes grupos:

  • Síntomas premenstruales que terminan con el inicio del sangrado
  • Síntomas premenstruales que continúan después del sangrado.
  • Síntomas sólo durante el sangrado.

El 10% de las mujeres tendrán síntomas intensos. El resto variará entre leve y moderado. Es importante considerar también, cuánto afecta el estado anímico y las relaciones sociales y familiares.
Síntomas:

En los días antes de presentarse la menstruación o durante la misma o en ambos momentos, la mujer puede experimentar diversos síntomas como: fatiga, insomnio, somnolencia, propensión a infecciones, retención de líquidos con edema en las piernas, dolor en la zona de los ovarios, en la región lumbar o abdominal, etc. Pero son los cambios del estado de ánimo y carácter que producen, junto con el dolor menstrual, las mayores molestias. Estos consisten en irritabilidad y cólera frecuentes, tristeza y desánimo, disminución de la concentración, retraimiento. En las mujeres que presentan ciertas conductas obsesivas, meticulosas, depresivas, coléricas, etc., se pueden exacerbar en este período. Estas modificaciones en la psique y comportamiento de la persona le genera conflictos familiares, laborales y sociales en general, que pueden llevar hasta el divorcio en unos casos o al abandono del trabajo o desencadenar un despido.

En un estudio realizado en México, en parejas que tenían 5 a 19 años de estar casadas, a los cuales se les pasó un cuestionario antes y después de la menstruación durante dos ciclos regulares, se demostró que las que presentaban el síndrome premenstrual acusaban tanto ellas como sus parejas, un deterioro de todos los aspectos de la comunicación interconyugal, en la fase premenstrual. Las mujeres sin el diagnóstico de síndrome premenstrual también observaron aspectos sutiles que influyeron en algunos aspectos emocionales y relacionales en esa parte del período.

El 10 % de las mujeres presentan los síntomas severos, el 40% presentarán una intensidad de leve a moderada. Este porcentaje es tan importante que en uno de los hospitales de París, se abrió, desde hace algunos años, una consulta exclusivamente para las mujeres que lo padecen. En Inglaterra esta consulta se inició años antes.

El número de casos aumenta con la edad y se agrava con el estrés y otros estados afectivos que presenta la paciente. Afecta también la fuerza laboral

La Medicina convencional no ofrece ningún tratamiento certero y exento de efectos secundarios para este problema. Por el contrario la Homeopatía tiene una gran variedad de medicamentos naturales que tendrán un buen a excelente resultado en la mayoría de los casos.

Causas:

Muchas teorías se han formulado sobre las causas de este síndrome. Se ha postulado que se trata de un problema de desequilibrio estrógeno-progesterona, pero existen diferentes interpretaciones. Lo que sí se ha demostrado es el aumento de la permeabilidad capilar, lo que hace que pase más líquido de las células a los tejidos extracelulares formando la hinchazón llamada edema en medicina. Este edema es aparentemente, la causa de:

  • Aumento del volumen y dolor de los senos (lo presentan el 42% de mujeres con síndrome menstrual);
  • Edema en el abdomen inferior que produce: dolor abdominal (39%), dolor lumbar (39%) y dolor de ovarios (33%).
  • Edema cerebral produciendo dolor de cabeza (en el 22%), cambios de humor, irritabilidad y agresividad (en el 47%), crisis de llanto y depresión (23%), ansiedad, nerviosidad, insomnio (23%) y otros: celos, torpeza motora, disminución de la concentración y de la memoria, trastornos del apetito y del deseo sexual.
  • Edema en las piernas (24%)
  • Cansancio (33%)
  • Aumento de medio a 3 kilos (30%)
  • Otros: aumento de las várices, hemorroides, etc.

La medicina convencional ha ido encontrando en numerosas investigaciones las relaciones que tienen los sistemas hormonal, inmunológico y neurológico con la psique de la persona, en las dos vías. Así un problema emocional puede provocar un desorden en uno o más de los sistemas mencionados y viceversa, un trastorno en alguno de ellos puede afectar a los otros y a la psique. En la Medicina Holística donde se considera al humano como un ser integral se ha conceptualizado de esa manera, lo que nos permite tener un abordaje, valga la redundancia, más integral.

Por ello, si el caso de síndrome premenstrual es severo, será necesario hacer exámenes hormonales para descartar si existe un trastorno a nivel de ovarios, de hipófisis, de tiroides, etc. En la mayoría de mujeres con este síndrome, los resultados de estos exámenes serán normales.

Lo que sí he observado en la consulta con mis pacientes, es la agravación o aparición de los síntomas del síndrome premenstrual con situaciones emocionales. Es bien conocido por las mujeres cómo se trastorna la menstruación cuando tienen un viaje al exterior o cuando se le ha muerto un familiar querido o se van a casar, o por una separación, entre otros.

Carolina de 28 años de edad (se cambió el nombre para proteger la identidad), llegó al consultorio porque tenía 8 meses de no presentar menstruación alguna. Todo comenzó cuando su pareja la dejó. Haciéndole hipnosis descubrió que la relación de sus padres fue muy tormentosa, llena de conflictos y frustraciones para la madre. Carolina desde muy niña lo vivió siempre con el temor que papá se fuera o no volviera, al mismo tiempo de resentirle desde lo más profundo de su ser la desgracia que estaba viviendo su madre y ella. El rechazo a los hombres y a la sexualidad se desencadenó con el abandono de su pareja, rechazo que ya estaba en las profundidades de su inconsciente. Con la ayuda de la hipnosis y de la homeopatía, Carolina pudo rehacer su vida y recuperar su menstruación y su deseo sexual.

Medicamentos homeopáticos:

Pueden existir unos 50 medicamentos homeopáticos que alivian el síndrome premenstrual.

A manera de ejemplo, citaré algunas características de cuatro medicamentos homeopáticos que pueden disminuir o suprimir los síntomas en estas pacientes.

Es importante insistir que en Homeopatía nos guiamos no solamente por los síntomas sino también por lo que se llama la PERSONALIDAD HOMEOPÁTICA, que la encontramos al analizar diferentes aspectos del paciente como: su temperamento, reacciones al frío, al calor, al nivel del mar, en la montaña, en las estaciones, a las contrariedades, frustraciones, soledad, compañía, etc. Son también importantes los alimentos que prefiere, los que detesta y los que le caen mal, de cómo es su sueño, su sexualidad, las relaciones interpersonales, etc. Los aspectos mentales y emocionales son los más importantes para determinar la personalidad homeopática, seguido de los aspectos generales del paciente.

Natrum muriaticum: es uno de los principales medicamentos usados en este síndrome, especialmente para las que padecen de retención de líquidos que le originan variados síntomas como dolor mamario, aumento de peso, problemas digestivos, celulitis, dolor de cabeza, etc. Un flujo vaginal transparente y mucoso que puede ser abundante con o sin sequedad de la vagina es característico. La mujer se siente cansada y puede tener torceduras del tobillo, en este período premenstrual. Es frecuente la ansiedad, la irritabilidad y la depresión.

Sepia: excelente medicamento femenino, especialmente en aquellas que presentan menstruaciones poco abundantes e irregulares. Al igual que natrum presenta síntomas de retención de líquidos que hay que distinguir. En el período premenstrual puede aparecer o agravarse las hemorroides, el acné, el asma, las várices, el herpes labial o genital, el eczema y calores que se asemejan a los de la menopausia pero mucho menos intensos. Puede haber flujo vaginal amarillo o blanco irritante que acompaña a la frigidez. Emocionalmente son personas que se agravan si las consuelan. En este período premenstrual son más pesimistas, tristes y con gran desinterés por el trabajo, por la familia y por las labores de la casa que contrastan con la hiperactividad que presentan en otros momentos del período.

Lachesis: se distingue de los medicamentos anteriores porque los síntomas desaparecen el día que baja la menstruación. En los otros puede continuar aún por uno o más días. La mujer se vuelve más locuaz y sensible alternando con depresión y silencios. Sus celos, desconfianza y pesadillas la delatan.

Pulsatilla: se asemeja en algunas cosas a los anteriores y se distingue porque le fascina los dulces, aunque la ponen peor. Igualmente se agrava con el consumo de comidas grasosas. Aumenta su deseo sexual a pesar de temer al sexo opuesto. Y tienen un humor extremadamente cambiante pasando de la risa a las lágrimas fácilmente; mejoran si la consuelan, presenta ansiedad y a veces depresión.

(*) Los casos son reales pero los nombres son ficticios.

Si desea leer más artículos sobre el tema de la Menstruación le recomendamos visitar las siguientes direcciones:

Fuente
Dr. Roberto Alvarado Aguirre

Médico y Psicólogo
Master en Homeopatía (niños y adultos) Univ. de París
Master en Desarrollo del Niño. Univ. de París.
Especialista en Terapia Neural, Pediatría e Hipnosis Clínica.
Sanación con Poliedros
Teléfonos (506) 234-5587, (506)245-4086
San José, Costa Rica
robertoalvaradoaguirre@yahoo.com

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico