Denuncie el Acoso Cibernético


Cuando el ciberacoso ocurre, es importante documentar y reportar el incidente para que pueda ser investigado.

Pasos a tomar inmediatamente

  • No responda y no reenvié los mensajes de ciberacoso.
  • Conserve la evidencia del acoso cibernético. Anote las fechas, horarios y descripciones de las ocasiones en las que el acoso cibernético se ha producido. Guarde e imprima imágenes, correos electrónicos y mensajes de texto. Utilice esta prueba para reportar el acoso cibernético a los proveedores de Internet y servicios de telefonía celular.
  • Debe bloquear a la persona que comete el acoso cibernético.

Informe el acoso cibernético a los proveedores de servicios en línea

El acoso cibernético a menudo viola los términos de servicio establecidos por las redes sociales y los proveedores de servicios de Internet.

  • Revise los términos y condiciones, además las secciones de derechos y responsabilidades de los usuarios. Estas describen el contenido que es o no es adecuado en el sitio.
  • Visite los centros de seguridad de medios sociales para aprender a bloquear a los usuarios y cambiar la configuración para controlar quién puede comunicarse con usted.
  • Informe el acoso cibernético al sitio de redes sociales para que puedan tomar medidas contra los usuarios que abusan de las condiciones del servicio.

Informe el ciberacoso a la policía

Cuando el acoso cibernético implica las siguientes actividades se considera un delito y debe ser reportado a las autoridades:

  • Amenazas de violencia
  • La pornografía infantil o enviar mensajes sexualmente explícitos o fotos
  • Tomar una foto o un vídeo de una persona en un lugar donde él o ella podría esperar privacidad (ejemplo un servicio sanitario o vestidor)
  • El acoso y los delitos motivados por el odio, xenofobia o racismo

Algunos estados consideran otras formas de acoso cibernético como un crimen.

Consulte las leyes de su estado y aplicación de la ley para obtener orientación adicional.

Informe los casos de ciberacoso a las escuelas

  • El ciberacoso puede crear un entorno disruptivo en la escuela y también suele acompañarse con el acoso en persona. La escuela puede utilizar la información para ayudar a prevenir y  para crear estrategias de respuesta.
  • En muchos estados y países, las escuelas están obligadas a abordar el acoso cibernéticoen su política anti-acoso. Algunas leyes estatales también cubren el comportamiento fuera de las instalaciones escolares que puede crear posteriormente un ambiente escolar hostil.

Artículos relacionados:

.



​Actualizado: 23 de Octubre, 2018