Anuncios

Pruebas de Carga Viral del VIH/SIDA

Página 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Los tres tipos principales de pruebas de carga viral que se están utilizando en la actualidad son Q-PCR, bDNA y NASBA. La Q-PCR (sigla en inglés para reacción cuantitativa en cadena de la polimerasa) conocida comercialmente como Amplicor HIV-1 Monitor Test, es fabricada por Roche Molecular Systems.

Anuncios

La bDNA (sigla en inglés para prueba de ADN ramificado o Quantiplex) es fabricada por Bayer, y la NASB (sigla en inglés para amplificación de secuencias del ácido nucleico) es fabricada por Organon Teknika.

Estas pruebas se llevan a cabo tomando una muestra de sangre y haciendo múltiples copias del virus presente en esa muestra. Por medio de un proceso matemático, se puede estimar el número de partículas virales que están presentes en la muestra.

Los diferentes tipos de pruebas son adecuados para las diferentes etapas de la enfermedad. La Q-PCR es la más sensible y puede detectar niveles muy bajos del virus en la sangre, pero la prueba bDNA ha demostrado ser la más exacta en cuantificar niveles altos del virus.

Cada prueba tiene un cierto nivel de error, y en algunos casos puede llegar hasta el 20%. Además, cada prueba requiere una cantidad diferente de sangre: la bDNA utiliza 2 ml (cerca de media cucharadita) mientras que la NASBA y la Q-PCR requieren sólo entre 100 y 200 microlitros, respectivamente (mucho menos).

Esto puede ser importante para las personas que se hacen otras pruebas que requieren grandes cantidades de sangre. Además, la Q-PCR en promedio da niveles de carga viral el doble de altos que la bDNA; por esto, es importante utilizar el mismo laboratorio y tipo de prueba cada vez, para detectar en forma exacta cualquier cambio en la carga viral.

Anuncios

En la actualidad se están estudiando nuevas versiones de estas pruebas, y cada "generación" de las pruebas ofrece una mayor sensibilidad y exactitud. Roche ha desarrollado una nueva prueba ultrasensible que detectará 50 copias del ARN del VIH, lo que permitirá saber en forma temprana si una terapia está teniendo éxito. Igualmente, Bayer está desarrollando una segunda y tercera generación de la prueba bDNA que detectarán 500 y 50 copias, respectivamente, y Organon Teknika tiene una segunda generación de su prueba, la cual detectará hasta 400 copias del virus.

Anuncios

La carga viral, el avance de la enfermedad y la terapia contra el VIH


Existe una correlación entre el aumento de las cargas virales, la disminución de los recuentos de células CD4+, la rapidez de estos descensos y la aceleración del avance de la enfermedad. La carga viral parece ser un buen indicador de pronóstico de los resultados a largo plazo respecto al avance de la enfermedad y la muerte.

Se ha demostrado que, en las personas que tienen cargas virales por encima de 100,000, la probabilidad de desarrollar el SIDA en los próximos cinco años es diez veces mayor que en las que tienen cargas virales menores. En las personas que mantienen sus cargas virales constantes por debajo de 10,000, el riesgo de avance de la enfermedad parece ser menor.

Las pruebas de la carga viral pueden informar rápidamente a los investigadores, médicos y pacientes sobre la eficacia de un medicamento y el momento en que deja de surtir efecto, facilitando enormemente la toma de decisiones sobre el tratamiento. Ya sea en el momento de iniciar, cambiar o agregar un medicamento contra el VIH, se ha demostrado que las cargas virales disminuyen en respuesta a los nuevos ataques contra el virus.

La ausencia de un cambio significativo en la carga viral indica que el régimen particular de medicamentos probablemente no está funcionando. Gracias a esta prueba, las personas portadoras del VIH pueden tomar decisiones más rápidas sobre el efecto de sus tratamientos. (Nota: las personas cuya enfermedad está en etapa más avanzada—es decir, tienen recuentos de células CD4+ inferiores a 50—pueden tardar más en disminuir su carga viral después de iniciar un nuevo régimen.)

Anuncios

En un estudio se demostró que la eficacia de la terapia para reducir el riesgo de avance de la enfermedad depende de la magnitud de la reducción y no de los niveles de referencia del VIH. Por ejemplo, una reducción de una unidad logarítmica desde 150,000 copias de ARN del VIH a 15,000 copias disminuye el riesgo relativo de avance de la enfermedad en la misma medida que una reducción de una unidad logarítmica de 50,000 a 5,000 copias.

El aumento de las cargas virales puede indicar que la persona se está volviendo resistente al medicamento. Los investigadores esperan que los cambios en la carga viral sean capaces de advertir oportunamente del inminente fracaso del medicamento, antes de que la persona sufra una grave disminución de los recuentos de células CD4+ y un fuerte avance de la enfermedad.

En resultados recientes se sugiere que un regreso rápido a los niveles de ARN del VIH previos a la terapia (en los seis meses subsiguientes al comienzo de la terapia) puede estar asociado con un mayor riesgo de avance de la enfermedad y el posible fracaso del medicamento. Analizados conjuntamente, estos factores pueden ofrecer un mejor método para saber cuándo hay que empezar o cambiar de terapia, en comparación con el método anterior que sólo se basaba en los niveles de CD4+.

Carga viral en el plasma y otros depósitos del VIH


Ya que la carga viral se mide únicamente en la sangre, es importante saber si, a medida que se reducen los niveles del VIH en la sangre, también están disminuyendo en otras partes del cuerpo. Unos cuantos estudios recientes muestran que las cargas virales sanguíneas guardan relación con la carga viral en el semen, las secreciones vaginales y los tejidos linfáticos.

Conforme disminuye la carga viral en la sangre, parecería que también se reduce en estas otras áreas menos asequibles del organismo. Las investigaciones futuras deben concentrarse en la correlación existente entre la carga viral plasmática y los niveles del VIH en el cerebro y la médula ósea.

Cómo interpretar los resultados?


Los resultados de las pruebas de carga viral pueden ser difíciles de comprender. A continuación se proporcionan algunas pautas generales, que probablemente cambiarán conforme se lleven a cabo otras investigaciones y se desarrollen nuevas pruebas.

Como sucede con los recuentos de células CD4+, lo que más importa es la tendencia de los niveles de ARN del VIH, y no los resultados individuales de una prueba. Tanto la magnitud como la duración del descenso son importantes a la hora de evaluar el éxito de determinada terapia.

Las personas con cargas virales por debajo del límite de detección deben recordar que indetectable no significa que el virus se haya erradicado, sino que está presente a niveles por debajo de la sensibilidad de la prueba. Aunque las cargas virales en el plasma no se puedan detectar, hasta la fecha no se sabe si el virus está presente en otras partes menos asequibles del cuerpo, como los tejidos linfáticos y el cerebro.

Sin embargo, los datos recientes indican que podría existir una correlación entre las cargas virales plasmática y las presentes en otras partes del organismo. Estas pautas se van clarificando y modificando a medida que los médicos y los investigadores aprenden más sobre el valor predictivo de las pruebas de carga viral.

 

Pautas para Interpretar las Pruebas de Carga Viral

  • Una carga viral baja, estable y en vías de disminución es algo positivo; un resultado alto o un aumento del nivel requiere la atención del médico, ya que ambos pueden ser señal de que el tratamiento ha fracasado.
  • Generalmente, una carga viral inferior a 10,000 copias/ml se considera "baja".
  • Generalmente, una carga viral superior a 100,000 copias/ml se considera "alta".
     

Anuncios

El cambio mínimo confiable en las mediciones es una variación de tres veces (0.5 unidad logarítmica); esto significa un valor tres veces mayor o menor que el resultado de prueba más reciente. Por consiguiente, un descenso de 20,000 a 10,000 (o sea, de dos veces) no se consideraría ni confiable ni significativo, aunque la reproducibilidad de los resultados de las pruebas validaría el resultado. 

Una disminución de menor magnitud podría deberse simplemente a errores de la prueba, la presencia de otras infecciones o cambios biológicos normales.

Un descenso de diez veces en la carga viral de una persona que tiene 1 millón de copias del virus es tan importante como un descenso de diez veces en una persona que tiene sólo 10,000 ó 100,000 copias.

Continuar leyendo aqui ¿Qué factores afectan los resultados? 

Artículos relacionados:

<< Anterior

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Siguiente >>

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 12 de Septiembre, 2018

Anuncios